Ron Lalá repite éxito con su último espectáculo Time al Tiempo

Categoría: Crónicas ligeras | y tagged con | | | |

Time al tiempo

Por Elena Higueras

 

¿Tienes tiempo para una reseña?


Enciendes el ordenador [véase el reproductor ese del Facebook que te salió por un pico] y ahí está otra vez la pesada de la Higueras con sus recomendaciones teatrales. “Ésta pierde el tiempo conmigo. ¡Qué no me gusta!”, pinchas. “Además tengo que ir al gimnasio, hacer la cena, comérmela, plancharme la ropa de mañana y liquidar de una vez por todas ese curro que tenía que haber entregado en tiempos de Maricastaña”. Miras el reloj y decides concederte un tiempo muerto. “Total, un michelín más tampoco hace daño a nadie…”

 

“Ron Lalá repite éxito con su último espectáculo Time al Tiempo”, empieza. Pues el caso es que el nombre éste de canción etílica me dice algo… ¿Estos no estuvieron a punto de llevarse algún premio gordo hace un par de años? “… después de Mi misterio del interior (2006), Mundo y final (2008) finalista al Premio MAX al Espectáculo Revelación 2009 y Ron Lalá Directo (2010), la joven compañía vuelve a la carga con su coctel inconfundible de teatro, humor y música en directo”. ¡Un punto para el menda! Para que luego digan que matar el tiempo en Internet no sirve de nada…

 

“Ron Lalá firma y protagoniza un musical diferente, apto incluso para alérgicos al género, en el que sus cinco componentes –Juan Cañas, Miguel Magdalena “Perilla de la Villa”, Íñigo Echevarría, Daniel Rovalher “Boli” y Álvaro Tato– se intercambian instrumentos y personajes con la naturalidad de quien está acostumbrado a no hacer ascos a ningún palo. Y es que, como en anteriores espectáculos, la receta del combinado no falla: sketches cortos aderezados con canciones divertidas sobre una base textual perfecta. Mezclado, no agitado”.

Vale, que tiene de todo y encima el guión es bueno. Capto la idea, pero ¿de qué va? ¿Porque de algo tendrá que ir? ““Time al tiempo” es una parodia atemporal sobre la relatividad del tiempo y lo ridículo del comportamiento humano cuando se ve sometido a las ruedas que él mismo engrana. Bajo la dirección de Yayo Cacerés, los chicos de Ron Lalá se convierten en esclavos del tiempo dispuestos a sacrificar sus ahorros por unos minutos más al día o en banqueros sin escrúpulos y doctores corruptos que trafican con el tiempo de los sin tiempo”.

 

Time al tiempo“Pero sin duda, lo mejor de la noche llega de la mano de una flor cortada y una abeja en horas bajas que, ante la inminencia de lo inevitable, matan el tiempo repasando los momentos más entrañables de su efímera vida. La desternillante actuación de Íñigo Echevarría, en el papel de flor desterrada, y Álvaro Tato, en el de ‘abbbbbbeja’ vividora se sube más a la cabeza que cualquier pócima espirituosa de la barra del Alfil. Ni que decir tiene que a ello contribuye enormemente un original texto compuesto casi exclusivamente por un juego de palabras detrás de otro. Palabras encadenadas que luchan por salir de la garganta y llegar al cerebro para liberar allí su elixir de seducción inteligente y campar a sus anchas por la memoria del espectador, por los siglos de los siglos. El resultado no puede dejar mejor sabor de boca”.

 

¡Tiempo! Se acabó el tiempo muerto, ya he matado el tiempo con esto y no perderé más tiempo siendo un esclavo del tiempo. Voy a buscar un billete que me lleve lejos del tiempo que se fue y de las promesas del que vendrá. Un pase de dos horas al aquí y al ahora. Parece que los chicos éstos de Ron Lalá pueden conseguirme uno o al menos decirme dónde encontrarlo. ¿Y si no? Time al tiempo.

 

 

Time al tiempo
Teatro Alfil
Autor: Ron Lalá
Director: Yayo Cáceres
Actores: Juan Cañas, Iñigo Echevarría, Miguel Magdalena, Dani Rovalher, Alvaro Tato
Duración 90 minutos
Producción Ron Lalá
Horario: De martes a sábado 22:00 h. Domingos 20:00h.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *