Fernando Gracia: ” ‘Holocausto animal’ está inspirado en hechos reales’

Categoría: Entrevistas,Novela,Opinión,top1 | y tagged con | | | | |

Por redacción Culturamas.

Título: Holocausto animal

AutorFernando Gracia Ortuño

Dep. legalB 2972-2017

Precio e-book: 3,99 euros

Libro físico: 18 euros

  • ¿A qué se debe el título de tu libro?

–Como se trataba de una recopilación de relatos, -–muchos de los cuales habían sido ya publicados por la revista Sólo Novela Negra–, pensé que si le ponía el título a la antología de uno de los relatos más llamativos o sarcásticos, pero que en cierto modo representaran el contenido de varios de los relatos que conforman la antología, entre la ciencia ficción, lo negro, lo macabro y el humor, eso sería buena idea. Holocausto animal, por ejemplo, es un relato muy breve donde en voz del narrador de la historia, una nueva raza de humanos ha sido diseñada en laboratorio a partir de una síntesis con ADN porcino, con el fin único de alimentar a la humanidad. Representaría de manera un tanto irónica el punto de vista del hombre ante el hecho en sí de ser objeto de alimentación de otra especie de humanos.

  • Utilizas el humor para hacer denuncia social. ¿Crees que es más efectivo que las narraciones más serias?

–Creo, como diría Oscar Wilde, que si has de decirle a alguien una verdad, en este caso sobre la sociedad, o el carácter o lo incongruente e ilógico de la vida, si lo haces con humor, simplemente no te matarán o te dejarán hacerlo, porque precisamente el humor se presta mejor a la comprensión, es un buen vehículo, una herramienta incluso para esos los artífices de algunas de las situaciones narradas, con humor les hace gracia allí donde no se ven para nada representados a nivel consciente. En este sentido para mí el humor es una poderosa arma que tiene la inteligencia para hacer reflexionar.

  • ¿De qué modo crees que tus relatos ayudan a sobrellevar la crisis socioeconómica?

–En muchos de los relatos, por ejemplo, los personajes, (que hablan en primera persona casi siempre), reaccionan contra las circunstancias que los rodean. Ya sean económicas o alguna ley o alguna norma o situación social. Es su forma de protestar y rebelarse contra una realidad demasiado avasalladora e indiferente. Desde el ama de casa que se rebela contra el sistema judicial al que considera machista y para ello en un juicio hipotético hace un alegato a favor de las víctimas de la violencia de género, hasta el homicida de psicópatas de El Francotirador, muchos de estos relatos representan un grito contra todos esos muros infranqueables del sistema que dejan casi siempre desamparados a los más débiles e inocentes en pro de los derechos, por ejemplo, de criminales probados y juzgados, cuyas vidas en los hoteles residencias denominadas cárceles dista mucho de tener los mismos patrones de calidad de sus víctimas, o los mismos derechos.

Pero esto es simplemente un reflejo de la sociedad tan absurda y loca en la que vivimos, donde siempre la víctima de la violencia o el asesinato no será respaldada jamás lo suficiente, y  por el contrario siempre tendrá las de perder, frente a las condiciones y los derechos que luego se le otorgarán al asesino. Todos tenemos en la memoria ese asesinato o esa extrema crueldad donde a la familia se la vilipendia de tal modo durante el juicio, que está viendo cómo al asesino de su familiar se le cuida y se le protege de todo mal y se le otorgan infinidad de derechos y condiciones de bienestar absurdas, cuando la víctima sencillamente, ya no tiene ni derecho a respirar porque ese ser la ha arrancado de este mundo.

  • ¿Alguno de los relatos que conforman tu obra está inspirado en un caso real?

–Casi todos están inspirados en hechos reales. Si bien no del todo directamente, sí indirectamente. Algunos están tan extrapolados de la realidad que resultarían irreconocibles, pero sí: Siempre hay una base real. Pero por ejemplo, si miramos el de Dios entre las nubes, este relato es del todo real. Es decir, no me he inventado nada, es la historia real vivida y contada sin más. Se trata de relatos cotidianos que narran situaciones que todos podríamos llegar a ver en algún momento de nuestras vidas.

 

  • ¿Crees que el lector se puede sentir identificado con alguno de los personajes o situaciones?

–Cada vez creo más que sí. Porque los lectores con los que he podido hablar  acerca de alguno de ellos, se han sentido muy identificados con el protagonista en primera persona. Tal vez la ficción sea eso, una válvula de escape, una “posible”, o imposible, solución, una panacea a todas aquellas situaciones que en la vida real tal vez no podemos hacer frente, pero que a través de la ficción las podemos de alguna manera solucionar, comprender, dar cabida o hacerlas más concebibles en la imaginación. En todo caso, un buen relato siempre deja algún mensaje, una buena enseñanza, una sonrisa o un recuerdo inolvidable en nuestro interior. Y todo esto se debe precisamente a que nuestra experiencia, lo creamos o no, es común siempre, y por eso la mayoría de situaciones tan salvajes a veces que viven los personajes, muchas veces no nos sorprenden tanto. Las vemos a diario en el telediario, cuando no las vivimos precisamente como protagonistas.

  • ¿Qué opinas de la situación que vive el relato como género literario en España?

–Creo que hay lo que se dice una explosión de creatividad hoy en día, y eso siempre es bueno para la literatura a nivel estadístico. Hay que buscar mucho precisamente por ello, pero la calidad de la literatura española hoy en día es incuestionable. Hay una infinidad de autores en la sombra, y con una calidad asombrosa, que las grandes editoriales jamás sospecharán que existen. Pero ahí están, y yo he leído y leo algunos.

  • Además de este libro, tienes dos novelas publicadas. ¿Qué género prefieres a la hora de escribir y por qué?

–Prefiero el género negro, pero con La rebelión de las lentejas me di cuenta que también me gusta mucho la sátira. La mayoría de mis relatos, en efecto, siempre tienen algo de sátira y humor soterrado o no. Como diría Michael Moore, con la sátira se pueden derribar todas nuestra fronteras y exabruptos mentales.

  • ¿Te planteas volver a publicar otra antología de relatos?

–Como siempre estoy escribiendo en revistas, creo que cuando reúna un número determinado de relatos, haré otra antología. Pero antes tendré que acabar una novela negra que tengo entre manos y que me tiene totalmente embargado de momento.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *