Rompecabezas (2009)

Por Verónica Chamorro Cárdenas.

 

 

Natalia Smirnoff, quien ha colaborado en otras producciones argentinas como asistente de dirección para Alejandro Agresti en Valentín (2002) y Un mundo menos peor (2004), y como directora de casting para Lucrecia Martel en La ciénaga, de Lucrecia Martel (2001), La niña santa (2004) y La mujer rubia (2008), esta vez se lanza a escribir y dirigir su propio largometraje.

 

La historia arranca cuando María del Carmen (Maria Onetto) nuestra protagonista, cumple sus cincuenta años. Después de una alegre celebración en la que ella, pese a ser la agasajada, se ocupa de cada pequeño detalle para que todo salga a la perfección. Dejando ya entrever la personalidad de María del Carmen.

 

Al examinar los regalos que ha recibido, saca de una bolsa un rompecabezas. Será este el detonante de toda la historia, pues, después de armar este primer puzzle, en un tiempo record, se da cuenta que posee un don.

 

Siente curiosidad por este nuevo talento y por el encantamiento que en ella producen todas aquellas pequeñas formas que pasarán a ser una gran pieza, siempre y cuando alguien las junte de la forma correcta y logre entenderlas. Buscando nuevos retos, es como en una tienda encuentra un anuncio: “Busco pareja para competir en un torneo de rompecabezas”.

 

No duda en llamar, pero lo hace a espaldas de su familia, pues su timidez e inseguridad hacen que todo esto se convierta en un “hobbie” clandestino. Esto traerá grandes consecuencias, pues el tiempo que ella posee pasará a estar dividido entre sus obligaciones con su hogar y su don. Y no tardará en primar aquello por lo que ella siente verdadera devoción, los rompecabezas.

 

Sentir que ha encontrado aquella virtud que la hace especial entre los demás es lo que siente María del Carmen cuando arma puzzles. Se sume en un mundo, donde ella tiene el control, donde ella es la protagonista.

 

La música, a cargo de Alejandro Franov, es la encargada de potenciar un aura casi sacra que se crea cuando María del Carmen ensambla pieza a pieza, los suaves movimientos de la cámara sobre sus manos moviéndose con agilidad, dando el lugar el correcto a cada una.

 

Priman los colores otoñales y los atardeceres dejando entrever, que la vida de nuestra protagonista se encuentra más cerca del ocaso, que de un nuevo amanecer. Pero que nunca es tarde para arriesgarse a cumplir nuestro sueño.

 

Maria Onetto destaca especialmente del resto, pues su interpretación y su expresivo rostro le dan al personaje de María del Carmen ese tono nostálgico, de quien solo ha vivido para los demás.

 

Una película sencilla, que esconde entre sus personajes y sus motivaciones verdaderos problemas y luchas internas que pueden llegar a partir en dos, las vidas de las personas

 
 
 

Rompecabezas (2009) se estrenó en España el pasado 6 de mayo de 2011. Antes de su estreno oficial se había presentado en la pasada Muestra de Cine Argentino: Argencine 2011.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *