‘La bibliotecaria de Auschwitz’ un pequeño tesoro de Antonio G. Iturbe 

SARA ARANDA MARTÍNEZ. @SarArandam

Título: La bibliotecaria de Auschwitz

Autor: Antonio G. Iturbe

Editorial: Planeta

Antonio G. Iturbe es escritor, periodista y profesor. Es autor de novelas como Rectos torcidos (2005) o A cielo abierto (2017). Su formación le ha permitido narrar la historia de Dita Kraus de una manera única. La bibliotecaria de Auschwitz ha sido traducida a 13 idiomas y galardonada con el Premio Troa a Novelas con Valores (2013).

Cuando los nazis irrumpieron en Praga, Dita no se imaginaba todo lo que iba a pasar. Ahora se encuentra en el campo familiar BIIb de Auschwitz II – Birkenau junto a sus padres y algunos conocidos. La inhumanidad es lo que le rodea, además de una lluvia incesante de cenizas. 

Entre el pesimismo y la perdida de esperanza se encuentra Fredy Hirstz. Un joven atleta que no está dispuesto a tirar la toalla. No va a consentir que les arrebaten la infancia a los niños que por desgracia se encuentran allí. 

El barracón 31 es una escuela clandestina. Cuentan con seis libros en pésimas condiciones, pero Dita se convertirá en su protectora, en la bibliotecaria de las piernas largas. En unos bolsillos secretos, debajo de su falta, guardará ese pequeño tesoro que permitirá a profesores y niños luchar contra los nazis. 

La bibliotecaria de Auschwitz está basada en hechos reales. Sin embargo, el autor se permitió el lujo de completarla con algunas elucubraciones. Iturbe, por coincidencias de la vida, tiene el placer de poder llamar a la protagonista de esta historia amiga. Esta novela no recoge sus memorias, si no el día a día del campo familiar desde la atenta mirada de una pequeña pero valiente niña. 

Dita no cuenta con todo el protagonismo. Las historias secundarias de esta novela consiguen aportar agilidad al relato, que en ocasiones se hace un poco tedioso, demasiado descriptivo. Cada personaje y su historia hace a La bibliotecaria de Auschwitz un poco más especial. Las reflexiones, los inevitables flechazos, la tragedia y las amistades son los que normalizan el día a día de este campo de tortura.  

Algo que me sorprendió gratamente de esta novela es la mención al sionismo. Esa ideología política que apoya la creación del Estado de Israel y que en otras tantas historias sobre campos de concentración y judíos se omite. Fredy Hirstz sueña con escapar a la tierra prometida donde los judíos puedan sentirse libres. 

Un recurso que llama la atención es la aparición de pequeños fragmentos de libros o la mención a otras historias. El protagonismo de los libros en la vida de Dita es innegable y me parece muy acertado que ella comparta con el lector esas historias que consiguieron hacerle olvidar durante un momento dónde se encontraba. A pesar de las circunstancias merecía la pena jugarse la vida por la cultura. Entre estos pequeños homenajes no podía faltar uno a Ana Frank y su conocido diario. No daré detalles, porque me parece que es una grata sorpresa toparse con ello en medio de la lectura. 

Desde mi punto de vista, lo que añade un valor incalculable a esta novela son las últimas cincuenta páginas. Algo tienen de especial aquellos libros que cuando terminan aún tienen algo que contar. La historia de Dita continúa y Antonio G. Iturbe, desde la primera persona, nos cuenta qué ha sido de su vida y de la del resto de personajes. Además, nos regala los días que ha compartido con ella y entusiasmado rebela cómo rebosa energía a pesar del sufrimiento que vivió y de sus noventa años.

Además, en estas páginas, el autor desentraña todo su trabajo. Los viajes, los contactos y la inmersión en el ambiente. Es un mago que desvela sus trucos y sigue dejando con la boca abierta.

Si aún no han leído este libro y me permiten hacerles una recomendación, viajen a Praga. Disfruten de cada uno de sus rincones y visiten el campo de Tezerín. Después, en su viaje de vuelta, lean con mimo esta novela. Podrán hacer suyos los recuerdo de Dita y sumergirse de lleno en esta maravillosa novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *