“Idiot-Syncrasy”: Igor and Moreno saltan y bailan emociones compartidas

Por Horacio Otheguy Riveira

Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid presentan el estreno de Idiot-Sincrasy de Igor + Moreno, una coreografía de 1 hora en la que ambos artistas no paran de saltar. Este espectáculo podrá verse en la Sala Negra en tres únicas funciones los días 31 de enero, 1 y 2 de febrero. Un trabajo fuera de serie, tan insólito como hermoso: dos hombres de unos treinta años, bailarines de profesión, empiezan mirando largamente al público, una interrelación que rara vez abandonan, la mayor parte del tiempo de frente, inmóviles o cantando a capella, y luego saltando. Se dice fácil el verbo saltar, pero lo que ellos hacen es eso y mucho más, coreografiada una historia sutil, una narrativa corporal muy variada que ni siquiera se interrumpe cuando traen botellas del exquisito vermouth Izaguirre y todo el público se sirve su propio chupito. La vitalidad de sus saltos y su danza aporta un riquísimo lenguaje escénico que inauguró hace años un nuevo proceso profesional. Ya tienen en pie otros espectáculos, todos con importantes patrocinadores. Este es su debut en España.

Cuando empezaron el proceso la idea era hacer una obra que cambiara el mundo y previsiblemente el sueño, tan recurrente en los artistas jóvenes, se dio de bruces con la realidad. Entonces Igor Urzelai (San Sebastián, 1983) y Moreno Solinas (Cerdeña, 1987) decidieron hacer Idiot-Syncrasy porque se sintieron idiotas ante semejante meta. Es así como la ambiciosa reflexión que requiere plantearse una pieza que cambie el antes y el después de la danza se convierte en la base que sustenta un pequeño pero entrañable dueto, que aun así, parece de largo alcance.

Hay en Idiot-Syncrasy una fuerte carga personal. Los dos intérpretes en gesto nostálgico y clave neofolk cantan canciones de su tierra. El uno, folclor vasco, y el otro, melodías populares de Cerdeña. Para después, como empujados por un resorte, comenzar a saltar y desarrollar toda la pieza dando botes, en bailes que lejanamente recuerdan esas danzas tradicionales o haciendo todo tipo de acciones cotidianas, incluidas las de vestirse y desvestirse, sin dejar de saltar, como si la escena, y la vida toda, fuese un ajetreo saltarín constante. A través de este minimalismo reinventado, que lleva a los espectadores de la risa a la ternura y de allí a la nostalgia y la tristeza, este tándem ítalo-español residenciado en Londres propone reflexiones muy lícitas estos días sobre la perseverancia y el dolor que produce, el valor del esfuerzo, de la constancia, la obstinación y la cabezonería. Aunque a priori suene demasiado simple, su pieza es algo más que dos chicos saltando. Hay un devenir dramatúrgico alrededor de una idea constante que genera hipnotismo primero y un paseo inequívocamente emocional después, que culmina en empatía con este par de creadores y su ingeniosa propuesta coreográfica.

Igor + Moreno, como se hacen llamar, se conocieron en 2007 estudiando en la legendaria The Place, en Londres. Desde el principio han sentido que había química entre ellos, fundando originalmente el colectivo BLOOM! que devino más tarde en Igor + Moreno, cuyo primer trabajo fue justamente el dueto Idiot-Syncrasy, convertido en éxito al instante con su ingeniosa manera de entender el cuerpo y abordar desde allí ideas muy complejas con la simplicidad más absoluta. Numerosas alabanzas y premios han recibido, incluyendo el Rudolf Laban Award 2010 y su participación en la plataforma de talentos europeos Aerowaves en 2011, 2013 y 2015.

Después de Idiot-Syncrasy crearon, en 2015, un nuevo dueto, A Room for All Our Tomorrows, y en 2017 se arriesgaron con su primer trabajo grupal, para cuatro bailarines, ellos incluidos. Se llama Andante y es una pieza en la que ahondan aún más en su exploración de los sentidos, incluyendo el olfato, para lo que contaron con la colaboración del perfumista Alessandro Gualtieri. El oído es también estimulado en la primera parte de este cuarteto, con esos silencios y súbitas explosiones, y la visión es retada a adivinar las acciones que ocurren bajo ese manto de humo, que inunda el espacio y baña a los danzantes en la parte final, en una obra literalmente sensitiva que explora los límites de la percepción e intenta engrandecer la experiencia de ir a ver danza.

Actividades paralelas
· Encuentro con el público al finalizar la función. 1 de febrero

Estreno en la Comunidad de Madrid
País: Reino Unido
Idiomas: español, vasco, sardo, italiano, inglés
Género: danza contemporánea
Coreografiado y realizado por: Igor Urzelai y Moreno Solinas
Dramaturgia: Simon Ellis
Iluminacion: Seth Rook Williams
Sonido: Alberto Ruiz Soler
Conjunto y vestuario: KASPERSOPHIE
Coach de voz: Melanie Pappenheim

Fotografías: Alicia Clarke

Producción: Sarah Maguire
Encargado por The Place y creado utilizando fondos del Arts
Council a través de Grants for the Arts y con el apoyo de Yorkshire Dance, Cambridge Junction, Centro por la Scena Contemporánea, Aerowaves, TIR Danza y BAD Festival. Igor y Moreno son artistas de Work Place en The Place, artistas asociados en TIR Danza y Developed With The Lowry
Con el apoyo del British Council

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.