Lo contrario al amor (2011)

Por Alejandro Contreras.

 

 

Merce (Adriana Ugarte) acompaña a su hermana Loreto (Guadalupe Lancho) a que una vidente (Pepa Aniorte) le eche las cartas. Loreto se alegra mucho con los pronósticos de que el bache profesional que está pasando pronto acabará con un nuevo trabajo en televisión. Aunque solo iba a acomapañar a su hermana sin creer mucho en el tema, la vidente termina mirando el porvenir de Merce y le pronostica que pronto encontrará amor en su vida. Justo lo contrario de lo que desea Merce.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras la visita a la vidente se dirigen a un conocido centro comercial donde se ven atrapadas en el ascensor. Allí son rescatadas por un equipo de bomberos que enseguida se fijan en Merce. Al descubrir que es masajista no pasa mucho tiempo hasta que los tres aparecen en su consulta en busca de un buen masaje y una cita con Merce. Merce no desaprovechará la ocasión y se irá citando con los tres bomberos: Salva (Rubén Sanz) el viernes, Toño (Alex Barahona) el sábado y Raúl (Hugo Silva) el domingo. Eso mismo lunes se da cuenta de que durante el fin de semana, aparte de dos polvos y una cena algo desastroza, se está pillando por uno de ellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Había expectación en el primer largometraje del valenciano Vicente Villanueva tras seis cortometrajes que no dejaron a nadie indiferentes: La rubia de Pinos Puente (2009), Heterosexuales y casados (2008), Mariquita con perro (2007), Eres (2007), El futuro está en el porno (2005) y Reina y mendiga (2004). Durante la pasada edición del Festival de Málaga de Cine Español (14FMCE) el actor Hugo Silva presentó Lo contrario al amor (2011) dentro de la sección 5 minutos de cine donde se pudo ver un anticipo de la película.

 

A priori echa un poco para atrás el volver a retomar el eterno “chico conoce a chica”, un poster elegido por su peor enemigo y la sombra de una televisión, en esta ocasión Antena 3, deseosa de reventar la taquilla con rostros muy conocidos de la televisión. Todos estos posibles prejuicios se anulaban con la trayectoria en el mundo del corto de Vicente Villanueva, y tal vez podría ofrecer una vuelta de tuerca a un tema tan manido. Por suerte no estamos frente a una película tan lamentable como Mentiras y gordas (2009), pero es cierto que Lo contrario al amor (2011) no le hace justicia a sus trabajos anteriores.

 

A la trama principal que protagonizan Hugo Silva y Adriana Ugarte le acompañan un par de tramas secundarias a mi parecer mucho más novedosas e interesantes que la guerra de sexos de los dos protagonistas: el difícil ocaso de una estrella nacional que no está dispuesta a desaparecer del candelero aunque sea a costa de pisotear su dignidad, y la relación de dos bomberos aparentemente heterosexuales que comienzan a quedar a escondidas para poder disfrutar juntos de una serie de películas pornográficas gays que se han descargado. Aunque es cierto que la trama principal cuenta una realidad de nuestros días, ya la hemos visto tantas veces que uno prefiere conocer más de las otras dos. No se muy bien porqué, pero es cierto que justo al final la película apresura su final a costa de malograr las tres tramas con giros innecesarios, poco creíbles y con un tufillo de moralina que tira para atrás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vicente Villanueva se ha rodeado de muchas estrellas de la televisión, pero escogidas con mucho ojo. Otro cantar es que haya sabido extraer de ellos más de lo que vemos. Adriana Ugarte, que gracias a este papel recupera un registro mucho más moderno que el de La señora (TV), funciona muy bien como una chica de hoy en día, y Hugo Silva ya domina este registro de maravilla. Junto a ellos Alex Barahona, muy conocido por su participación en Los Serrano (TV) y sobre todo por su Berto de Física o Química (TV), y Rubén Sanz, el amigo de Daniel Muriel en Escenas de matrimonio (TV) y actualmente uno de los protagonistas de la exitosa y lóngeva serie Arrayán (TV) de Canal Sur. Quienes se acercan al cine a ver a los tres bomberos disfrutaran de ellos y de sus cuerpazos, lastima que el director no haya querido extraerles más emoción y matices a sus personajes. Sigo pensando que Alex Barahona puede dar mucho más de los papeles que le ofrecen y que pronto nos dejará con la boca abierta sin que sea necesario que se desnude.

 

La que si aprovecha su participación en esta película es Guadalupe Lancho que consigue mostrar con su trabajo que estamos ante una actriz de gran talento y raza, y que seguro que gracias a esta película su carrera dará un vuelco muy positivo. No me puedo olvidar de Kiti Manver, Luis Callejo o Marta Hazas que están fantásticos, como siempre, en sus cortos papeles de reparto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que más me ha molestado que la historia de los dos bomberos, que no es una historia de amor sino de deseos ocultos y pasiones incontroladas, podría haber sido una gran historia con mucho que contar y que se resuelve de una manera irritante y tramposa.

 

Decepcionante debut en el largometraje para alguien que prometía mucho. Ojalá en sus siguiente trabajo Vicente Villanueva puede ofrecer una historia mucho menos plana, más atrevida y con mucha más emoción para que se recupere el espíritu de sus primeros trabajos en el mundo del cortometraje. Consigue que Tres metros sobre el cielo (2010) se vea como un peliculón, no os digo más.

 

 
 
 

Lo contrario al amor (2011) se estrenó en España el pasado 25 de agosto de 2011.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *