Escenarios principescos

Por Dinorah Polakof.

Eso de recibir de primera mano los libros es una constante que me apasiona. Aunque no tan seguido como quisiera, el ritual consiste en  poner en mis manos el tesoro-objeto que un amigo compró en algún sitio porque se lo recomendó su  amigo;  o de una escritora que se lo obsequió directamente a una amiga que también es mi amiga. Está el caso de un niño que se fascinó  por un título y el familiar más próximo toca a mi puerta, entregándomelo,  no al niño sino al libro, para que lo reseñe.

 

Conservo un anecdotario propio  con ejemplos de ese tenor que demostraría la vastedad de buenas experiencias al respecto.

 

En esta ocasión  trato de promover un cuento de príncipes y princesas que me prestó una amiga y que si me olvido de regresárselo me quedo sin amiga. El cuento es  como aquellos que nos contaban antes,  “El príncipe Vainilla y la princesa Chocolate” tiene un reino… No, más de uno. No estoy muy segura, por eso apelo a la trayectoria de la autora.

 

De la  escritora Norma Huidobro ya tenía referencias, conozco sus novelas de intriga para jóvenes, estupenda obra que satisface  la curiosidad de sus lectores, incitándolos a descubrir el misterio, y a develar incógnitas.

 

Bien distinto es el libro referido. Hay un reino Azul, hay un reino Rosado. Hay un rey y una reina del reino Azul y lo mismo ocurre en el reino Rosado. En cada reino hay un hijo o una hija que deberá casarse para continuar el reinado. Los padres se preocupan debido a las características físicas y la singular personalidad de sus vástagos, condiciones  que entorpecen una futura  boda.

 

A partir de ahí, la imaginación y versatilidad de Huidobro nos lleva por dos historias paralelas que aparentan ser la misma.  De lenguaje sencillo y colorido, mucho humor y personajes originales se hace fácil  saborear las  páginas. Si bien la incógnita se devela al final, da placer caminar las andanzas de los protagonistas.

 

Las ilustraciones de Nancy Fiorini aportan contenido estético a la línea argumental de un cuento pleno de aciertos.

 

Por algo “El príncipe Vainilla y la princesa Chocolate” tiene impreso el sello Destacados ALIJA, edición 2010. Premio  Categoría Colección: Luna de azafrán.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *