Una propuesta sin rumbo

 

Por IÑAKI OYARZUN

Llegado el punto final a la primera parte de la temporada de Revolution, la nueva serie de la NBC del creador Eric Kripke (Supernatural) con J.J. Abrams como productor ejecutivo, es el momento de ver si la serie es o no lo que nos prometían.

NBC_Revolution

A estas alturas cualquier seriéfilo conoce o ha visto por lo menos el piloto de Revolution. Era una de las grandes apuestas de la actual temporada televisiva y pese a mantener buenos datos de audiencia en una NBC desgastada, una cadena con datos de audiencia pobres en general, la serie no ha sabido manejar el temporal con buen tipo en cuestión de calidad.

Unos meses atrás, muchos de vosotros veríais vuestras ciudades empapeladas con los pósteres de la serie en las marquesinas de las paradas de autobuses. La cadena SyFy España se encargo de crear expectación, pero ¿es suficiente con crearla? La serie ya apuntaba alto cuando salieron las primeras noticias sobre ella, que un creador como Eric Kripke esté detrás de un proyecto puede dar cierta seguridad gracias a las primeras cinco temporadas de Supernatural (Sobrenatural), y por otro lado poseía una trama llamativa y que podría dar mucho juego. Una serie llena de misterios, o eso nos intentaban vender…

La serie comienza en Seattle, con una familia en el salón de su casa con la televisión encendida, el niño pequeño jugando con el iPad, la madre hablando a través de iPhone, la cena preparándose, etc. Una situación bastante cotidiana en cualquier hogar cuando, de forma abrupta, entra el padre de familia y corre a encender el ordenador para conectar un curioso pendrive. Y al poco tiempo empieza la catástrofe, todo dispositivo eléctrico en el mundo deja de funcionar.

Un salto temporal nos lleva 15 años hacia adelante, la gente vive sin ningún tipo de energía en pequeños poblados construidos después del apagón, la protagonista ya hecha una adolescente sufre un pequeño imprevisto cuando la “milicia”, ejercito líder en USA, mata a su padre y secuestra a su hermano. Ahí empieza la aventura de “En busca del hermano perdido”, que nos llevara a unos acontecimientos repetitivos e interminables. La acción de los primeros 10 episodios está bastante mal llevada, con unos personajes poco perfilados y que se van moldeando según las necesidades de los guionistas para hacer que las cosas ocurran, si es que se puede decir que ocurre algo en lo que hemos visto de serie.

Lo más interesante hasta el momento son las escenas del bando enemigo, donde vemos que ellos si intentan avanzar algo en el misterio de la serie, la electricidad, y como volver a recuperarla mediante unos colgantes indestructibles.

La serie se podría decir que es un intento de volver a hacer un producto al estilo de The Event, Surface, Flash Forward o Lost y, por el momento, lo único que consigue es aburrir en la mayoría de los episodios con una trama y personajes sin ningún tipo de misterio. El mayor misterio de la serie es dónde quieren ir a parar los guionistas. Ahora tienen tiempo para mejorar, pulir y buscar un propósito a nuestros protagonistas, ya que la serie no vuelve hasta Marzo del 2013 a las pantallas estadounidenses.●

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.