Relatos de belleza y sabiduría: ‘No pongas un punto donde Dios puso una coma

MARÍA ÁNGELES SAAVEDRA.

Es la primera vez que he leído un libro de Shiva Ryu pero lo escogí sabiendo que podría descubrir un nuevo talento literario no tan conocido en España.

Shiva Ryu es uno de los escritores más populares actualmente en Corea del Sur. Escogí la lectura de su libro ‘No pongas un punto donde Dios puso una coma’  por lo atrayente de su título, esa forma de darle continuación a todas nuestras comas y la presencia de algo tan inabarcable como Dios decidiendo una coma en lugar de un punto.

Este libro de relatos, editado por Editorial Planeta, más concretamente el sello editorial Diana, es una de las lecturas enriquecedoras de alma que todo lector amante del mundo de la filosofía y de los relatos con historias profundas debe conocer.

La traducción del libro de Shiva Ryu es de Carlos Miranda de las Heras, con un lenguaje poético, el autor nos conduce a un mundo de belleza literaria y de sabiduría. Shiva Ryu ha traducido obras de Osho, Eckhart Tolle y el Dalai Lama al coreano y este libro podría haber estado influenciado por autores tan mundialmente reconocidos como estos tres grandes genios. Este libro guarda un atractivo parejo a las obras espiritual-filosóficas de la índole de estos tres grandes autores mencionados.

‘No pongas un punto donde Dios puso una coma’ plantea reflexiones de vida, sencillas pero poéticamente preciosas, cuestiones existencialistas, todo ambientado en escenas sencillas de vida del propio escritor. Situaciones de vida que descritas por el propio Shiva Ryu que se convierten en escenas literarias, en cuyos relatos podríamos admirar las situaciones descritas por el propio autor.

Todo ello con un contenido repleto de enseñanzas, reflexiones existencialistas, historias con muchas moralejas y una forma narrativa que endulza su lectura.

Uno de los escritores que han influenciado en la vida de Ryu ha sido Mirza Ghalib, tal como relata en su libro. Quiero compartir este extracto del libro como muestra del mágico contenido que podemos encontrar en él:

Deja que los pájaros se eleven en el aire

Tu pájaro volverá a ti.

¿Por qué queremos detener algo? Dejemos que lo que quiera irse se vaya, y dejemos que termine lo que quiera terminar. Lo que realmente nos pertenece acabará volviendo a nosotros. El sufrimiento no lo causan los que nos abandonan, sino que surgen en nuestra cabeza, se aferra a lo que debería soltar.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *