Lady Wilde, la madre de Oscar

Categoría: Curiosidades,Más cultura,top3 | y tagged con | | |

Por @SilviaP3

Fue la madre de uno de las clásicos escritores del siglo XIX, por lo que su historia se vio eclipsada por la de su hijo. No obstante, Oscar Wilde llevaba el arte en las venas y parte de ese amor por las letras se lo debió a Jane Frances Agnes Elgee (1821-1896), su progenitora.

Lady Wilde

Fuente: Wikimedia/By Simon Harriyott CC BY 2.0

Conocida como Lady Wilde o por su seudónimo Speranza, esta irlandesa fue la pequeña de cuatro hermanos, todos ellos hijos del abogado Charles Elgee y de Sarah Kingsbury. Hablaba varios idiomas, además de dominar el latín y el griego, y tradujo obras de autores alemanes y franceses, entre las que se encontraba la novela gótica Sidonia the Sorcess de Wilhelm Meinhold.

Fue en 1846 cuando publicó su primera obra en prosa, para la que utilizó el seudónimo de John Fanshawe Ellis, y en esa década también empezaron a aparecer sus poesías de carácter nacionalista, firmadas como Speranza, en el periódico, editado por Charles Gavan Duffy, The Nation, del que ella sería posteriormente editora.

En 1851, esta escritora y defensora de los derechos de la mujer contrajo matrimonio con Sir William Wilde, con quien tuvo tres hijos: William Charles Kingsbury Wilde (1852–1899), Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde (1854–1900) e Isola Francesca Emily Wilde (1857–1867). El mayor se convertiría en periodista y poeta, la pequeña fallecería de niña y Oscar sería el escritor más famoso de la familia.

Cuando Lady Wilde quedó viuda, estaba en la pobreza. Vivió con su hijo mayo, mientras escribía para diversas revistas y publicaba libros sobre leyendas y tradiciones irlandesas, así como ensayos sociales, entre los que se encontraban Poems (1864); Ancient Legends, Mystic Charms, and Superstitions of Ireland (1888); Notes On Men, Women, And Books (1891) y Social Studies (1893), el cual publicó bajo su propio nombre.

Oscar Wilde

Fuente: Oscar Wilde reclining with Poems, by Napoleon Sarony in New York in 1882.

Cuando Oscar Wilde fue encarcelado, su madre, enferma de bronquitis y a punto de morir, solicitó permiso para visitarle en prisión; pero el permiso le fue denegado. Se cuenta que cuando falleció, el 3 de febrero de 1896, se le apareció en la celda a su hijo. Sea como fuere, fue este quien pagó su funeral, ya que su hermano mayor no tenía dinero para ello. Sin embargo, la lápida era tan cara que no pudieron permitírsela y fue enterrada de forma anónima en un túmulo común. En 1999, la Sociedad Oscar Wilde erigió en su honor un monumento, con forma de cruz celta, en el mismo cementerio: Kensal Green.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.