El libro de los venenos

El libro de los venenos

Dioscórides

Mármara

Este libro no es de Dioscórides. O tal vez sí.

Incorporado a una tradición de textos sobre botánica, El libro de los venenos y de las fieras que arrojan de sí ponzoña fue atribuido a la carismática figura del padre de la farmacología. Este tratado sobre plantas tóxicas y animales venenosos ofrece, al margen de sus fascinantes indicaciones botánicas y veterinarias, una deliciosa lectura.

Desde los viejos relatos míticos de los griegos (recordemos a las hechiceras Circe y Medea), pasando por narraciones como la muerte de Sócrates por cicuta, narrada por Platón, y llegando hasta lecturas más recientes, como las novelas de Agatha Christie, el veneno desprende un penetrante halo literario que queda reflejado en los textos poéticos y narrativos que acompañan a la traducción de este libro. Esta versión está aderezada con los comentarios de Andrés Laguna, el primer traductor de Los venenos al castellano. Se recomienda leer con sosiego y una humeante tisana al lado.

Dioscórides fue un médico griego del siglo I d. C. que acompañó a los ejércitos romanos en época de los emperadores Claudio y Nerón. A través del estudio de las plantas que las legiones no aplastaban en su avance, acumuló conocimientos sobre las propiedades medicinales de cerca de seiscientas especies vegetales; un saber que fue plasmado en los cinco libros que componen su Materia médica. Existe además un sexto libro, de autenticidad dudosa, sobre venenos que fue ampliamente difundido por las cortes de los poderosos, quienes deseaban tener a mano conocimientos sobre esos venenos y sus antídotos. El médico Andrés Laguna, prototipo del médico-humanista, lo tradujo al castellano añadiendo interesantes Annotationes.

Para esta ocasión es Antonio Guzmán Guerra quien, rescatando los comentarios de Andrés Laguna y añadiendo anotaciones propias, da voz a Dioscórides. Sus traducciones del griego le han valido el premio «José Gómez Hermosilla», que se concede a la trayectoria de un traductor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *