One Child Nation (2019), de Zhang Lynn y Nanfu Wang – Crítica

 

Por Jaime Fa de Lucas.

Documental sobre la política de hijo único en China con dos partes claramente diferenciadas: una primera mitad interesante, informativa e incluso emotiva –especialmente cuando se centra en el fotógrafo y presenta unas imágenes espeluznantes de bebés abandonados– y una segunda mitad que poco a poco va perdiendo el rumbo hasta que la película se ahoga en su propia dispersión.

One Child Nation tiene buenas intenciones, pero las decisiones que toman Zhang Lynn y Nanfu Wang para desarrollar el relato son equivocadas. No tiene sentido que empiecen hablando de cómo la gente abandonaba miles de bebés y de matronas que los mataban con sus propias manos nada más salir del vientre de su madre y después se centren en varias historias personales que no tienen ninguna relevancia en comparación. La intensidad que impone la primera mitad noquea a la segunda.

Las directoras tampoco explican con precisión los sucesos, ni profundizan en la dimensión ética de los mismos. Se critica que una familia cogiera niños abandonados para venderlos y se dedica bastante tiempo a mostrar el entramado, pero no se analiza por qué eso es peor que dejarlos morir. Creo que lo correcto hubiera sido explorar de manera cuidadosa todos los ángulos posibles de lo que se plantea en la primera mitad y no entrar de forma tan directa en asuntos familiares –en los conflictos de algunas personas específicas– que acaban limitando el impacto global de la película.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.