El árbol, el fruto y la cocina – El cerezo y las cerezas

Categoría: Ocio | y tagged con | |

Por Linneo

EL ÁRBOL   

Pertenece a la familia de las “rosáceas”. Bajo el término cerezo se distinguen dos árboles: el cerezo silvestre (Prunus avium L. o Prunus cerasus L.) y el cerezo ácido, también conocido como “guindo”.

El cerezo silvestre crece en los bosques, junto a los robles, hayas y castaños. Es un árbol caducifolio que vive muchos años y muy vigoroso y que puede llegar a los 30 metros de altura, con un tronco recto y cilíndrico. Las flores son hermafroditas y muy abundantes, empiezan a florecer a mediados de marzo y es un espectáculo ver los cerezos floridos. Se dice que es la nieve de la primavera. Desde siempre el hombre ha esperado con ansia la llegada de las cerezas. Por su dulzor (los pájaros también), por sus cualidades nutritivas y por su aspecto. Si bonito es ver un cerezo florido, verlo con los frutos maduros es un auténtico espectáculo (floración en el Jerte, por ejemplo).

En España se da principalmente en la mitad norte; pero cultivado también por el sur. Las provincias mas productoras de cerezas son: Cáceres, Zaragoza, Castellón, Barcelona, Navarra, Granada, Burgos, Alicante, Salamanca, etc.

Como ya hemos dicho, además de ser silvestre es un árbol de cultivo lo que permite frutos mas gruesos y suculentos. Muchos de los cerezos cultivados se han injertado en patrones de cerezos silvestres.

También es un árbol ornamental y está muy presente en los jardines de los palacios, en los huertos de muchas personas y en muchas calles y parques.

La madera de cerezo es muy apreciada para la construcción de muebles y artesanía (he trabajado algunos años construyendo muebles). Muy agradable para trabajar con ella, se tornea muy bien y se cepilla y pule notablemente bien. Es una madera muy apreciada en ebanistería, guitarrería y escultura. Es una madera cara.

EL FRUTO

La cereza es el fruto del cerezo. Es una drupa con un solo hueso. Hombres y pájaros esperan impacientes la llegada de las cerezas, es la señal de que el verano está cerca. Es la primera fruta del verano. Las ramas cargadas de cerezas maduras son la señal de que los fríos invernales se han retirado y dan paso al caluroso verano y su abundancia de frutos. La recolección de las cerezas tiene una duración normal de 12-15 semanas. Se inicia por lo regular a finales del mes de abril y se prolonga hasta principios de agosto en las explotaciones situadas a mayor altitud. La estructura minifundista de la propiedad de la tierra determina que en la mayor parte de las explotaciones la mano de obra sea de carácter familiar en proporciones muy elevadas.

La recogida de las cerezas es ardua, y precisa adiestramiento. Las cerezas han de recogerse a mano, de una en una, sin que existan fórmulas mecanizadas sustitutivas, por la delicadeza del fruto y la complejidad del sistema de cultivo. El sistema manual sigue siendo el único y más apropiado.

 

LA COCINA

El cerezo se cultiva desde la Prehistoria. Posiblemente llegó a Europa desde Asia Menor gracias a los pájaros migratorios. Los hombres consumían los frutos silvestres de los cerezos. Se han encontrado grandes cantidades de huesos de cerezas. En asentamientos de la Edad de Piedra (6.000 años a. C.) ya se majaban cerezas para obtener un líquido bebible, que después de fermentar se convertía en alcohol.

Es sabido que los romanos practicaban y con mucho éxito el arte de los injertos y además de extender el cultivo del cerezo por todo el imperio crearon nuevas variedades de cerezas con nuevos sabores, integrando a los cerezos en el grupo de árboles frutales.

La cereza es una fuente de azúcar. Tiene vitamina A, B y C, ácidos orgánicos y hierro. Las cerezas inglesas, por ejemplo, son muy ácidas y  se utilizan para hacer una exitosa compota. Tiene un alto contenido en minerales, sobre todo potasio, sodio, calcio y magnesio, la cereza es muy diurética, tiene gran riqueza en fibra (celulosa) por ello es muy eficaz para el tránsito intestinal.

Es recomendable masticar bien la cereza antes de ingerirla cuando se come al natural y no tomar mucho líquido mientras se consume.

Es muy utilizada en confitería y repostería. Mermeladas, compotas y confituras, panellets, turrones, etc. Las cerezas son unas frutas muy jugosas, dulces y sabrosas, que gustan a todos, sobre todo a los niños. También se utilizan mucho en heladería, chocolatería y coctelería. Como aderezo y como salsa en asados y sopas.

Encontramos cerezas en confitería, heladería, coctelería, chocolatería, asados, sopas…

Existen infinidad de recetas en la red y os invito a que echéis un vistazo. Os asombraréis de la importancia y el consumo que tiene. Os doy aquí la de un coctel muy sencillo para que brindéis por ellas y por el precioso árbol que nos las ofrece:

 

Ingredientes:

Aguardiente de cerezas25 ml

Ginebra75 ml

Soda (hasta rellenar)

Cubitos de hielo 7-10

El zumo de 1/2 limón

Cerezas con rabo (para decorar)

Preparación del Cóctel Gin Sling:

Paso 1: poner en una coctelera los cubitos de hielo, el aguardiente de cerezas, la ginebra y el limón.

Paso 2: agitar, servir en un vaso y rellenar con soda.

Paso 3: decorar con cerezas queda agradable a la vista.

 

La cereza está presente en nuestras vidas, como también lo está su árbol. Quede aquí este pequeño homenaje y respeto por ambos.

Related Posts with Thumbnails