Frente al mar (2015), de Angelina Jolie

Categoría: Cine,Miscelánea,top2 | y tagged con | |

 

Por Héctor Rojas.

frente_al_mar_cartelSer una celebridad puede generar muchos beneficios. Si Angelina Jolie no tuviera el estatus que todos conocemos, probablemente, el guion de su última película By the Sea (2015), habría terminado empolvado en la gaveta de un alto ejecutivo de estudio. No existe manera en que alguna productora se hubiera arriesgado con semejante historia, de no ser, que los protagonistas de dicha producción fueran la pareja más poderosa del momento en Hollywood. El resultado: una película que navega constantemente en línea horizontal sin altos ni bajos, un supuesto “drama” que no tiene nada de dramático y que es el reflejo del ego de una superestrella que trató de construir un relato carente totalmente de sensibilidad y empatía.

La película narra la historia de un matrimonio integrado por un exitoso escritor llamado Roland (Brad Pitt) y una exbailarina llamada Vanessa (Angelina Jolie) que decide darse una última oportunidad alojándose por unos días en un tranquilo hotel que se encuentra en una hermosa bahía del mar Mediterráneo. Roland es un novelista que tenía una gran carrera por delante y Vanessa solía ser bailarina, aunque ahora vive deprimida tomando píldoras. En algún momento mencionan que llevan 14 años de casados. Para ellos es difícil entender cómo han logrado permanecer tanto tiempo juntos. Sus miradas denotan apatía, tristeza, heridas que no han sanado y una falta de deseo absoluto que aumenta con el transcurrir de la cinta. La gran discordia de sus problemas maritales se resuelve  ya llegado el gran clímax emocional de la película. De hecho, es el único momento realmente emocional de todos los 132 minutos que integran el metraje.

El contraste con los protagonistas se da a través de una joven pareja, Lea (Mélanie Laurent) y François (Melvil Poupaud) quienes llegan al mismo hotel para su luna de miel y terminan en la habitación de la lado. En un primer instante Vanessa no demuestra ningún interés particular en ellos más allá de las charlas habituales que se pueden dar entre desconocidos por cortesía. Todo cambia cuando “Nessa”, como cariñosamente la llama su marido, descubre un agujero oculto en la pared, que le permite observar todo lo que ocurre en la habitación de sus vecinos. Para ella, es común verlos haciendo el amor, discutiendo, conversando y retozando alrededor del cuarto. Al final, ellos parecen tener lo que ella no tiene, y lo mira todo cuidadosamente y con recelo. Avanzado el tiempo, Roland se encuentra accidentalmente con el mismo agujero, y al igual que su esposa, decide mirar. No tardará en llegar el momento en que juntos terminan viendo todo lo que los jóvenes hacen. Todo el proceso termina por convertirse en un práctica sumamente tóxica que amenaza con destruir los dos matrimonios sin tregua alguna.

El principal concepto que trata la película es el del voyeurismo como una manera de recuperar la atracción sexual que hubo alguna vez entre Roland y Vanessa. La práctica de mirar lo que sucede en la vida de otros sirve para recordar la llama que en algún momento existió entre ellos. Los problemas vienen cuando a través del proceso llegan a entender cuan fríos y distantes están el uno del otro. El principal inconveniente que presenta este elemento es que no se introduce con fuerza suficiente en el hilo argumental de la película. Y una de los culpables de que esto suceda es Jolie. Durante todo el desarrollo de la trama no hace más que lucir un estado de languidez alarmante que no aporta nada a su personaje. En ocasiones intenta transmitir  dolor y lo que vemos es hastío. La mayoría de las escenas en las que participa no logran generar ningún tipo de sentimiento. Su actuación es un perfecto ejemplo del anticlímax de un personaje que se arrastra tratando de causar lástima y el resultado es todo lo contrario. Por su parte, Pitt luce más convincente. Nunca creemos que sea realmente un alcohólico, pero su desempeño es lo que logra sostener algunas escenas. Lo logrado en esta película es todo lo contrario a lo que la pareja consiguió con Mr. & MrsSmith (2005) en donde, a pesar de ser películas totalmente distintas, la conexión que ambos mostraban traspasaba la gran pantalla.

by the seaEl principal problema que arrastra la película es la estructuración del guion. Pareciera –en caso de existir– que el primer y segundo acto se hubiesen fundido en un solo elemento, sin espacio de diferencia alguno. Los puntos de giro nunca están presentes, lo que hace que la historia sea eternamente aburrida y lineal. Cuando ya va a finalizar la película es cuando podemos comprender la razón por la cual Vanessa no siente deseo sexual por su marido. La explicación llega en un punto en el que la mayor parte del interés ya se ha perdido. Un elemento incongruente es ver como los personajes van a un lugar paradisiaco a regenerarse y al salir, no presentan ninguna diferencia de cómo llegaron. Tratando de ser justos, la pareja formada por Laurent y Poupaud es mucho más interesante. Esto se debe a que sus personajes sí hacen cosas durante el desarrollo de la historia; contrario a la pareja Jolie y Pitt que solo se muestran sin más, con nada que decir, esperando a que sintamos lástima por ellos a través de diversas situaciones de reposo que buscan mostrar su angustia.

No hay duda de que esta es una película sumamente íntima y personal. Una de las características que posee el cine de autor es la capacidad que le brinda al realizador de plasmar todos sus miedos, inquietudes y sentimientos sin la presión de un gran estudio que altere todo el proceso creativo convirtiendo la producción en un producto comercial. El riesgo que Jolie asumía con esta película era grande. Las cintas personales no siempre han tenido una buena acogida a nivel de taquilla.  Y con personal me refiero al hecho de plasmar un sentimiento con total sinceridad, en donde el arte y la intención prevalezcan por encima de cualquier pretensión comercial.

El film de Jolie nos remite a otra película que ahonda en la crisis matrimonial, Blue Valentine (2010). A diferencia de esta By the Sea, la cinta de Derek Cianfrance está llena de detalles. Cianfrance representa magistralmente el agotamiento físico y mental de los personajes por medio de situaciones sumamente reales dejando que la tensión surja en todo momento. Podemos sentir todo el doloroso proceso que atraviesan con el fin de redescubrirse nuevamente. Contrario a eso, Jolie maneja con excesivo cuidado el estado de ánimo de sus personajes, es como si no los dejara fluir por sí solos. Parece tener la necesidad de mostrar más y más, lo que hace que la película no avance hacia el siguiente nivel.

En la parte de la producción hay que destacar la fotografía a cargo de Christian Berger, el responsable principal de que la cinta se vea tan hermosa. Sin embargo, unas imágenes impresionantes no pueden ocultar todas las carencias narrativas que presenta la historia tanto en sus personajes como en el planteamiento del tema principal. La dirección a cargo de Jolie es probablemente el punto más bajo de toda la producción. El talento que la actriz desplegó en su film anterior, Unbroken (2014), no estuvo presente en esta ocasión. La sensación que se obtiene después de ver la película es que este fue un proyecto de vanidad llevado a cabo por una gran estrella del cine, que seguramente no se habría realizado de haber sido otra persona la que intentara llevarlo a cabo.

Tras finalizar de ver la película todo lo que queda es una gran decepción que dejará a la mayoría de los espectadores totalmente indiferentes. Y es difícil saber con certeza cuál fue la razón que llevó a Jolie a realizar esta cinta. En la prensa especializada se rumora que el film es un reflejo de la ruptura que se viene anunciando desde hace años de una de las parejas más famosas del star system de la actualidad. Lo que es indudable es el capricho de la directora de retratar una crisis matrimonial que poco tiene que ofrecer. Después de todo, este fue un proyecto realizado por pura vanidad.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Frente al mar (2015), de Angelina Jolie

  1. Otra crítica de película muy bien planteada. Felicitaciones al autor

    Lorena Caraballo
    29 junio 2016 at 23:38 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.