Díaz, no limpiéis esta sangre (2012) de Daniele Vicari

 

Por Rosa Gámiz

 

 

Díaz, no limpiéis esta sangre es el cuarto largometraje del director italiano Daniele Vicari, aunque también cuenta con varios documentales cuya influencia se ve reflejada en esta película. Imágenes reales y ficticias se ensamblan armónicamente para lograr una cinta audiovisual de gran calidad técnica y narrativa, que la hacen merecedora de haber sido galardonada con el premio del público en la 62ª edición del Festival de Berlín.

El punto de conexión de todas las historias que se narran en la película es una botella que, al ser lanzada por un chico en la puerta de la escuela Díaz, estalla al lado de un coche de los Carabinieri. A partir de ahí, Vicari nos muestra los atroces hechos ocurridos en Génova en julio de 2001. Tras el asesinato por un disparo del joven activista Carlo Giuliani durante los movimientos de protestas de esa semana, el último día de la reunión del G8, más de 300 policías asaltaron la escuela Díaz buscando manifestantes. Los 90 activistas y un grupo de periodistas, que allí se disponían a pasar la noche, levantaron las manos en señal de no violencia. Impasibles, los oficiales golpearon incontroladamente a todo hijo de vecino que allí se encontraba.

Con un ritmo muy dinámico, el cineasta nos presenta todos los puntos de vista: agentes, tanto “buenos” como malos, víctimas y periodistas que se vieron atrapados en la brutal paliza sin motivo alguno. No obstante, ¿bajo qué derecho, principio o ley se puede actuar de tal manera? Ni habiéndose refugiado en la escuela los integrantes del Bloque Negro, quienes habían destrozado tiendas e incendiado coches durante las manifestaciones, existe excusa para tal atrocidad. Ni tampoco para las vejaciones a las fueron sometidos los detenidos después en los barracones policiales de Bolzaneto.

 

 

Sin embargo, no sólo se pone en entredicho la labor de policías, sino que también los intereses de los altos cargos políticos y ciertas prácticas del periodismo actual, como son los periodistas empotrados en las redacciones o las ruedas de prensa sin preguntas.

Destacables son la fotografía, el plano a vista de pájaro de las patrullas por las vías nocturnas genovesas, la música de Teho Teardo, la magistral actuación de todo el reparto, en especial de Jennifer Ulrich (Alma), y la escena final, donde se nos muestra la belleza del paisaje de Génova, no exhibido hasta este momento del minutado, y que contrasta chirriantemente con las caras desfiguradas de los personajes de los últimos planos.   

La única pega es que tras las detenciones la trama se vuelve un poco densa, demasiados minutos. Hasta se momento la expectación no decae ni un segundo. Empatizamos con los personajes, nos sentimos desorientados al no saber qué va a ocurrir, contemos la respiración ante el miedo, se nos eriza el vello al observar boquiabiertos las sangrientas escenas…En definitiva, nos hallamos ante un gran ejercicio de realismo en grandes dosis, necesario para que los ciudadanos tengan conocimiento de la cara oculta de estas instituciones. Por ello, no hay que limpiar la sangre, sino enseñarla al mundo entero.

 

Díaz, no limpiéis esta sangre (2012) se estrena en España el 10 de mayo de 2013

 

3 respuestas a Díaz, no limpiéis esta sangre (2012) de Daniele Vicari

  1. Hola!
    Querría saber en que salas se ha estrenado esta pelicula, ya que no la he visto por ninguna sala en A Coruña.
    Gracias.

    marta
    9 diciembre 2012 at 22:26 pm

  2. No se ha estrenado. Lamentable. La he visto y es un peliculón

    Juanma
    10 diciembre 2012 at 9:46 am

  3. en bcn se estrenó pero parece que no han decidido proyectarla, censura encubierta, una pena

    mar
    19 diciembre 2012 at 16:01 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.