“El leopardo”, último asesino en serie de Jo Nesbø

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con | | |

«Sí, eso era, un juego, un jugo cruel. Porque a ella no le quedaba otra salida. El dolor era insoportable, se le inflamaba la garganta, no tardaría en asfixiarse. Una vez más, intentó gritar, y el grito quedó en un sollozo, y parpadeó, parpadeaba sin parar, pero ya no afloraban más lágrimas».

leopardo

El leopardo, de Jo Nesbo.

Actualidad editorial:

Traducido a más de cuarenta idiomas y con más de veintitrés millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, Jo Nesbø (Oslo, 1959) es una de las estrellas más rutilantes del género negro. Ahora, con El leopardo (Roja & Negra, 2014), su última novela, vuelve a animar la vida del lector ansioso de las intrincados y espeluznantes investigaciones de asesinato llevadas a cabo por el policía Harry Hole. Con ella Nesbo ya obtuvo el premio de la academia danesa de escritores de novela negra y el premio Palle Rosenkrantz a la mejor novela negra del año. Asimismo, fue finalista del prestigioso The Galaxy Book Award junto a 1q84 de Murakami, y El tiempo es un canalla de Jennifer Egan. Además del ciclo dedicado a su comisario Harry Hole, que ya ha alcanzado una decena de títulos, ha escrito Headhunters, ganadora en 2008 del premio al Mejor Libro Noruego del Año, y The Son, así como una serie de novelas juveniles bajo el título genérico de Doctor Proctor and the Great Gold Robbery.

«A tres metros del fondo de la piscina, la soga se cerró en torno al cuello y la nuca de Marit. Era una soga de las antiguas, hecha de estopa de tilo y olmo, y no tenía elasticidad. El cuerpo gigantesco de Marit Olsen no se dejó frenar especialmente, sino que se desprendió de la cabeza y se estrelló contra el fondo de la piscina con un estruendo sordo. La cabeza y el cuello quedaron colgados de la cuerda».

Destrozado física y psicológicamente tras su último caso, el comisario Harry Hole se ha retirado del mundo y entrado en una espiral autodestructiva en Hong Kong. Lo último que desea en esta vida es reincorporarse al cuerpo de policía de Oslo, lugar en el que sus hazañas han alcanzado proporciones míticas pero donde también ha cultivado una merecida fama de conflictivo y difícil. Sin embargo, el brutal asesinato de dos mujeres y, sobre todo, la noticia de que su padre está gravemente enfermo, lo fuerzan a regresar a casa. Pronto se encontrará tratando con un sádico y misterioso asesino en serie «aficionado a emplear un arma de tortura y ejecución tan rudimentaria como escalofriante, la manzana de Leopoldo», y navegando las turbulentas aguas de una enconada rivalidad entre dos organismos policiales –Kripos y la unidad de Delitos Violentos– por hacerse con el control de las investigaciones criminales. La terrible tentación del alcohol, las pesadillas recurrentes, los problemas económicos y los confusos sentimientos por una colega –en contraste con la necesidad de reencontrarse con su gran amor–, complican la existencia de Hole.

A medida que avanza en la investigación criminal, las claves parecen situarse en puntos tan equidistantes como una idílica cabaña noruega y las minas de coltán del Congo, siendo lo único claro que ha ocurrido lo que parecía imposible: verse enfrentado a un psicópata más astuto, tenebroso y despiadado que el apodado “Muñeco de Nieve”, aquel que ya le arruinó la vida y que estuvo a punto de abocarlo a la locura.

«Harry estaba soñando. Con un ascensor con dientes, con una mujer con un palito de cóctel entre los labios color rojo sangre, un payaso que llevaba la cabeza sonriente bajo el brazo, una novia blanca en el altar con un muñeco de nieve, una estrella dibujada en el polvo de la pantalla de un televisor, una niña manca en un trampolín de Bangkok, un martillo percutor y la sangre que le salpica en la cara, tibia y mortal. (…) Luego todo quedó en un silencio súbito. Un silencio profundo. Allí estaba otra vez. Le llenaba la boca. No podía respirar. Hacía frío y todo estaba oscuro y él no podía moverse, no…».

En declaraciones recientes, el autor noruego confesaba que necesitó dos intentos para escribir este libro: «Le dediqué un año y medio al primer intento, que acabó en una novela completa. Ya había terminado el segundo borrador de la misma cuando decidí que no era lo suficientemente buena y la tiré a la basura. Mis editores se quedaron mirándome fijamente cuando les dije que deberían esperar un poco más para la llegada del nuevo título de Harry Hole, que le había dado a la tecla de borrado. Recuperé algunos de los pedazos del edificio: el momento personal de Harry, un puñado de personajes y de escenas que me gustaban de verdad y les añadí una historia completamente nueva. Al cabo de un año, ahí estaba el resultado; la más larga y posiblemente la más compleja de mis historias hasta la fecha: El leopardo».

.

El leopardo.  Jo Nesbø.  Roja & Negra Ediciones, 2014.  692 páginas.  19,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a “El leopardo”, último asesino en serie de Jo Nesbø

  1. Una novela que te mantiene en suspenso hasta la última página. No te deja adivinar nada. Excelente!!!
    Se ha hecho alguna serie del inspector Harry Hole como con Wallander de Mankel?
    Me dio pena que no se quedó con Kaja. Por qué un policía no puede estar en pareja?
    Felicitaciones al autor

    Ana
    12 febrero 2015 at 19:19 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *