TOC TOC cumple diez años con Esteve Ferrer en la cresta de la ola

Por Horacio Otheguy Riveira

No uno sino seis Trastornos Obsesivos Compulsivos (más una enfermera) que han hecho las delicias de más de un millón de espectadores sólo en España, y sin contar la versión cinematográfica. Un bombazo explicable por la empatía auténticamente hechicera de saber que no sólo estamos medio locos en nuestra soledad de andar por casa, sino que es posible convertir nuestras manías en un espectáculo divertido que confirma que ser normal es una de las mayores perversiones que nos pueden suceder.

Una década ya en la sala de estreno, esta vez con el mismo elenco de hace tres años, más la reincorporación de Fran Sariego que ya había pasado tiempo atrás por la misma producción. Un equipo que da una sensación de frescura de gran nivel, ya que la función no se desgasta, en cada representación como si fuera la primera vez. Al frente, en personaje estelar y asumiendo la dirección, Esteve Ferrer, un hombre de teatro que parece saltarse todas las comidas y las horas de sueño, de una hiperactividad que le permite dirigir —y controlar su mantenimiento— musicales tan complejos y ambiciosos como La Familia Addams (actualmente en la Gran Vía de Barcelona) y El jovencito Frankenstein de reciente estreno en la Gran Vía madrileña.

Tras una muy exitosa gira de TOC TOC, después de gozar de la novena temporada, llega la décima y todos tan contentos… con uno de sus integrantes, o varios de ellos, subiendo y bajando las escaleras varias veces como si tuvieran un TOC TOC que empatiza con los espectadores que repiten… ¡hasta 8 veces!, descubriendo que las escenas que les hicieron reír ahora les provocan sonrisas y las que les dejaban de piedra les hacen carcajearse. Una comedia francesa que bate récords en todas partes, pero en ninguna otra como en Madrid, donde sin moverse de la misma sala, las puertas siguen abiertas para todo el que se atreva a reírse en libertad, sin complejos, del trastorno de este o de aquel otro… pero sobre todo de los muchos que cada uno tiene más en secreto que en público.

Esta función me aporta una de las experiencias más sorprendentes de mi larga carrera como actor y director, y es que allá donde vamos agotamos las entradas con meses de antelación y nos piden que volvamos; increíble porque ninguno de nosotros es alguien mediático, de los que salen en la tele y la gente dice vamos a ver a tal o cual que está en el teatro. En nuestro caso es la comedia por sí misma y nada más. Por otra parte, yo sólo dirigí cuando hace diez años se estrenó, pero enfermó un actor y subí al escenario pensando que sería por un par de semanas, luego fueron meses… y hasta hoy. No sólo no me aburro sino que la situación de dirigir a mis compañeros, y a su vez interpretar un papel tan intenso como el de Camilo, me exige una tensión sumamente interesante y muy divertida. Eso sí, todos los que trabajamos en TOC TOC tenemos un principio inamovible: salir al escenario a jugar, por muy mal día que hayamos tenido, con fiebre, con situaciones personales graves, todo queda fuera, en la calle, y desde que entramos en el teatro, nos comprometemos como niños felices que sólo vienen a jugar el maravilloso arte de la comedia.

Todos los culpables del crimen imperdonable de cumplir la promesa de hacernos reír a más no poder. Detrás, Sara Moros, Esteve Ferrer, Paco Obregón, Ana Trinidad. Abajo, Carmen Arévalo, Fran Sariego y Laura Hernando.

TOC TOC

Autor Laurent Baffie

Versión española de Julián Quintanilla

Funciones: Martes, miércoles y jueves 20 horas.

Viernes y sábado: 18 y 20,30 horas.

Domingo, 18,30 horas

No recomendado para menores de 8 años

Precios especiales para grupos y empresas

TEATRO PRÍNCIPE GRAN VÍA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.