Grinderman 2

Categoría: Crítica,Música | y tagged con | | |

Por Regino Ruiz.
Ya lo digo desde el comienzo, eso de que segundas partes nunca fueron buenas con Grinderman 2 pierde su sentido. El grupo de Nick Cave paralelo a los The Bad Seeds (aunque con integrantes comunes) es su vía de escape para gruñir todo lo que quiera.
En la primera entrega se dejó de lado las baladas de The Bad Seeds y desató un huracán que contaminó el Dig, Lazarus Dig!!!. En esta nueva entrega encontramos a los cuatro miembros del grupo sacando toda la rabia que tienen dentro, sin complejos y con fuerza.
Por las nueve canciones que componen el disco vemos los mismos personajes circular de un tema a otro. Un hombre que se siente como Mickey Mouse, un pequeño demonio, un hombre lobo…todos envueltos en guitarras chirriantes y la voz de predicador de Nick Cave. Un disco que, como el nombre del grupo, parece que es un gran gruñido, como el lobo que aparece en la increíble portada. Los coros que recorren todas las canciones también le dan un tono misterioso, de terror, como ocurre en canciones como “Evil” o “Worm Tamer”.
Entre los nueve gruñidos encontramos “When My Baby Comes” que es algo así como una nana cantada por el propio demonio y que hacia el final va tomando una fuerza infernal. El primer single del album, “Heathen Child”, quizá es la que menos sorprendería escuchar en los discos junto los The Bad Seeds. Igual ocurre con “Palaces Of Montezuma” cuyos coros beben directamente del gospel que tan bien sientan a la voz de Cave. “What I Know” es el único gruñido atenuado del disco, una especie de balada donde la voz de Nick Cave en primer plano hace que se erizen los pelos; prueben, ya verán. El disco lo cierra “Bellringer Blues” un nuevo modo de escuchar un blues. Una última canción redonda para un disco perfecto.
Parece increible que lo que quizá nació como un divertimento se haya convertido en uno de los grupos de rock actuales con menos complejos.
La edición especial del disco contiene un libreto generoso con dibujos de Ilinca Hópfner que son una auténtica delicia y que complementan perfectamente la historia del album.
Este rock sí que me gusta.

Escúchalo en Spotify.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *