Ciencia y turismo: los fenicios encallados en Cartagena

Por Carlos Javier González Serrano.

Hoy en Tecnocultura aunamos ciencia y turismo

A pesar de que veraneo en Puerto de Mazarrón (Murcia) desde hace algunos años, nunca había reparado en una rareza única: la existencia de  un barco fenicio (Playa de la Isla) de más de 2.500 años de antigüedad, y de unos ocho metros de eslora –que la UNESCO desea declarar Patrimonio Mundial. Para regocijo de generaciones posteriores, la embarcación quedó sepultada bajo la arena y, a causa de esta mano providencial, ha podido conservarse en perfecto estado. Hace algunos años se encontró otro barco mucho más grande (el Mazarrón II), de doce metros de eslora, el cual contiene numerosas piezas de artesanía fenicia.
Si queréis más información, podéis entrar en la siguientes páginas:

– Web del Ministerio de Cultura en la que encontraréis fotos y más datos interesantes sobre los barcos.

Video en el que podréis ver las tareas de desentierro y restauración de una de las embarcaciones.

– Además, el Puerto de Mazarrón cuenta con un Museo Arqueológico Municipal. En esta pedanía de Mazarrón podrás encontrar también algunas ruinas romanas.

Además, en el ARQUA (Museo Nacional de Arqueología Subacuática) de Cartagena podréis visitar una reconstrucción de uno de los barcos tal y como se encuentra bajo el mar. Cartagena posee más de 2300 años de historia. La ciudad fue fundada aproximadamente en el año 227 a.C. (el nombre original fue Qart Hadasht) por Asdrúbal, general cartaginés, cuyo dominio sobre la zona sería sin embargo efímero. Hacia el año 209 a.C. los cartagineses eran conquistados por los romanos –liderados por Publio Cornelio Escipión- en el desarrollo de la Segunda Guerra Púnica.
Muy pronto, las autoridades romanas al mando tomaron nota del interés de la zona (privilegiado emplazamiento que garantizaba la defensa, riqueza minera de la sierra, etc.), declarándola Colonia Urbs Iulia Nova Carthago en el 44 a.C. Tras la caída del Imperio Romano Cartagena vivió momentos turbulentos: los vándalos se hicieron con la ciudad hasta la venida del dominio visigodo. En el 555 de nuestra era, las tropas del emperador bizantino Justiniano intentaron recuperar en la Península los territorios que, en su día, pertenecieron a los romanos. Cartagena fue tomada y proclamada capital de la provincia Spania. Pero nuestra ciudad caería de nuevo bajo el poder visigodo, y acabó conquistada y arrasada a comienzos del siglo VII. Cartagena desapareció como ciudad…

No recuperaría su esplendor hasta el siglo XVIII, tras la estancia de los musulmanes en España y la reconquista de Alfonso X “El Sabio” en 1245. En 1726 es nombrada capital del Departamento Marítimo del Mediterráneo; se construyen en la ciudad imponentes fortificaciones (castillos, cuarteles, etc., algunos de los cuales pueden visitarse, como el Fuerte de Navidad al que se accede tras un agradable paseo en barco), y acontece un auge sobresaliente en las actividades constructivas y mercantiles. Cartagena pasó en un breve lapso de tiempo de 10.000 a 50.000 habitantes…

La historia más reciente de la ciudad, así como los lugares más representativos de ésta para visitar podéis encontrarlos en la página de Cartagena.

No te puedes perder: Palacio Consistorial, teatro romano, Fuerte Miliar de Navidad, paseo en barco turístico que te llevará hasta mar abierto desde el puerto de Cartagena, Parque Torres, Castillo Medieval de la Concepción, Iglesia de la Caridad (con esculturas de la escuela de Salzillo), Museo Arqueológico Municipal,  submarino de Isaac Peral, ascensor panorámico, puerta del Arsenal y Museo de Artillería.
Related Posts with Thumbnails

3 respuestas a Ciencia y turismo: los fenicios encallados en Cartagena

  1. Hace poco leía sobre estos temas. Es increíble todas las culturas que han pasado por aquí.
    Sabrás que había una ciudad, cerca de Gadir, llamada Abdera. Creo que debemos reivindicar a Demócrito como paisano nuestro ;).
    Abrazos y felicitaciones por el artículo.

    Gonzalo Muñoz Barallobre
    17 diciembre 2010 at 11:03 am

  2. Hace unos días estuve con María en Cartagena, y la verdad es que siempre es un gusto pasar por allí: sol, cerveza fresquita, brisa marina, museos, historia, etc..

    Carlos Javier González Serrano
    17 diciembre 2010 at 12:28 pm

  3. La verdad que cartagena es un lugar lleno de historia , es un lugar unico , desde sus playas , sus riquisimas propuestas gastronomicas, y el plus son estas historias !!!
    Saludos a todos !!!

    Juan Laso
    18 diciembre 2010 at 2:21 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *