«El mejor de los sentidos», una brillante dramedia de Luis Flor en los Luchana

Redacción ESCENA

La original historia de dos amigos que a menudo no lo parecen y una tercera dama dispuesta a todo con tal de engatusarlos… o quererlos de verdad… se titula El mejor de los sentidos. Un título sugerente que desde noviembre —sin moverse de los Teatros Luchana de Madrid— viene atravesando virus, borrascas y otras extravagancias de la vida cotidiana, para brindar un espectáculo escrito e interpretado por Luis Flor, quien compone un personaje estrafalario de tío pijo fuera de serie junto a Felipe Andrés —también coproductor— en el papel de un actor que resiste toda clase de bajones para seguir adelante. La dama seductora y quizás timadora de alto vuelo al tiempo que cuidadora de ancianas que a su lado descubren orgasmos nunca imaginados… está a cargo de la polifacética Susana Harnáiz.

Dirige Juan Carlos Talavera, un actor experimentado en los más diversos personajes, del carcajeante mayordomo de «Usted tiene ojos de mujer fatal… en la radio» al cazador de vampiros por excelencia en «Drácula. Una biografía no autorizada». También director en experiencias singulares como «Tardes con Colombine».

¿Qué tal es esto de ser autor y actor al mismo tiempo? Te aseguro que es hermoso crear un personaje que lo tienes tan claro desde el principio… Sientes que hay mucho camino ya realizado. Como autor impresiona mucho ver cómo algo que has creado en tu cabeza toma forma real, en la voz de los actores, en sus gestos… ¡es maravilloso! Te sientes muy realizado.

Sin embargo, te confieso que personalmente he tenido la necesidad de estar más afuera para controlarlo todo como autor, y no ha sido fácil; de hecho, muchas veces esta faceta supera a la del actor y eso es peligroso. La próxima función quiero estar totalmente fuera… para poder ver crecer la función sin la obligación de estar como intérprete. ¡Quiero vivir esa experiencia!

SINOPSIS Amistad, optimismo y capacidad de superación en una comedia que nos recuerda que en la vida todo es según el color del cristal con que se mira. Una carta de amor dedicada al poder sanador del humor.

Dos amigos, Floren y Marc. Uno de ellos es un actor de poco éxito, que se está quedando sordo, y con una vida amorosa poco emocionante también; y el otro, aun estando ya en la treintena, sigue viviendo cómodamente bajo el paraguas de su madre, porque la idea de empezar a labrarse él solo el futuro laboral le produce urticaria. Algo cambia en la vida de los dos cuando conocen a Úrsula, la nueva guía espiritual de la madre de Marc. La presencia de esta misteriosa mujer llevará a los amigos a enfrentarse a una serie de peripecias y divertidos accidentes que cambiará el rumbo de sus respectivos viajes vitales para siempre.

Trascripción parcial de una escena

FLOREN Tengo un problema. Mi doctor dice que es solo cuestión de tiempo que me quede completamente sordo, tengo un 45%  por ciento de sordera en el oído izquierdo y  un  35% en el derecho. Los médicos tuvieron dudas al principio de que fuese algo mental,  psicológico, ya que soy propenso a pensar que tengo todo tipo de enfermedades y el oído es una cosa compleja … pero no, esta es real… definitivamente estoy sordo,  como  una tapia. Pero no me importa,  nunca me gustó escuchar… solo me gusta hablar… seguro que esto es una venganza del destino.

(…) FLOREN Yo sí quiero escucharte, pero no puedo.

MARC ¿Floren, hablamos en otro momento, vale, no te importa? ¡Me has dado la razón como los locos todo el tiempo! ¡Los artistas sois todos unos egoístas!

FLOREN ¿Pero, no lo comprendes? ¡Es una cuestión de salud! ¡No puedo salir a actuar en estas condiciones!

MARC ¿Y en qué condiciones me encuentro yo, amiguito?

FLOREN Pero amigo… (Le interrumpe bruscamente y burlándose)

MARC Lo mío es mucho peor. ¿Pero no te das cuenta de la gravedad del problema? Yo no tengo talento para ser pobre. ¡Mi madre está arruinada!

FLOREN ¿Amputada? ¡Qué horror! Lo siento. ¿Pero qué le ha pasado?

MARC ¡Que no tengo un duro!

FLOREN ¿Inmaduro? Creo que no eres el más indicado para hablar de madurez…

MARC ¡Qué no tengo dinero, sordo! ¡Perdóname Floren, no quería ofenderte… pero es desesperante!

FLOREN No me ofende que hables de mi sordera, es algo normal, una cosa natural que me pasa y punto… todos tenemos algún defecto, qué le vamos a hacer… pero me gustaría que cuando lo hicieras fuera con educación, respeto y cariño… ¿O yo te he dicho algo alguna vez de tu halitosis? ¿A que no? No, porque yo soy educado y por respeto me callo, me aguanto amiguito y me la trago!

__________________________________________________________________

Felices recuerdos entre aplausos:

Susana Hernáiz, La extraña pareja, de Neil Simon

Luis Flor, Vete de mis sueños

Felipe Andrés, Pánico

Juan Carlos Talavera, Usted tiene ojos de mujer fatal

___________________________________________________________________

DRAMATURGIA: Luis Flor

DIRECCIÓN: Juan Carlos Talavera

REPARTO: Felipe Andrés, Susana Hernáiz y Luis Flor

VOZ EN OFF: Carmen Gutiérrez

ESPACIO SONORO: Nazan López

Iluminación y Jefa técnica: Sara Moyano

Espacio Escénico: Poseidón Teatro

Vestuario: Manuela Santos

FOTOGRAFÍA: Jesús Mayorga

DISEÑO CARTEL: María La Cartelera

PRODUCCIÓN: Poseidón Teatro y Felipe Andrés Producciones

Agradecimientos: Victoria Dal Vera, Felipe Alonso y Manuel Elías.

TEATROS LUCHANA

One thought on “«El mejor de los sentidos», una brillante dramedia de Luis Flor en los Luchana

  • el 15 enero, 2021 a las 6:24 pm
    Permalink

    Una comedia extraordinaria, llena de dobles sentidos que provoca la carcajada continua. Sencillamente genial.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *