Peter Sekaer: testimonios visuales

Por Patricia Dusmet

Signs of Life: Photographs by Peter Sekaer

International Center of Photography, Nueva York

Hasta el 8 de enero de 2012

 

El Centro Internacional de fotografía de Nueva York en su dedicación por explorar las posibilidades del medio fotográfico en sus distintas manifestaciones, ya se trate de muestras de carácter histórico o de la presentación de trabajos contemporáneos. Nos trae la muestra basada en las fotografías tomadas por el danés Peter Sekaer (1901-1950) como parte del proyecto lanzado por el gobierno americano con el fin de testimoniar la Gran Depresión Americana de los años 30 y 40.

 

Concretamente nos encontramos en esta muestra con la presentación de 80 fotografías documentales de Peter Sekaer realizadas entre 1934 y 1945. Sekaer, que emigró a los Estados Unidos en 1918 en busca de libertad y oportunidades, pronto destacó en su faceta de pintor. Esto último le condujo a tomar clases en la prestigiosa Art Student’s League. Sin embargo su relación con Walker Evans marcaría su devoción por la fotografía así como su involucración en distintos proyectos documentales tanto museísticos como federales. Las imágenes que aquí se presentan se centran fundamentalmente en el estado sureño de Loussiana, especialmente en la ciudad de Nueva Orleans, pero también muestran atención a algunas ciudades de predominio industrial como Chicago, Pittsburg o Nueva York.

 

En las fotografías del ICP, Peter Sekaer nos deleita con una ponderada combinación entre expresión artística y compromiso social a través de sus instantáneas de retratos individuales o de grupo, así como de edificios abandonados por la poca actividad comercial que desarrollan reconocida ésta a través de los rótulos que sus fachadas exhiben. Sin embargo lejos de regocijarse en la miseria de las viviendas o en remarcar las humildes condiciones de vida de muchos de sus habitantes, Peter Sekaer se esmera en captar los signos de vida a través del espíritu de la renovación del pueblo americano por medio de la captación de la esperanza en la mirada de sus retratados o de la entrega de los mismos en sus tareas cotidianas o de entretenimiento. Y es que como una vez afirmara el mismísimo Peter Sekaer, “la fotografía inteligentemente producida puede ser más que un apéndice a la presentación de actos e ideas. Ésta puede ser su completa interpretación”. Así, consciente de que cada elemento de la composición es importante para la obtención de un mayor entendimiento de la imagen, el artista nos guía con su visión artística y humana por las viviendas de protección oficial subvencionadas por la USHA (United States Housing Authority). Éstas ofrecen en algunos casos un notable contraste con las mansiones privadas que se contemplan en la lejanía, o con las contadas visiones industriales que tanto distan de la América profunda y su componente rural. Sekaer, no se olvida de la presencia de la cultura Navajo y de los pueblos indígenas, que encuentran una pequeña representación en esta muestra.

 

Sin embargo no son sólo instantáneas de otra América lejana a nuestra perspectiva actual lo que se nos presenta, sino una serie de curiosos objetos que nos hablan de Peter Sekaer en su faceta más humana, ya sea como miembro de una familia o como una persona con inquietudes y motivaciones. De este modo nos encontramos con fotografías cotidianas del artista con sus padres y su hija. Aunque los documentos más interesantes se reservan para el final donde una vitrina acoge una interesante correspondencia personal. En la primera se le comunica a Sekaer que tres de sus fotografías han sido premiadas con la cantidad de veinticinco dólares cada una en el concurso “Image of Freedom”. Mientras que en la segunda, se solicita al artista una de sus fotografías junto una mayor explicación del método empleado en la misma para que sirva como apoyo a un artículo publicado por Arthur Rothstein sobre este curioso método de creación de una acción espontánea: lanzamiento de peniques para interceptar la acción deseada. En esta imagen podemos apreciar en un primer plano seis niños moviéndose en un intento por alcanzar algo del suelo, ahora conocemos la historia de la instantánea, los niños recogen los peniques que el Peter Sekaer lanzó en su deseo de crear acción. Una muestra más del talento artístico de Sekaer humanizado con su cámara.

 

Más información

 

http://www.icp.org/museum/exhibitions/signs-life-photographs-peter-sekaer

 

http://www.icp.org/sites/default/files/exhibition_pdfs/icp_petersekaer_press.pdf

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.