El lado C del rap español

 

0

 

Por Juan Antonio Navarro.

Son buenos tiempos para un género musical aquellos en los que rompe las cadenas que lo atan al purismo, desobedece parte de los patrones de su manual de instrucciones y ve más allá de lo que los amantes esperan de él. Abrir la mente -un género la tiene- es un síntoma de madurez. En España, entre el rap underground de bases lineales y letras de competición, y el rap comercial de bases hardcores y ruidosas y letras ególatras, se abre paso -de manera poco mediática- un nuevo rap que cuida la estética musical sin olvidar las letras inteligentes. Esto es, que puede disfrutarse prestándosele toda la atención, pero que a diferencia de la mayoría de discos de rap hasta el momento, también puede disfrutarse en un segundo plano, como conjunto musical y no solo como literatura rapeada. El rap siendo más música que nunca.

 

Marca Agorazein

Agorazein es un proyecto musical con raíces madrileñas del que forman parte el productor Fabianni, el MC C.Tangana y el MC Manto, abierto a constantes colaboraciones con los MCs Blanco y Jerv.agz. Pero sin duda, de todos los trabajos que Agorazein ha editado hasta el momento, el segundo álbum en solitario -es una forma de hablar, nadie en Agorazein trabaja solo- de C.Tangana, LO▼E’S, es el que brilla con más fuerza.

Publicado en diciembre de 2012, ha sido catalogado a menudo por la crítica como uno de los mejores álbumes -de cualquier género- del año. Y no es para menos. LO▼E’S, con una fórmula refinada plagada de soul, suavidad, mágicos toques de piano y muy buena electrónica supone un verdadero vendaval de aire renovador imposible de ignorar en una escena tan falta de modernidad.

Y a una musicalidad sobresaliente se une el flow pausado de Anton Álvarez (C.Tangana), cuya elegante y terrenal lírica combina a la perfección con esas instrumentales tan R&B. El resultado es un álbum redondo que oír de principio a fin. Nada de hits de discoteca. LO▼E’S es amor a la música, y por ello está un par de pasos por delante del resto.

 

Segunda parada: Aranjuez

Allí, desde 2008, encontramos a Suite Soprano y su primer LP: Nada más lejos, publicado el 14 de junio del pasado año. Juancho Marqués (Sociólogo) y Sule-B (Comunicador audiovisual y anterior integrante de Looking For Pussy) a cargo de las palabras, lúcidas pero sin caer en la pretensión, frescas pero sin resultar insustanciales, y notablemente influenciados por el estilo de Mucho Muchacho.

EZ Beats, Carlos Alberich pero sobre todo el Hombreviento se esconden tras una producción que aporta esa otra mitad de este lado C del rap: verdadera musicalidad, gracias a auras fantasiosos y una minuciosa atención a los matices y detalles, como ese violín de “Por los siglos”.

Pero Suite Soprano no es música de parque, ni de club, ni de fiesta. Es música de relax, para disfrutar de la tranquilidad de un sofá o de una cama, de unas cervezas, de unos amigos que no son los más duros del barrio y de algunas buenas pelis. En el caso de Juancho y Sule-B: Scorsese, Tarantino, Fellini o Leone. Poca cosa.

 

Cookin’ Soul + Mucho Muchacho

Estos no son nuevos, todo lo contrario, pero de la conjunción de ambas fuerzas surge un sonido enriquecedor que no quería dejar pasar. Cookin’ Bananas es la combinación de los productores raps más internacionales de nuestro país -Cookin’ Soul- con uno de los jefes de la rima española desde hace dos décadas -Mu, de la mítica banda 7 notas 7 colores, reconvertido a Skinny Banana-.

Con el trabajo Perdidos en los 90 todavía por publicar, los chicos de Cookin’ Bananas han publicado una serie de videosingles que, a diferencia de los trabajos más conceptuales de C. Tangana y Suite Soprano, tienen las maneras y las intenciones de ser una metralleta de singles, al más puro estilo era digital pero sonando más que nunca a los noventa americanos.

Mucho Muchacho conserva aquel flow descarado que le hizo famoso, y también esa falta de profundidad y dobles sentidos en sus letras. El rap que promueve el cambio social puede ser fantástico, pero ello no anula la necesidad de un rap más ligero y reconciliador. La lírica de Mu es desentendida, hablando sin decir nada. Lejos de ser un defecto, casan a la perfección con las producciones sobre las que planea, algunas más de batalla – “Aquí te pillo, aquí temazo”- y otras más souls y mágicas“Bebiendo cerveza y fumando cigarrillos-, formando un conjunto liviano y musicalmente optimista, ideal para tardes de arena en las dunas de Valdevaqueros.

 

Bonus track: Aporía Bilineal

A los que agradecemos el rap de quienes hacen rap sabiendo que el rap debe ser algo más que frases -independientemente del ingenio de éstas- sobre cualquier bombo, nos alegra descubrir a grupos como Aporía Bilineal, que buscan transitar la senda que Agorazein, Suite Soprano, Cookin’ Banana y muchos otros abrieron un buen día a través de la frondoso maleza de lo monótono.

Compuesto por un filósofo de metáfora ágil (Antonio Cádiz) y un productor perdido entre Radiohead, John Frusciante y Burial (Alejandro Rosano), las composiciones de Aporía Bilineal disponen de una poesía compleja y original alrededor del existencialismo, estructurada con soltura sobre bases evocadoras repletas de guiños.

En “Sunken Errante” -el último de los cuatro adelantos de la banda antes de la publicación el pasado domingo del primer Ep, Ruber- desfilan los xilófonos de Shlohmo en “Just Us”, los susurros de Agorazein en “Bésame mucho” y el inconfundible estilo de “Woods”, de Bon Iver. No es el único, en las risas de “La divina tragedia” se revela la influencia de Captain Murphy, y en el acompañamiento vocal grave de algunos tracks la de XXYYXX y James Blake. Como decía, rap siendo más música que nunca.

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a El lado C del rap español

  1. Un gran artículo sobre la cultura de la música urbana, pero lo nuevo y lo que más está sonando ahora es el trap.

    C tangana
    28 mayo 2018 at 10:28 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.