Reseñando los clásicos: ‘Cien años de soledad’, de Gabriel García Márquez

SARA ARANDA MARTÍNEZ. @SarArandam

Título: Cien años de soledad

Autor: Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez nació en Aracataca, Colombia. Periodista y narrador. Su novela Cien años de soledad (1967) le valió el Premio Nobel de Literatura en el 82. Gracias a ella la literatura hispanoamericana se ganó un hueco en el panorama internacional y García Márquez se hizo con el título de genio de la literatura

Es autor de otras grandes obras como El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981) y El amor en los tiempos del cólera (1985). Gabriel García Márquez falleció el 17 de abril de 2014. 

Cuando Úrsula Iguarán y José Arcadio Buendía anunciaron que se iban a casar todos se echaron las manos a la cabeza, eran primos. En aquellos tiempos nada debía sorprenderles, sino fuera porque en la familia de Úrsula era bien sabido que de las relaciones entre personas con parentesco nacían niños con cola de cerdo.

José Arcadio Buendía, un hombre muy predispuesto, construyó de la nada la aldea de Macondo. Y allí, en esa tierra lejana rodeada de agua, la estirpe de los Buendía tendría su principio y su fin. Cuando Úrsula y José Arcadio se dieron el sí quiero y tuvieron a su primer hijo no se imaginaban el devenir de los próximos años. 

Cien años de soledad es una obra maestra en todos los sentidos. Y no porque lo diga yo, sino porque se encuentra en las estanterías de todas las casas y sus protagonistas se alojan en la memoria de las generaciones que crecieron con ella. 

Es una novela que hay que leer concentrado. Los diálogos son escasos y las descripciones muy elaboradas. No es una lectura rápida y fácil. Si buscas esto, quizás no sea el momento para leerla. Pero no pasa nada, búscale un lugar privilegiado en tu estantería y en unos años rescátala. Entonces podrás disfrutar de cada línea, de cada párrafo y de cada página. 

¿De qué trata Cien años de soledad? De la vida. Con sus verdades aplastantes, con sus tediosas rutinas, pero también con instantes mágicos. ¿Alguna vez has llegado a confundir un sueño con la realidad? ¿Alguna vez te has repetido tantas veces una mentira que acaba por ser verdad? Pues eso es esta novela, una mezcla de realidad y ficción. 

La estirpe de los Buendía es, sin lugar a duda, particular. A lo largo de la novela conocemos a más de 20 Aureliano y a otros tantos José Arcadio. Esta historia tiene tantos protagonistas que acabas por hacerte un lío. Una buena idea es hacerse un árbol genealógico según vayan apareciendo nombres, podrás disfrutar mucho más sabiendo el origen de cada personaje.

Para los lectores de Cien años de soledad, la aldea de Macondo se ha convertido en un lugar en el que refugiarse, donde se mezclan los miedos, la magia y el deseo. Lo que un día se presentó como un oasis acaba por convertirse en una pesadilla. A los Buendía acaba por pesarles la vida.

Un protagonista fundamental en esta historia es Melquíades, un gitano que dejará en unos manuscritos el futuro de las seis generaciones de los Buendía. Una predicción que solo se podrá descifrar cuando hayan transcurrido cien años. 

La historia de los descendientes de Úrsula y José Arcado es cíclica, los mismos nombres y pesares se heredan de padres a hijos. Todos tienen unas personalidades tan marcas que resulta curioso descubrir los rasgos que caracterizan a unos y otros. 

Lo especial de Cien años de soledad es que es una obra atemporal. Pueden leerla tantas generaciones como Buendía nacieron, y son unos cuantos. Aunque han pasado más de cincuenta años desde su publicación, sigue embriagando corazones.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *