“La_Abducción”: actores de fuste en torno a la miserable corrupción nacional

Por Horacio Otheguy Riveira

“La_Abducción” de Pablo Remón presenta un largo recorrido mechado de humor y recursos cinematográficos para hablar de la pobreza moral y económica tras la corrupción de un político, un pobre tipo fiel reflejo de una España pueblerina ávida de alas propias. Esta podría ser una síntesis de una función que promete mucho más de lo que da, pero que se sigue con interés tras los pasos de Israel Elejalde, protagonista excepcional que recorre un sórdido via crucis, quien junto a Emilio Tomé se ocupa de lo mejor de la representación: un encuentro familiar de pérfida ironía, revelación profunda de una deplorable actitud ante la vida.

 

Israel Elejalde, máscara y rostro “del hombre de traje” en una formidable creación.

Hasta entonces todo son chascarrillos hilarantes en manos del histrionismo de Luis Bermejo (actor y personaje dominan los malabares palabreros que conjugan aquí y allá apuntes de un personaje que se oculta en fantástica verborrea) y sus eficaces compañeros: la irónica sobriedad de Francisco Reyes y el dominio realista de la indiferencia en Emilio Tomé que afirma su talento en el duelo final padre-hijo con Elejalde. Mientras éste termina de descubrir máscaras que llevaba arraigadas junto a sus amigos de infancia y compañeros de partido, Tomé tiene 9 años y luego 29 sin moverse de su silla en un ejercicio dramático de gran complejidad y notoria belleza trabajando la expresión del rostro y las tonalidades de la voz. Juntos coronan un texto que aspira a profundizar en asuntos cotidianos de miseria moral y económica de la realidad nacional, pero que se queda en convencional perspectiva, eso si, escénicamente atractiva con ambientación y escenografía de pictórica armonía que contrasta con la grisura lamentable de sus criaturas. Excepto el personaje que Elejalde siempre sostiene con buena dosis de misterio, los demás hablan constantemente para que un amargo barullo logre la abducción de cualquier atisbo de honradez.

Luces y sombras de una representación que decepciona por su constante juego de apariencias hasta dar con un remate de denso melodrama, sinuoso y cínico. Visto lo visto, fácil resulta, tras la representación, imaginar una novela corta mejor impuesta en torno al ya clásico recorrido del hombrecillo que huye del pueblo “con olor a pobre, como el olor de mi padre” para llegar hasta las más altas cotas de la miseria, como diría Groucho Marx, aunque en este caso esconde una última baraja sólo en apariencia mejor, sólo en apariencia coherente con su búsqueda del triunfo “de comprar cosas”.

Juego de espejos, tratamiento divertido de un melodrama en negro que ganaría con una estructura cronológica tradicional, ya que lo que parece ingenioso en el recurso de actores-narradores con apartes, avances y retrocesos muy vistos en el cine, termina siendo una cansina suma de rodeos y dilaciones que retrasan lo que de verdad importa y se desarrolla en los últimos 20 minutos.

 

De izquierda a derecha: Luis Bermejo, Israel Elejalde, Francisco Reyes, Emilio Tomé, un gran equipo.

 

LA_ABDUCCIÓN. Los mariachis

Texto y dirección: Pablo Remón

Ayudante de dirección: Raquel Alarcón

Intérpretes: Luis Bermejo, Israel Elejalde, Francisco Reyes y Emilio Tomé

Escenografía: Monica Boromello

Ayudante de escenografía: Marta Martín-Sanz

Construcción escenografía: LEAG

Iluminación: David Picazo

Diseño de sonido: Sandra Vicente_Studio 340

Vestuario: Ana López

Ayudante de vestuario: Christiana Ioannidou

Ambientación: María Calderón

Producción: Silvia Herreros de Tejada y Francisco Reyes

Dirección técnica: Kike Calvo

Técnico: Gustavo Segovia

Fotografía: Flora González Villanueva

Diseño gráfico: Dani Sanchís

Comunicación:  La_Abducción

Agradecimientos: Centro Dramático Nacional, Humana, Kor’sia, Mattia Russo, Antonio de Rosa, Daniel Remón

Una producción de La_Abducción y Teatros del Canal con el apoyo de la Comunidad de Madrid

Teatros del Canal. Sala Negra. Del 3 al 27 de mayo 2018

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.