El musical soñado por todos

Por Mariano Velasco

Tras su exitosa gira por España con más de 200.000 espectadores, Sonrisas y lágrimas llega a la Gran Vía de Madrid

 

“Un sueño cumplido”. Silvia Lucchetti (María) y Carlos Hipólito (capitán von Trapp) coinciden sin vacilaciones al expresar sus sentimientos ante la oportunidad de protagonizar el musical Sonrisas y lágrimas, que llega a Madrid tras una gira por España en la que ha sido visto por más de 200.000 espectadores. Un sueño que, como ocurre con el ambivalente título del espectáculo, tiene su contrapunto en la cruda realidad, y si no que se lo pregunten a los productores de la obra, quienes no se muerden la lengua al asegurar que la coincidencia del estreno en Madrid con la subida del IVA está repercutiendo en un notable descenso de la recaudación.

El equipo de Sonrisas y lágrimas, encabezado por su director, Jaime Azpilicueta y sus principales actores protagonistas, Silvia Luchetti (María) y Carlos Hipólito (capitán von Trapp) ha presentado en Madrid el espectáculo que a partir del próximo 27 de septiembre se estrena en el Teatro Coliseum, único estreno de la temporada en la Gran Vía madrileña.     

Y ante los riesgos de la crisis y la subida del IVA, el espectáculo que ahora llega a Madrid no ha escatimado en medios: un equipo de más de 100 personas, una orquesta de diez músicos interpretando los famosos temas del musical en directo, 26 artistas, 22 cambios de escenario, 140 trajes en escena… “Cuando te dan todo lo que pides lo lógico es hacerlo medianamente bien”, confiesa un orgulloso Azpilicueta, quien  comenta sobre la obra que, a pesar de que se trata de una historia que todos conocemos y tenemos en la cabeza, “nos sigue ilusionando como si se tratara de la primera vez”.

En la inevitable comparación con la película dirigida por Robert Wise, el director hace hincapié en que en la versión teatral está mucho más acentuado el contraste entre la almibarada historia de amor y el crudo momento histórico en el que se enmarca la obra.“Empezamos con una historia casi monacal y terminamos con un alegato patriótico”, dice en referencia a cómo se subraya en escena ese “momento terrible” en que el capitán tiene que abandonarlo todo porque no admite la invasión de su país. “Y es que Sonrisas y lágrimas –dice– no solo es un divertimento lleno de ternura, sino también el reflejo de una dura época”

A las comparaciones se refiere también la actriz Silvia Lucchetti, sabedora del peso de la interpretación que en su día hizo Julie Andrews, cuando dice que su gran reto ha sido “encontrar mi propia María”. Dotada de una voz privilegiada, Lucchetti confiesa haber disfrutado especialmente trabajando con los niños en escena, algo que le ha resultado sencillo, dice, gracias a su condición de maestra.

Según Carlos Hipólito, que se incorpora al equipo ahora aunque estuvo comprometido con el proyecto desde el principio de la gira, se ha conseguido no caer en el riesgo de imitar la película sin  empeñarse tampoco en huir de ella. Y en cuanto a su cambio de registro –vuelve a afrontar el reto de hacer un musical tras su exitosa experiencia con Follies  se muestra contundente: “lo que me decide a elegir los proyectos no es tanto el género como el personaje”. Además, dice, mientras que en los musicales se suele pecar de darle poca importancia a la interpretación, en este caso no ha sido así, sino todo lo contrario: “se ha cuidado –asegura– como si se tratara de un texto de Chéjov”.

Orgullosos de haber apostado por este proyecto, al que califican de la producción más grande que ha girado por España, los productores Marcos Cámara y Juanjo Rivero ponen el acento en el daño que está haciendo la reciente subida del IVA: “el gran problema es –argumentan– la percepción que se está instalando en el público, que todo el mundo acabe por considerar el teatro como un bien de lujo”. Añaden en este sentido que lo único que se está consiguiendo es precisamente lo contrario de lo que se pretendía: “un hundimiento de la recaudación por la caída de la actividad y la demanda”. “Lo único que nosotros podemos hacer –concluyen– es hacerles llegar los datos a los responsables políticos para que vean la auténtica locura que están cometiendo”.

 

Sonrisas y lágrimas

Lugar: Teatro Coliseum,  Madrid 

Fecha: A partir  del 27 de septiembe

 

                                             

                                                                                                                                   

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *