Adishatz/ Adieu del francés Jonathan Capdevielle, dos días en Naves Matadero

Por Horacio Otheguy Riveira

 

Polifónico musical y escénicamente, Jonathan Capdevielle es a su vez un hombre que se rinde homenaje a sí mismo como ser humano poliamoroso, polisexual. Para ello cuenta con muchos recursos de primera línea. Posee una voz virtuosa que le permite contar una historia a seis voces en un contexto de brillante producción de luz y color.

Actor, marionetista, ventrílocuo, bailarín y cantante ha sido invitado por el Centro George Pompidou (París), Festival d’Avignon o festival Danae en Milán. Dos únicas funciones en Naves Matadero, los días 1 y 2 de junio, que contarán con la colaboración del coro de Voces LGTB de Madrid.

El espectáculo ideado y puesto en escena por el artista francés Jonathan Capdevielle construye un autorretrato de su creador entre la vida real y la fantasía a través de grandes éxitos del pop de Madonna, Lady Gaga, Britney Spears, Gloria Stefan, Gala o Francis Cabrel.

Cuando era adolescente, aparte de ser un ávido imitador, Capdevielle hacía suyos los hits del momento. Ese material se convierte en la columna vertebral de este show y en torno a la vitalidad de esas composiciones construye a la vista del público sus mil y un recursos, expresando con gran sentido del humor un mundo propio de notable creatividad.

Actor, marionetista, ventrílocuo, bailarín y cantante, Capdevielle es un artista de un talento fuera de lo convencional que ha sido invitado al Centro Georges Pompidou en París, Festival Danae en Milán, Festival d’Avignon, L’Arsenic en Lausanne o L’Usine C. en Montreal, entre otros lugares de relevancia. Colaborador habitual de la directora y coreógrafa Gisèle Vienne, ha actuado en casi todas sus obras. Su destreza con la voz le convierte en un virtuoso capaz de contar una historia en polifonía a seis voces.

En Adishatz/Adieu (‘adiós’ en un dialecto pirenaico y en francés) elabora un autorretrato mediante una combinación de material cantado e imitación. Una especie de documental confesional, a través de la auto-ficción, que pone el foco en el deambular de un personaje entre la vida real y la fantasía. Transita por las emociones interpretando a capella desde lo más rítmico y musical hasta la revelación de sus propias obsesiones y sentimientos. La pieza incluye conversaciones a modo de notas privadas que evocan los orígenes del artista y su vida familiar.

La colaboración local la aporta el coro de Voces LGTB de Madrid que emerge cantando temas tradicionales que acentúan los estereotipos de género y ponen de manifiesto los atributos socialmente establecidos de la masculinidad.

El personaje ambivalente que interpreto ondea entre la elegancia y la brusquedad. El travestismo, común en hombres y mujeres, me permite ahondar en la noción de soledad, mientras transmito delicadeza y sensibilidad. Emana una sensación de rareza y de ansiedad, que altera y provoca diferentes giros

Con tristeza y melancolía, pero nunca tragedia, su trabajo artístico indaga en la nostalgia de las cosas y en la memoria crucial de identidad desde la infancia o adolescencia.

Quiero reavivar recuerdos y estimular la memoria del público. El espectáculo afronta una dimensión catártica, a medida que la identidad del protagonista se va revelando gradualmente, pero nunca se hace evidente, más bien invita al espectador a participar del vendaval de emociones que todo ser humano libre tiene en su existencia: ambivalente, complejo, divertido o triste, hombre o mujer, poderoso o frágil, entre el mundo real y el fantástico que cada uno es capaz de crear…

Adishatz/Adieu tendrá dos únicas funciones el 1 y 2 de junio en Naves Matadero a las 20,30 horas. Los jóvenes entre 16 y 26 años con JOBO podrán asistir gratis a la función del viernes 1.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.