Dentro de la cabina: entrevista a los DJs Javi Bayo y Focuz

Por César González Álvaro y Rubén Saéz

Javi Bayo

Cada jueves por la noche, los amantes de la buena música tienen una cita en el Tempo Club. Allí están Javi Bayo y Focuz, DJs residentes y promotores de Touché, una de las sesiones más arriesgadas y con más calidad de cuantas podemos encontrar en los múltiples clubs y salas de Madrid. Caras B charló con ellos acerca de su trabajo como DJ, sus referencias musicales y sus experiencias junto a artistas tan destacados como Onra, Funkineven o Mark Pritchard.

Caras B: ¿Qué se puede encontrar alguien que nunca haya asistido a Touché? ¿Cómo definiríais vuestras sesiones?

Javi Bayo y Focuz: Touché, al igual que nuestras anteriores sesiones bajo diferentes nombres y en distintas salas, trata de cubrir un hueco en la oferta musical de Madrid. Nacen desde el deseo, como amantes de la música, de que determinados artistas o sonidos estén presentes en las salas de Madrid al margen de los dictados de las modas. Nuestra apuesta personal como DJs por determinados registros musicales había que llevarla más allá de limitarnos a pinchar determinados discos. Los dos hemos viajado y asistido a numerosas sesiones en lugares de todo el mundo y notábamos la falta de sonidos contemporáneos, arriesgados y con soul en los clubs de Madrid pero simultáneamente conocíamos a más y más gente que también seguía a muchos de nuestros artistas favoritos e igualmente lamentaba la falta de sesiones con ese enfoque.

Quienes asistan a una sesión de Touché podrán estar seguros de que estarán presenciando algo único en Madrid, una programación impecable con artistas internacionales de primera fila  y una política musical muy rigurosa en cuanto a los niveles de calidad. Es una propuesta de contenido, exclusivamente. Por desgracia hoy en día éste no suele ser el reclamo más comercial para una sesión de club.

Caras B: ¿Cuándo comienza la colaboración entre Focuz y Javi Bayo y por qué?

Focuz

Focuz: Hace tiempo que nos conocíamos y respetábamos el trabajo que cada uno hacía. La primera sesión de BlackBookSessions justamente coincidió con la primera fecha de Danzz, una sesión de jazzdance organizada por Javi. Llegó un punto en el que las listas de artistas por los que nos interesábamos eran cada vez más coincidentes. La evolución natural fue unir fuerzas y tratar de construir un único público buscando su fidelidad en torno a una sola sesión semanal. Así surgió Touché.

Caras B: Dicen que hay “escritores con brújula” y sin ella, es decir, que hay quien tiene un plan muy claro cuando comienza a escribir y otros que, sin embargo, van improvisando según avanza el trabajo. ¿Sucede lo mismo con las sesiones de un DJ? ¿Sois DJs con “brújula”?

Javi Bayo: Mis sesiones conllevan mucho trabajo antes de ni siquiera pisar la sala en la que voy a pinchar. Dentro del abanico de ritmos y artistas que no faltan en mis sesiones siempre hay particularidades en función del club, la hora de la sesión, el tipo de público y las propias evoluciones personales en el discurso musical que me apetece mostrar. Todo esto se traduce en una apuesta que supone llevarme unos determinados vinilos y dejar en casa muchos otros; esta selección me puede suponer unos pocos minutos o varias horas. En todo caso siempre hay que matizar la sesión durante su desarrollo en función de las reacciones de la gente. Esto también requiere de un cierto equilibrio: no puedes insistir con un discurso que no está funcionando pero tampoco debes dejar que la sesión que finalmente suene esté definida totalmente por el público. El criterio del DJ tiene que estar presente como elemento diferenciador. Creo además que debe ser así, debe existir un cierto riesgo para el selector que muestre su calidad como tal y el interés o no de su repertorio.

Caras B: Por Touché han pasado multitud de artistas invitados como Onra, por ejemplo. De hecho, el mes pasado vimos allí a Mark Pritchard, Mwëslee y BFlecha, entre otros. ¿Cómo vais eligiendo estas colaboraciones? ¿Qué hace falta para pinchar en Touché?

Javi Bayo y Focuz: Dentro de las limitaciones presupuestarias que el formato (reducido) del club impone, tratamos de traer a aquellos artistas que han comenzado a destacar dentro del panorama internacional de sonidos contemporáneos con soul que tanto nos cuesta definir. Hasta ahora esto ha supuesto organizar directos tan variados como el de Matthew Halsall, que era puro jazz, o el de Onra, el beatmaker francés que más está destacando actualmente. Todos ellos tienen una fuerte identidad como artistas y están guiando la evolución de los ritmos que más nos interesan. Son referentes a nivel mundial.

Caras B: ¿Cuál es la sesión de la que tenéis un mejor recuerdo?

Javi Bayo: De cuantas hemos organizado como Touché, me encantó el ambiente que se creó en la actuación de Onra y también la brillante selección de Funkineven o Mark Pritchard.

Caras B: ¿Quiénes son los DJs de referencia hoy en día?

Javi Bayo y Focuz: Casi todos los que consideramos referentes han pasado ya por alguna de nuestras sesiones, bien dentro de Touché o como BBS, Clapclub, etc: Theo Parrish, Simbad, Mark Pritchard, DJ Spinna, Gilles Peterson

Caras B (pregunta a Javi Bayo): En tu larga carrera como DJ has participado en multitud de sesiones con artistas como Pete Herbert, Danny Krivit o Alan Brown, entre otros muchos. ¿Cómo es compartir cabina con este tipo de artistas?

Javi Bayo: Después de haber conocido a muchos DJs famosos y escuchado multitud de sesiones, cada vez soy menos mitómano por lo que trato de que el hecho de compartir cabina con un artista célebre no sea muy diferente a hacerlo con un amigo. De todos ellos trato de extraer un aprendizaje sobre su estilo, forma de conducir la sesión, etc. Por ejemplo recuerdo con especial intensidad lo muy profesional que es DJ Spinna, o lo divertido y relajado que es Simbad frente a los platos.

Caras B (pregunta a Javi Bayo): Has pinchado en numerosas salas y clubs de Londres como The Clinic, Dragon Bar o Notting Hill Arts Club. ¿En qué se diferencia (si es que hay alguna diferencia) el público español del inglés?

Javi Bayo: Yo hablaría más bien del público de Londres de determinadas salas para citar alguna diferencia. Londres sigue siendo el epicentro de la cultura de clubs y reúne a multitud de gente vinculada de uno u otro modo al fenómeno musical por lo que en muchos casos el público es un público que sabe perfectamente lo que está escuchando y tiene criterio para valorar la calidad de una sesión y ser exigente. Recuerdo como un día estaba pinchando una auténtica primicia que todavía sólo estaba disponible como disco de promoción entre DJs y alguien me dio las gracias por poner ese tema que conocía perfectamente, y esto ocurrió antes de que internet se convirtiera en la plataforma que es hoy en día, es decir que la gente todavía dependía de la radio o de las sesiones de DJs para descubrir temas nuevos. También hay una gran tradición tanto por el baile como por cuidar la calidad de sonido que ofrecen las salas. Aquí apenas hay sitios en los que los equipos de sonido suenen medianamente decentes, los limitadores que impone el ayuntamiento limitan el rango de frecuencias sonoras y los pinchadiscos sin escrúpulos, que no dudan en poner mp3 de calidad ínfima que se han descargado de lugares más que dudosos, hacen el resto para que la música que suena en la mayoría de las salas de Madrid lo haga con una calidad bochornosa. Por lo demás lamento que generalmente la política musical de un club sea lo menos importante para gran parte del público local que decide su destino para el ocio nocturno en función de otros parámetros que tienen más que ver con las modas y el alcohol.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.