Entrevista a Sebastián Mantilla, galardonado y jurado en ÉCU

Por Alejandro Contreras.

 

Con su primer cortometraje Con diva (2004), sobre la vida de un musulmán homosexual que trata de sobrevivir en Barcelona, consiguió llamar la atención del mismísimo Festival de Cannes, que lo seleccionó para ser exhibido en su semana de la crítica, y también del festival Sundance. Tras un par de cortometrajes más dirige su primer largometraje, Next to Babilonia (2008) que le sirve para ser galardonado en ÉCU 2009 con el premio al mejor director de la edición, además del galardón a la mejor película en el Festival Internacional de Madrid 2008.

 

Con este bagaje no extraña que le solicitaran participar en ÉCU 2011 como jurado. Ahora que está ultimando el lanzamiento de su nueva película, Las Guaguas (2011), el director de cine y guionista Sebastián Mantilla nos ofrece sus puntos de vistas sobre su doble papel en sus dos participaciones en el Festival de Cine Europeo Independiente (ÉCU).

 


CulturamasCine: ¿Cómo llega Sebastián Mantilla a presentar su primer largometraje en ÉCU?

Sebastián Mantilla: Tras un recorrido por festivales en España, Colombia, Cuba e Italia, decidimos enviar la película a ECU por representar la misma filosofía con la cual se hizo la película, de forma independiente y sin restricciones a la hora de contar ni presentar un tema que podría llegar a ser polémico.

 

C.C.: En el 2009 donde tu largometraje compitió en el festival, ¿qué tal fue tu experiencia en Paris durante la competición?

S.M.: Ante todo que el festival tenga lugar en Paris, es una ventaja. Luego que la película forme parte de una selección rigurosa es todo un lujo. A parte de que en Paris se respira cultura en cada esquina, motiva que un trabajo tuyo se integre en la guía cultural de Paris a través del festival.

 

C.C.: Next to Babilonia (2008) presenta una historia incómoda sobre mercenarios españoles en el conflicto de Irak. ¿Pensaste que podría tener menos posibilidades por ser un tema político que podría molestar? ¿Esperabas que te fueran a premiar con el galardón al mejor director?

S.M.: La premisa no era crear polémica, incluso hay una secuencia donde un personaje, el fotógrafo, “pone en escena” un bombardeo que no llegó al corte final. La historia se centra en una historia de amor entre una soldado española y un taxista irakí. El público en festivales como Cuba o Cartagena de las Indias en Colombia llegó a sorprenderse ante tal relación, y no tanto por la idea implícita que presentaba una manipulación de la realidad por parte de un mercenario fotógrafo. Para reforzar la sutileza estética le di mucho énfasis al tratamiento visual, tanto que estoy agradecido por el premio que para nada me lo esperaba.

 

C.C.: ¿Qué supuso para ti y para tu largometraje el haber conseguido ese galardón en ÉCU 2009?

S.M.: A nivel personal fue todo un reconocimiento y para la película le supuso un valor añadido.

 

C.C.: Tras ser galardonado, pasas a ser jurado del festival. ¿Cómo surge esto?

S.M.: Scott Hillier, el director y fundador del festival, me contactó mientras estaba a principios de este año en Ecuador rodando Las Guaguas (2011), me hizo mucha ilusión y acepté sin pensarlo dos veces. Espero poder repetir esta misma experiencia para una próxima ocasión.

 

C.C.: Si no me equivoco fuiste jurado en ÉCU 2011. ¿Cambió mucho tu percepción del festival entre ser participante a ser jurado? Entre las ediciones ÉCU 2009 y ÉCU 2011, ¿en qué aspectos evolucionó el festival?

S.M.: Mi percepción siempre fue la misma, la de un festival que tiene iniciativa y que toma riesgos en su selección.  Cuando un comité programador te otorga la posibilidad de juzgar su selección, te das cuenta que en el caso de ÉCU, las películas tienen sello propio, el del festival.

 

C.C.: Hay muchas películas y cortometrajes a concurso. ¿Cómo se organiza el trabajo del jurado para poder evaluar de la mejor manera posible?

S.M.: El jurado se divide en secciones, aunque la curiosidad es tan grande, que todos vemos el mayor número de cortos o largos, ficción y no ficción, luego evaluamos en su conjunto. Cada jurado tiene un bagaje distinto del otro, las opiniones por tanto son diversas y enriquecen el debate.

 

C.C.: Gracias a Con Diva (2004) fuiste seleccionado en Cannes y en Sundance, dos festivales de referencia en el mundo del cine. ¿Qué pasos cree que deber recorrer ÉCU para poder ser otro festival de referencia como Sundance?

S.M.: Yo creo sinceramente que ÉCU no tiene que seguir los pasos ni de Cannes ni de Sundance, eso hace su atractivo.

 

C.C.: Ahora estás ultimando Las Guaguas (2011), ¿te presentarías a competir en ÉCU 2012? Y si no es compitiendo, te apetecería volver de nuevo como jurado.

S.M.: Esperemos les guste mi nueva película, y si no, estoy abierto a tener la misma experiencia de este año como jurado, claro que sí.

 

C.C.: ¿Qué aconsejarías a aquellos cineastas que se están planteando competir en ÉCU 2012?

S.M.: Enviar la película, ¡ya está!

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *