Contagio (2011) de Steven Soderbergh

Por Alejandro Contreras.

 

 

Lo que a priori parecía que podría ser “la película sobre la gripe A” no lo es. El guionista Scott Z. Burns establece como punto de partida de su guión la situación actual donde la humanidad ya ha sufrido los azotes no sólo de la gripe A, sino también del SARS, de la gripe porcina y tantas otras posibles pandemias que han puesto en jaque a la población mundial.

 

Es en ese punto donde comienzan a encadenarse una serie de muertes con los mismos síntomas y que se contagia a una velocidad tan alta que todo apunta a que hay un nuevo virus letal al que habrá que hacer frente.

 

Muy interesante punto de vista para hacer una reflexión sobre lo vulnerable que somos ante amenazas como éstas. En un mundo avanzado tecnológicamente, donde la sociedad ha conseguido muchos logros sociales, algo en principio tan insignificante como una infección microscópica es capaz no solo de acabar con muchas vidas sino también convertir la de los supervivientes en todo un infierno. Con este guión en manos de Steven Soderbergh vuelve a un planteamiento similar al de Traffic (2000), sin lugar a dudas una de sus mejores películas, mostrándonos varios trazos de cómo, en este caso cambiando el tráfico de la droga por una pandemia mundial, va afectando a diferentes personas: científicos, políticos, periodistas, sociedad civil, etc.

 

Si ya el punto de partida era interesante, contar con un reparto tan impresionante como el que forma con actores de primera fila como Kate Winslet, Matt Damon, Laurence Fishburne, Marion Cotillard, John Hawkes, Jennifer Ehle, Jude Law o Gwyneth Paltrow ya termina por hacerla una de las películas más atractivas de la temporada.

 

Con todos los pros y contras que tiene estas películas tan cargadas de personajes y de historias cruzadas, a Steven Soderbergh hay que felicitarle por una primera parte de la película donde plantea la situación a muy buen ritmo dejando al espectador pegado a la pantalla.

 

 

Todo lo conseguido en esa primera parte termina perdiéndose en la segunda parte donde la acción se ralentiza y los interesantes interrogantes de esa primera parte terminan desembocando en un desarrollo típico de esas películas de catástrofes. Aún así en el desenlace final la historia resucita y nos deja un muy buen sabor de boca.

 

Sin profundizar en casi nada, Contagio (2011) aprovecha para dar pinceladas de temas tan actuales como la lucha entre el periodismo online con el de papel de toda la vida, la manipulación de los gobiernos, la intoxicación informativa o los abusos de las farmaceúticas. La acción se localiza no sólo en Estados Unidos (Los Ángeles, San Francisco, Atlanta, Chicago), como acostumbran las películas sobre amenazas a nivel mundial, sino también en Hong Kong, donde convive la pobreza más extrema con las empresas más tecnológicas del planeta, Londres, Sao Paulo, Dubai y Ginebra.

 

Y en estos escenarios veremos multitud de personajes, algunos más prescindibles que otros, y todos ellos muy bien interpretados por un reparto de lujo. Eso sí, no hay ninguna actuación tan sobresaliente como la que ofreció Benicio del Toro en Traffic (2000).Como curiosidad comentar que esta película ha conseguido reunir casi 12 años después a los tres protagonistas de El talento de Mr. Ripley (1999).

 

Contagio (2011) nos devuelve al mejor Steven Soderbergh, algo perdido últimamente, a un cine inteligente, necesario y bastante realista. No sales del cine obsesionado con lavarte las manos a cada instante para evitar contagiarte de un virus, pero sí con la impresión de que este mundo tan imponente que nos hemos creado se puede destruir muy fácilmente. 

 

 

Contagio (2011) se estrenó en España el pasado 14 de octubre de 2011.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *