FLM. Día 1

 

Feria del Libro de Madrid, Día 1.


Por María Anaya


Son ya muchos años de Feria, muchos finales de mayo y principios de junio buscando sombra desesperadamente entre caseta y caseta. Feria del libro en Madrid suele ser sinónimo de calor asfixiante, botellas de agua y granizados de limón.

 

Hoy es el primer día de la edición número 70 y en este cumpleaños el cielo acompaña cubierto de nubes. El tiempo importa mucho aquí, tanto como en el campo. Los editores y libreros se transforman estos días en una suerte de agricultores que comentan las eventualidades que produce una tarde de lluvia. Los madrileños son una especie rara, incapaz a menudo de apreciar el alivio que conlleva un poco de lluvia a estas alturas de la casi desaparecida primavera.

Cartel Feria del Libro Madrid 2011, por Alberto Corazón

Para aquellos madrileños más cabales y turistas extraviados, la Feria arranca con las habituales firmas de escritores, recitados en una letanía por megafonía (bonito pareado) que los asocia a números de caseta. Una vez superado el trámite real de esta primera mañana, nos quedamos con un par de citas que se presentan esta tarde en el Retiro:

 

Daniel Nesquens, lo mejor (y más divertido) de la literatura infantil española actual


Padres y madres, no se dejen amedrentar por unas gotillas de nada y lleven a sus criaturas a la caseta 62 entre las 19h y las 21h, allí estará Daniel Nesquens firmando toda su obra. Nesquens recibió hace unos meses el premio Barco de Vapor por “Mi vecino de abajo”, además ha escrito delicias tan surrealistas como “Hasta (casi) cien bichos”, título imprescindible para todo pequeño y adulto al que se le haya caído algún tornillo de la cabeza y sea tan consciente de ello como feliz.

 

Marcos Giralt y sus cuentos de amor invertebrado

 

Otro premiado reciente, Marcos Giralt Torrente, firmará en la caseta 127 (librería Jarcha) el libro de cuentos que le dio el II Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero, también entre las 19h y las 21h. Se trata de “Cuatro cuentos de amor invertebrados”, un libro que reúne cuatro narraciones acerca de cómo el amor se vertebra o no se logra vertebrar. La narrativa breve hace cada día más amigos en nuestra lengua, esta forma de prosa va tomando prestado parte del espacio de la poesía. Los cuentos nos proponen pequeñas píldoras redondeadas, con un sabor que se nos queda debajo de la lengua y con la libertad de abandonar el resto de historias para otro momento.

 

No se dejen amedrentar por el agua y acérquense al Retiro, que la tarde es joven y la Feria también.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *