Hablamos con José Anillo, ganador del Premio Nacional de Cante Flamenco de 2016

Categoría: Música | y tagged con

Por: Alberto Medina

En Culturamas nos encantan las personas con duende, y por ese motivo hemos hablado con el cantaor José Anillo, ganador del Premio Nacional de Cante Flamenco de 2016. Dicen de su cante que está hecho de conocimiento y sinceridad, verdad y entrega, dolor y alegría a compás.

¿Desde cuándo cantas?
Pues que desde que tengo uso de razón. Ya con 14 años le cantaba a mi hermana en las academias de baile, pero me hice profesional con 17 años cantándole a Manuela Carrasco.

¿Te inspiras en algo cuando cantas?
Depende del momento, hay momentos de más alegría y otros de más pena. Lo que uno siente ahora con el paso de los años son muchos sentimientos según el palo que estés cantando. Yo puedo cantar por seguiriyas diciendo que mi madre se murió y realmente la tengo sentada en la butaca. Ya con la experiencia te permite que camino escoger para cantar.

En 2016 te alzaste con el Premio Nacional de Cante Flamenco de Córdoba ¿Qué cantaste en esa final?
Pues canté en la final por malagueñas del Mellizo, por alegrías, por seguiriyas y por peteneras

¿Qué otros premios has ganado?
Entre otros premios gané en 2016 el Festival del cantee las minas en la categoría de cantes bajoandaluces en la modalidad de alegrías, tengo también el Premio Nacional por alegrías de Cádiz, el segundo premio de Cante de Ubrique, y el Premio Flamenco Hoy al mejor disco de Cante Revelación otorgado por la Crítica Nacional en 2011.

Venga, mójate, cuáles son tus cantaores favoritos.
Tengo muchos porque me he mirado en muchos cantaores, pero mis favoritos siempre han sido Camarón de la Isla, Juan Villar, Maite Martín y Enrique Morente. Y por supuesto también Manolo Caracol, Pepe Pinto,…

¿Con que cantes te sientes más cómodo?
Depende del momento, normalmente con alegrías, malagueñas, seguiriyas, bulerías,…

Has trabajado con grandes como Cristina Hoyos, Antonio Canales, Carmen Linares ¿qué queda de todas esas experiencias?
Quedan muchos recuerdos bonitos, un aprendizaje fantástico de esos maestros de cosas buenas… y cosas malas que no has de hacer.

¿Y se puede vivir del cante?
Ahora mismo está la cosa regular. Los festivales y las peñas están siempre copados por los mismos, hay unos programadores que solo se dejan llevar por las modas y no dan paso a dar conocer a gente nueva. Al final da la impresión que solo hay cuatro o cinco cantaores que son los que se llevan todas las cosas. Y como siempre pienso que lo mejor está por llegar.

Sacaste en 2011 el disco Balcones de mi sueño ¿te costó mucho trabajo?
A mí me costó mucho porque no tuve apoyo institucional, ni ayuda de discográficas, ni ningún apoyo de ningún tipo. Todo porque gracias a Dios tengo muchas amistades y en aquel tiempo tenía mucho trabajo y me lo pude costear. Tengo que agradecer a mis compañeros porque todo el mundo ha colaborado. Aunque todos los esfuerzos tienen después su recompensa.

¿Qué proyectos tienes actualmente?
Lo que tengo en mente es un espectáculo que estoy montando es sobre un escritor español al que le voy a cantar sus poemas. El 17 de junio cantaré en La Noche Blanca del Flamenco de Córdoba con los demás ganadores del Premio de Cante Flamenco. El 20 de junio estaré en Sevilla presentando el espectáculo Beduino en la sala Chicarreros de Sevilla. En verano participaré en el homenaje por los 25 años de la muerte de Camarón de la Isla en la plaza de toros de San Fernando.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *