Primavera Sound 2015: diez imprescindibles del sábado

 

Por Nil Rubió

 

Para el sábado ya se esperan fuerzas mermadas, piernas palpitando dolor sordo, pero la misma avidez para terminarlo por todo lo alto. Es día de nombres consagrados, pero encontramos en lo emergente o un poco menos popular, diamantes en bruto, o directamente llenos de mugre, que pueden solucionarle a uno el día. Si alguien consigue sobrevivir a tres días de conciertos, el domingo la jornada de cierre en el Primavera als Clubs, en la que se tendrán que superar colas de infarto que pueden dejar al asistente harto de humanidad, y probablemente fuera de una sala llena hasta la bandera. No obstante, habrá nuevos grupos y otros ya vistos en su versión bajo techo, siempre más temible y loca que al aire libre.

El horario completo del sábado. El cierre del domingo. Y justo debajo, dos páginas para navegar entre las diez propuestas del sábado.

1 2

jueves | viernes | sábado

 

Opatov

Ganadores del concurso Bala Perduda, que lleva al ganador a actuar en el festival, Opatov representan uno de los valores más seguros de la escena catalana. Su garage psicodélico se fundamenta en trotes musculosos y hipnóticos en la base rítmica, unas guitarras de ritmos centelleantes y momentos abrasivos, junto con señas propias a descubrir en su primer disco, Bacán. Ácido del bueno.

 

DIIV

Las guitarras cristalinas y ambientales de DIIV, con las que describen reverberados parajes, en los que su vocación etérea no desmerece sus bellas construcciones y precisas armonías, son de aquellos momentos que pueden iluminar una tarde. Cole Smith promete más agresividad en un disco que está a punto de salir y que presentará, pero con Oshin hay material suficiente para poder disfrutar de un gran concierto.

 

 

Mac Demarco

El loco de la colina. Mac Demarco se ha hecho, como quien no va con él la cosa, con una posición de privilegio en el panorama independiente. Su sonido, personal e intransferible, se mueve del crooner porreta al glam trasnochado. Guitarras cristalinas, lo-fi como sonido y modus vivendi. Mucho groove y jangle pop que levantan el público en el jolgorio colectivo. Salad Days, su último disco, es tan bueno o más que 2, el que lo catapultó.

 

 

Torres

Mackenzie Scott eleva el tono en su segundo disco. Y no es que venga de muy arriba. Su música confesional, cruda y descarnada a veces, se ha sustentado en su peculiar, grave y sentida voz, sustentada por su guitarra acústica o piano. Para Sprinter, la electricidad toma parte de su discurso en potentes composiciones que conjugan un lenguaje propio, oscuro e intenso, que la convierten en una de las voces más destacadas del año.

 

 

Sleaford Mods

Lengua afilada, locuacidad entre spoken word, rap y pura verborrea disparando a diestro y siniestro sobre bases de electro-punk.  Maneras de dejarse ir mientras se arremete sobre todo lo que uno debería conocer. Mala leche, Parental Advisory en cada frase y esta capacidad tan británica de cagarse en uno mismo como parte de una sociedad podrida, dejada a la intemperie para que el proceso vaya más rápido.

 

1 2

 

Related Posts with Thumbnails

1 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.