Craig Russell retoma el thriller con “Miedo a las aguas oscuras”

«Internet, en efecto, ha cambiado su modo de encontrar y atrapar víctimas, así como de intercambiar imágenes de abusos, y, sobre todo, les ha proporcionado un medio para comunicarse entre ellos e intercambiar datos sin exponer su identidad. En otra época, antes de que Internet existiera, esta gente actuaba sola y solía estar aislada».

Miedo a las aguas oscuras, de Craig Russell.

Miedo a las aguas oscuras, de Craig Russell.

Actualidad editorial:

La sexta entrega de la serie policíaca protagonizada por el comisario Jan Fabel ya está en las librerías españolas. Miedo a las aguas oscuras (Roca Editorial, 2014) es un thriller medioambiental perteneciente al subgénero posthumano que plantea uno de los dilemas más interesantes del actual debate científico: la singularidad tecnológica, esto es, el riesgo de que llegue un día en que las máquinas controlen la vida de los seres humanos. Craig Russell, uno de los maestros del género negro gracias a las dos series policíacas que ha creado a lo largo de los últimos años –la de Jan Fabel, comisario del cuerpo de policía de Hamburgo, y la de Lennox, ex soldado metido a detective privado en Glasgow–, nos traslada una vez más a la ciudad alemana para mostrarnos la otra cara del río Elba, es decir, la de los cadáveres que emergen en mitad de la noche para advertir a las fuerzas de seguridad que hay un nuevo asesino en la ciudad.

«Este era su oficio, su trabajo: contemplar la muerte. Tratar de comprenderla. Pero por muy a menudo que la contemplaras, la muerte —la muerte violenta— seguía provocando un trastorno en tu interior. Tal vez no suponía un trastorno tan profundo como quince años (e incontables casos) atrás, pero seguías sintiéndolo: una vaga agitación en las tripas desatada por un instinto irreprimible. Era la reacción natural de «lucha o huye» que se disparaba en la parte más antigua y menos evolucionada de tu cerebro».

Una cumbre medioambiental está a punto de celebrarse en Hamburgo cuando llega una tormenta a la ciudad que inunda sus calles por completo. Cuando las aguas bajan por fin, dejan al descubierto múltiples destrozos y algo siniestro: un cadáver decapitado. En principio, el comisario Jan Fabel cree que puede tratarse de una víctima más de un violador y asesino en serie, un criminal que acosa a sus víctimas a través de las redes sociales para, después de localizarlas y matarlas, deshacerse de sus cuerpos en los canales que surcan la ciudad de Hamburgo. Sin embargo, la situación es mucho más complicada y espeluznante… La investigación de Fabel le lleva hasta una secta secreta, Pharos, cuyos adeptos creen en el fin del mundo a causa de la degeneración medioambiental y que está financiado por Dominik Korn, un billonario paralítico que vive alejado de la sociedad…

«El mundo que lo rodeaba estaba cambiando. Y como el resto de la gente, Fabel a veces perdía el hilo de los cambios producidos. Personas que para él habían sido una presencia constante, que siempre habían estado ahí, de repente ya no estaban».

Fabel será el primero en intuir que los directivos del Proyecto Pharos no sólo dirigen su empresa como si de una secta se tratara, sino que además no tienen problemas en asesinar a cuantas personas se interpongan en su camino. Para ello cuentan con un grupo de jóvenes antisistema que han decidido dejar de manifestarse en contra de la contaminación del planeta para pasar a la acción directa, convirtiéndose en terroristas medioambientales. Todo esto, sumado al hecho de que pronto se celebrará en Hamburgo una cumbre medioambiental que puede ser objeto de ataques ecoterroristas, mantendrá a Fabel más que ocupado.

Con estos elementos, Craig Russell nos presenta una de sus novelas más futuristas –o futuribles-, en la que el comisario protagonista tendrá que hacer frente a uno de los asuntos que más le incomodan: los avances tecnológicos. Miedo a las aguas oscuras es también una de las novelas más filosóficas del autor, dado que reflexiona largamente sobre la imbricación de la tecnología en la evolución humana y que plantea ciertos temas más propios de las novelas enmarcables dentro del género del ciberpunk o del transhumanismo.

.

Craig Russell nació en Fife, Escocia, y ha trabajado como agente de policía, corrector de textos en una agencia de publicidad y director creativo. Es autor de la exitosa serie que protagoniza Jan Fabel, ambientada en Hamburgo y de la que ya se han publicado cuatro novelas: Muerte en Hamburgo, Cuento de muerte, Resurrección y El señor del Carnaval. En 2007, se le concedió el prestigioso premio Polizeistern (Estrella de la policía) que concede la Policía de Hamburgo y ha sido el único autor extranjero en recibir este galardón. También fue finalista del CWA Duncan Lawrie Golden Dagger, la más importante distinción del mundo para escritores de serie negra, así como el SNCF Prix Polar en Francia.

.

Miedo a las aguas oscuras.  Craig Russell.  Roca Editorial, 2014.  336 páginas.  17,90 €

.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.