Narración de la llovizna, de Antonio Orihuela

Por Alberto García-Teresa.

Narración de la llovizna
Antonio Orihuela

Antonio Orihuela es una de las voces más significativas de la «poesía de la conciencia crítica», esa corriente que manifiesta la presencia del conflicto social en nuestro entorno, enunciándolo desde dentro. Además, es el impulsor y coordinador de los encuentros de poetas Voces del Extremo, que superan ya la década, y ha publicado varios ensayos sobre política, Historia, literatura, arte y relaciones de dominación. Autor, por otro lado, de distintos libros de poesía experimental, incluida una extensa y documentada cronología de su historia en España, Narración de la llovizna recoge otra vertiente de su poesía, no tan combativa y tan reconocible como la que habitualmente practica.

El volumen agrupa piezas de corte intimista, cargadas de reflexión y nostalgia. Se trata de piezas breves, o muy breves, incluso de haikus (que reproducen su correspondiente impresión del paisaje canónica). Mantienen un tono pausado, a través del cual se lleva a cabo un recuento de la vida pasada («este paisaje de curvas / por el que ha transido la vida») y que, no obstante, destilan cierta desesperanza.

Por otro lado, en sus textos, el escritor traza un vínculo casi telúrico con la naturaleza (ese que puede rastrearse también en Madera de un solo árbol): «canto esta canción de fuego / para el bosque». Además, los textos poseen una notable fuerza lírica, conseguida a través de las múltiples metáforas y personificaciones que Orihuela despliega en los versos. También el poeta emplea abundantes paradojas, construidas a través de negaciones (como «¿en serio, puede venir / lo que nunca abandoné en ninguna parte?»).

Manifiesta la obra una confianza en la capacidad del lenguaje para alterar la realidad: «Las palabras pueden cerrar bocas y construir besos / incluso allí donde no los hubo, / y concluir en tormenta con aparato eléctrico / donde, en realidad, no más / que débil roce». Sin embargo, lejos de quedarse en una actitud complaciente al respecto, apuesta por una actitud de búsqueda verdaderamente abierta, repudiando el miedo: «lástima habernos detenido en las palabras / desde ellas aún es fácil encontrar / el camino de regreso».

De esta manera, el escritor se plantea plasmar también la sensación placentera de lo sencillo, de lo plácido, que supone un asidero en el combate del día a día. En esa línea, sobresalen los poemas de amor del tomo, o que versan sobre el amor. De él, se destaca su capacidad para dar sentido a la vida: «tu boca es una promesa, / aléjame este frío».

Por tanto, Antonio Orihuela logra con este poemario presentar una poesía muy sugerente, que potencia la evocación, mediante referentes cercanos; algo coherente con la atmósfera y el registro ejecutado y mantenido a lo largo de toda esta Narración de la llovizna. Una obra, así, que demuestra la versatilidad de este singular escritor.

Narración de la llovizna
Antonio Orihuela
108 páginas
2ª edición
Baile del Sol, 2009
ISBN: 978-92528-48-6

http://vocesdelextremopoesia.blogspot.com/
http://www.culturamas.es/blog/2010/06/30/antonio-orihuela-poeta-del-extremo/

(Blog de Baile del Sol)

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Narración de la llovizna, de Antonio Orihuela

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *