Gaspar Hernández escribe en “No soy de este mundo” sobre el fenómeno Enric Corbera

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

La historia del psicólogo que ha cambiado radicalmente la manera de entender el mundo y nos enseña a curar las enfermedades con nuestros propios recursos.

no soy

No soy de este mundo, de Gaspar Hernández.

Avance editorial:

El escritor, divulgador y periodista Gaspar Hernández publica No soy de este mundo (Ediciones B), el primer libro-testimonio sobre el psicólogo especialista en bioneuroemoción Enric Corbera, convertido en un auténtico fenómeno de masas. Será el próximo 17 de febrero cuando llegue a las librerías este trabajo que se vuelca en la figura de Corbera, su particular visión del mundo y su método de curación. Enric Corbera llena auditorios en España y América Latina, sus vídeos en YouTube tienen millones de visionados y arrasa en Facebook, lo siguen médicos y su método se imparte en universidades.

Tras dos años de investigación y seguimiento, Gaspar Hernández escribe un diario sobre la figura de Enric Corbera. Nacido en Rubí (Barcelona) y especialista en BioNeuroEmoción, el psicólogo nos plantea una particular y sorprendente manera de entender el mundo: «Nada es real» y «todo es un sueño». Al mismo tiempo, se interesa por la no-dualidad, el Advaita y el libro Un curso de milagros, e investiga hasta qué punto Enric Corbera logra hacer milagros. Pero a Corbera lo siguen médicos y su método se imparte en universidades. ¿Es un obrador de milagros? ¿Un ser iluminado? ¿Un gurú? ¿Qué hay detrás del fenómenoCorbera?

Siguiendo las palabras del autor: «Intentaré que este diario, como cualquier diario que se precie, alterne la narración y el ensayo, los pasajes anecdóticos y los reflexivos. Para ello necesitaré echar mano de mis dos profesiones, la de escritor y la de periodista. No solo me interesa retratar al personaje que viaja por el mundo diciendo que todo es un sueño. No solo me interesan sus peripecias, su psicología (me atraen los personajes literarios que tienen una visión de la vida diferente de la de sus contemporáneos). A uno también le interesan las declaraciones de Corbera. El periodista que hay en mí quiere saber hasta qué punto tienen base. De momento, sé que en buena medida proceden del Vedanta Advaita. Quiero profundizar en el Advaita, y en sus paralelismos con la ciencia. Para mí, como para la mayoría de occidentales, lo que va a misa es lo que dice la ciencia».

Un libro sobre lo espiritual y lo no tangible. Y sobre el cambio de conciencia protagonizado por gente –cada vez más– convencida de que todos somos uno y de que no existimos como seres individuales. La enfermedad es un programa biológico de supervivencia para adaptarse a situaciones de impacto emocional, fruto de los conflictos que nos afectan. La bioneuroemoción integra los avances que diferentes ciencias han obtenido hasta el momento, propiciando así el conocimiento de la relación entre las emociones y su impacto en el funcionamiento biológico del ser humano y, por tanto, en la calidad de vida de este.

Gaspar Hernández (1971) es escritor y periodista. Ha ganado el premio Josep Pla con la novela El silencio (2009). También ha publicado la novela La terapeuta y el ensayo periodístico El oficio de vivir bien. Ha escrito regularmente para El País, El Periódico de Catalunya y el PuntAvui. En TV3 ha presentado el programa Bricolatge Emocional y en Catalunya Ràdio presenta actualmente L’ofici de viure (‘El oficio de vivir’), premio Ciutat de Barcelona por su «innovación y rigor», en palabras del jurado.

.

No soy de este mundo.  Gaspar Hernández.  Ediciones B, 2016.  352 páginas.  19,50 €

.

Related Posts with Thumbnails

10 respuestas a Gaspar Hernández escribe en “No soy de este mundo” sobre el fenómeno Enric Corbera

  1. Personalmente, lo que no tiene asidero científico me genera dudas. No niego ni al espíritu, ni al lama, ni a las emociones, pero creo que cuando se dan estos fenómenos masivos tienen mucho que ver con el deseo humano de conocer la Verdad, de dónde venimos y adónde vamos, y/o qué éramos antes de nacer, por eso me encanta el realismo mágico.
    “Nada es real” y “todo es un sueño”ya lo han dicho muchos filósofos, y escritores como Shakespeare, Borges, etc. etc.pero no veo que los lean y divulguen tanto como se hace con Corbera. No deja de ser moda, el verlo y escucharlo, y así creer que se es dueño de la verdad, lo mismo pasó con el auge de la psicología, donde todos nos interpretábamos a todos, con la hipnosis, las vidas anteriores…
    Me hubiese gustado que aclarara un poco más el artículo sobre este señor, alguna señal de su investigación que nos marque el camino para querer leer el libro.
    De todas maneras si lo consigo en mi país, veré de qué se trata.
    Saludos.

    Norma Aristeguy
    10 Febrero 2016 at 1:29 am

  2. Guauuu por este articulo sobre corbera y su interpretador el escritor y periodista Gaspar Hernandez. Fabuloso resumen de Norma Aristeguy.
    Lo encuentro fenomenal porque coincide exactamente cuando en reiteradas oportunidades le he dicho a mi amado esposo que ” yo no soy de este mundo”. Y lo he dicho porque siento, palpo y observo que a mi me mueve otras cosas, otros intereses en esta vida; mientras que a otra gran mayoria les mueve y les motiva la vida ” el dinero” y no los culpo. A mi me mueve el hecho de realizar actividades para la comunidad sin costo alguno para el cual realizo la actividad, mientras que otras personas cobrarian dinero por ello. Pues a mi no me sale hacerlo. Lo hago libre y solidariamente, aun cuando necesite el costo de lo que hago o realizo. Eso, lo llamo ser diferente; sin que eso represente ser o sentirme superior. Lo realizo porque mi ser asi lo quiere y desea. Abrazos para todos los que lean esta reflexion.

    Marlene Carroz.
    10 Febrero 2016 at 5:44 am

  3. Para Gaspar. Me gustaría se diera una vuelta por el colegio de psicólogos y contrastara la información sobre esta pseudoterapia, antes de su publicación. Que algo tenga éxito no significa que sea certero. Me parece que lo que realmente se tiene que enseñar es el valor de lo que ha sido demostrado, y no de creencias que lo que hacen es hinchar el bolsillo de quienes generan más sufrimiento a costa de ideas que carecen de validez científica … y sí, la ciencia es lo que nos hace avanzar en el conocimiento y en la solución de problemas, y, de momento, nada referido a la bioneuroemocion tiene fundamento científico. y tolerancia CERO

    inma
    17 Febrero 2016 at 19:59 pm

  4. Sería muy interesante que cualquiera que leyera el libro viera antes esta charla donde se le menciona a menudo: https://www.youtube.com/watch?v=_m751t_orlU

    Emilio Molina
    17 Febrero 2016 at 22:49 pm

  5. Lamento que haya mentes obtusas que no sean capaces de ver más allá. que no sean capaces de comprender la sabiduría de Corbera y que apelen a la psicología y lo tilden de secta.
    Gaspar Hernandez y Enric Corbera son dos mentes prodigiosas y dos seres humanos extraordinarios. Visionarios y adelantados a su época.
    No es algo nuevo en la historia de la humanidad quemar en la hoguera a alguien por decir que la tierra es redonda. Tenemos ante nosotros a los visionarios del Siglo XXI, dos mentes prodigiosas. Lamentablemente todavía hay gente que necesita el título universitario, un manual o creerse lo que percibe por sus 5 sentidos… en fin así ha sido siempre, siempre ha habido cabezas cuadriculadas y obtusas.
    Gracias Gaspar y Enric por vuestro trabajo porque la humanidad avanza gracias a gente como vosotros. Un abrazo grande!!

    Covadonga
    27 Febrero 2016 at 0:40 am

  6. Por cierto, si este medio quiere mucha más información al respecto, no tiene más que contactar conmigo o con RedUNE, RIES, EducaSectas, COPC o AECC. Todas ellas tienen información sobrada sobre los problemas de salud causados por esta peligrosa pseudoterapia con derivas sectarias.

    Emilio Molina
    6 Marzo 2016 at 15:21 pm

  7. Hay un comentario, que debería ser previo al anterior, que lleva un par de días a la espera de ser validado, supongo que por contener enlaces.
    Lo dejo sin enlaces, y con instrucciones para encontrar el documento:

    Yo lamento que haya gente muerta por “la sabiduría de Corbera” y familias destruidas por su “mente prodigiosa”.

    Lo interesante es que los obtusos, los inquisidores siempre seremos los que denuncien el engaño. Mucha suerte a los adeptos: en caso de que sufran algún perjuicio les invito a atender a la llamada del Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña, que buscan víctimas para poder llevar adelante una denuncia formal de este movimiento sectario. Buscad en Google por “colegio oficial psicólogos cataluña bioneuroemoción”.

    Gracias al libro de Gaspar hemos completado además este documento que analiza pormenorizadamente qué hace de la “bioneuroemoción” un Programa de Entrenamiento para la Concienciación de Grupos Grandes (el subtipo de secta al que pertenece el movimiento). Buscar en google “análisis de la bioneuroemoción como grupo sectario Marta Segurola” y pinchar sobre el enlace de bioneuroemoción-oculta para ir a ese blog y pulsar sobre “La BNE como grupo de riesgo sectario” abajo del todo.

    Lástima que no siguiera sus instintos cuando le avisaban de lo obvio y se dejara llevar por los prejuicios de cómo es una secta, al desconocer que actualmente no son “tipos con túnica blanca”.

    Más información en el grupo de Facebook “Bioneuroemoción: Denunciando, que es gerundio” donde en su mensaje fijado hay recursos como la “carta de alerta sobre grupo de riesgo para la salud bioneuroemoción” con muchos más datos.

    Emilio Molina
    8 Marzo 2016 at 10:06 am

  8. También hay gente muerta a pesar de la “sabiduría” de la medicina o de los fármacos y nadie les pide explicaciones. ¿A qué se debe este doble rasero?
    “Qué algo tenga éxito no significa que sea certero” ¿En serio? Entonces ¿cómo se mide la efectividad de algo? Porque para mi un tratamiento es efectivo cuando me sana. ¿En serio creéis que esta metodología tendría tantos seguidores si no funcionara?
    Por otro lado, ante la duda, puedes seguir con el tratamiento convencional. No son incompatibles. Sí, ya se que diréis que entonces cómo sabes si te ha curado una cosa u otra. Básicamente, porque si llevas meses con un tratamiento que no funciona y después de una primera sesión de Bioneuroemoción comienza a funcionar (qué casualidad!!) es lógico sospechar que algo ha tenido que ver.

    El día que el 100% de los pacientes tratados con medicina convencional se curen, podremos hablar de evidencia científica. Mientras tanto, es cuestión de porcentajes.

    Por cierto, para los que queráis probarla: no tiene efectos secundarios.

    Daniela
    10 Abril 2016 at 12:54 pm

  9. ¿Que Enric Corbera es un personaje polémico? No es moneda corriente que cualquier persona que tenga la capacidad de este catalán pueda librarse de quienes le critiquen. Hay que tener en cuenta que lo que propone Enric es ayudar a la gente a que descubra la causa de miles de problemas heredados a fin de que puedan liberarse de ellos – si no lo consiguen, tampoco habrán perdido nada con intentarlo -. Pero el problema es que todo lo que no sea bendecido por la ciencia no es digno de merecer el reconocimiento de nadie. Debe tenerse en cuenta que el trabajo de los científicos no es siempre producir alumbrar los avances, sino más bien explicarlos cuando éstos han tenido lugar, vengan de donde vengan. Hay mucha gente que se agarra a lo “científico” como algo seguro y fiable. Y el sector de la Medicina no para de recordarnos que lo suyo es ciencia, y, por lo tanto, completamente fiable – lo demás es charlatanería -. No obstante, y según estadísticas americanas, la tercera parte de los ingresos hospitalarios en Estados Unidos son producidos por la iatrogenia medicamentosa. ¡ Quién lo diría, tratándose de algo científico y, por tanto, seguro!
    No podemos olvidar que los caminos que anda Enric Corbera no pueden ser bendecidos por la industria del fármaco, por razones obvias.

    Juan Clavero
    14 Abril 2016 at 21:21 pm

  10. Hace unos meses tuve la oportunidad de leer un reportaje, muy bien documentado, acerca de la TARJETA FARMACOGENÉTICA. Su lectura me impactó mucho por lo que aportaba al paradigma actual de la Salud. Se trata nada más y nada menos que de un documento en formato de tarjeta sanitaria en la cual se incluyen los datos necesarios para que cualquier médico sepa en el momento cuál es el fármaco adecuado para el titular de dicha tarjeta cuando sea diagnosticado por el galeno. Después de practicarle una extracción de sangre,ésta es sometida a un estudio para comprobar el perfil genético del individuo, y poder determinar cuál es el medicamento que tal individuo necesita para atender la patología que pueda tener en cada momento de su vida. Es tanto como decir que el médico no tendrá duda alguna acerca del fármaco idóneo para su paciente, y cuál sería inadecuado e incluso peligroso. Éste será un medio de ahorrar mucho dinero en medicamentos, ya que el paciente recibirá el más adecuado para su padecimiento en cada consulta médica. En el paradigma actual, cuando el médico tiene que prescribir medicación para su paciente, éste se encuentra ante una jungla de fármacos, aparentemente adecuados, pero sin certeza de que lo sean en cada caso. Esto supone un despilfarro en dinero y salud. Y cuando tenemos un sistema de salud prácticamente quebrado por no poder hacer frente a la factura farmacéutica; parece que es oportuno un cambio de paradigma. Pues si no cambiamos de método, el colapso del sistema se ve a la vuelta de la esquina. Dejo un enlace que aclara bastante el asunto:https://es.wikipedia.org/wiki/Farmacogen%C3%A9tica

    Juan Clavero
    15 Abril 2016 at 19:33 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *