Perfil de verano: El universo literario de Yu Hua

Categoría: +Actual,A fondo | y tagged con | | | |

Por Carmen Fernández Etreros.

De pocos autores actuales se puede decir que son y serán una apuesta por la narrativa de fondo y vida. Además, Yu Hua es un escritor  polémico: criticado por algunos círculos culturales de China y reverenciado hasta el extremo por otros. También hay que destacar que sus libros son poco conocidos en nuestro país en comparación con los de otros escritores de menos calado para la narrativa internacional.

Por esos tres motivos lo he elegido como perfil del verano: por su calidad, su calado internacional y el desconocimiento que por ahora hay de este autor chino en nuestro país. Yu Hua, cinco años odontólogo por obligación ya que fue la carrera que le eligió el gobierno, es uno de los autores chinos más conocido internacionalmente y también el primer autor chino que obtuvo en 2002 el premio de la Fundación James Joyce. Su novela ¡Vivir!, llevada al cine por el polémico Zhang Yimou,  retrata con sensibilidad y fidelidad las consecuencias de la revolución cultural para los pobres habitantes de un pequeño y retirado pueblo chino, es una de las joyas de nuestra literatura contemporánea. La versión cinematográfica realizada por Zhang Yimou, ganadora del Gran Premio del Jurado de Cannes en 1994,  fue prohibida en China.

¡Vivir!, publicada por primera vez en 1992 y editada recientemente en nuestro país por Seix Barral, es un relato crudo y firme de la vida en China en la etapa de la Revolución Cultural a través de la voz de Fugui, un campesino que pierde su fortuna en sus visitas a los burdeles y su afición al juego, y que aunque intenta rehacer su vida padece los cambios políticos de su país y muchos avatares y desgracias,  pero resiste a pesar de todo y termina sus días ya anciano labrando la tierra acompañado de su buey y con la única intención de seguir viviendo. Resistencia y perseverancia ante el sufrimiento. Las hambrunas, los cambios constantes impuestos por la Revolución Cultural, las enfermedades, la miseria, la mala suerte y la incongruencia se cebarán con Fugui y tres de sus generaciones pero el protagonista de ¡Vivir! le contará al lector también sus pequeñas alegrías y tesoros. Un libro para sufrir, para llorar y para disfrutar de la prosa del autor.

En 2008 se publica en España también por Seix Barral Brothers, un libro que me leí el verano pasado y que sorprende por la calidad y originalidad de sus relatos, y que ha logrado vender más de un millón de ejemplares en China. Un libro más amplio, para algunos incluso demasiado, que ¡Vivir! en el que el autor se debió inspirar para su primera parte en su propia experiencia y vivencias en el pequeño pueblecito de Haiyan, situado en la zona costera de la región de Zheijiang donde nació en 1960. La primera parte la dedica a la Revolución Cultural  y como esta afectó a la aldea de Liu con medidas como el cierre de escuelas, la desaparición de libros, desfile de tropas, gente con brazaletes rojos, vecinos a los que se les coloca capirotes infamantes… En la segunda parte describe lo que denomina Revolución del Consumo, históricamente inaugurada en 1992 con la llamada de Deng Xiaoping a la reforma del mercado, mediante la narración de la nueva vida del protagonista Li Guangtou y su búsqueda de la riqueza personal.

Un escritor que comienza sus pasos como escritor de la mano la experimentación literaria en Leaving home at 18 (1987) y con el surrealismo de unos cuentos que le supusieron el reconocimiento de los círculos literarios y vanguardistas, pero que poco a poco ha ido derivando al realismo de su país, de su pueblo, de su historia, de su sangre y cultura. ¡Vivir! como reconoce el autor en varias entrevistas marcó su carrera de escritor porque cambio su forma de escribir: “Hasta ese momento, yo formaba parte del vanguardismo chino, más formalista y experimental, y escribía relatos cortos que eran difíciles de entender para muchos lectores.  ¡Vivir! fue la primera novela larga, me convertí en más realista, pasé a escribir en primera persona y empecé a oír las voces de los personajes que tomaban vida dentro de mí. También trabajé mucho para simplificar el lenguaje y adaptarlo a la forma de hablar de un campesino sin cultura. Muchos escritores, cuando consiguen el éxito, consolidan un estilo de redacción, pero a mí no me importa adaptar mi estilo a cada obra para abrir nuevos caminos”.

Caminos que el autor va cambiando e innovando en cada nueva novela y que podremos disfrutar de nuevo ya que pronto se publicará en España también por Seix Barral Crónica de un vendedor de sangre (1995).  Caminos que muchos seguiremos con atención y esperanza.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *