Vuelve Carlos Ruiz Zafón con “El prisionero del cielo”. El fenómeno ZAFÓN.

 

Por Benito Garrido.

 

La pasada semana se presentó a los medios y salió de venta al público, El prisionero del cielo, la última novela de Carlos Ruiz Zafón.  Se trata de la tercera entrega de una tetralogía que ya se inició hace diez años con La sombra del viento, se continuo hace tres con El juego del ángel, y que se completará dentro de tres años con un capítulo final que todavía no tiene nombre.  El escenario elegido para esta puesta de largo fue la capilla gótica del Convento de los Ángeles de Barcelona, que en un simulacro cercano al cementerio de los libros olvidados, nos pretendía trasladar a esa Barcelona de 1957 que se retrata en el libro.

 

En el juego de los grandes números está claro que nos encontramos ante uno de los escritores que más cifras mueve.  Solamente indicar como ejemplo que de La sombra del viento, se vendieron más de diez millones de ejemplares en todo el mundo.  No es de extrañar por tanto, que la presentación de este nuevo hijo fuese masiva pero también extremadamente cuidada.  Medios de prensa de todo el mundo, y una gran cantidad de libreros españoles y americanos, se dieron cita.  El lanzamiento lo merece: nada menos que un millón de ejemplares, que coparán las estanterías y escaparates de todas las librerías .

 

El autor se entrevista con una muy reconocida periodista, Gemma Nierga, quien no duda, ante el despliegue de medios, de catalogarlo como una auténtica estrella.  En el ciclo de preguntas y respuestas, Ruiz Zafón nos habla de El prisionero del cielo: “se trata de una novela más luminosa, menos ambigua, como una fábula respecto de la anterior, dónde las piezas estaban sobre el tablero, pero no sabíamos cual era la partida; ahora las piezas empiezan a encajar y vamos viendo la luz”.  En un caleidoscopio de historias, éstas se van completando hasta configurar una arquitectura narrativa perfectamente diseñada.  Si en la línea temporal, El juego del ángel era una precuela de La sombra del viento, este nuevo capítulo se convierte precisamente en su secuela.

 

En su debate presentación Ruiz Zafón nos comenta que la vida es como una partida de cartas dónde parte depende de la mano que nos da la vida, y la otra parte depende de cómo nos la jugamos.  “Me gusta explorar las elecciones morales que hacen las personas; somos como somos en función de las elecciones que tomamos y los actos que realizamos.”  También ha admitido que el otro gran personaje de su libro es la misma Barcelona, ciudad que conoció de arriba abajo cuando era pequeño.  Iba por las casas (entraba en ellas, conocía a sus inquilinos) cobrando los recibos de que su padre como agente de seguros tenía que emitir.  Una infancia dickensiana pero light que ahora le permite vestir a esa ciudad dándole una entidad de protagonista.

 

El escritor nos ratifica su oposición a ceder los derechos para llevar su serie de libros al cine: “aunque mi narración es muy audiovisual, está bien que los libros sean libros, que la historia se cuente con la complejidad estructural de la novela, cosa que en el cine se perdería.  El montaje de la historia está en el propio cerebro del lector, y no imagino mejor montaje que ese, ni se debe tener que transformarlo en otra cosa para exprimirlo más”.  Nos confía que dentro de tres años, cuando se publique la cuarta y última parte de su serie, se resolverán todos los misterios, se sabrá todo, y por fin, se llegará a la esencia de todos los personajes.

 

El prisionero del cielo.  Carlos Ruiz Zafón.  Editorial Planeta, 2011.  384 páginas.  22,90 €

 

Estamos en las fiestas navideñas de 1957.  Daniel Sempere y su amigo Fermín (personajes ya conocidos de La Sombra del viento), regresan de nuevo a la aventura para afrontar el mayor desafío de sus vidas. Justo cuando todo empezaba a sonreírles, un inquietante personaje visita la librería de Sempere y amenaza con desvelar un terrible secreto que lleva enterrado dos décadas en la oscura memoria de la ciudad.  Al conocer la verdad, Daniel comprenderá que su destino le arrastra inexorablemente a enfrentarse con la mayor de las sombras: la que está creciendo en su interior.  Esa historia nos trasladará a los duros meses inmediatos a la Guerra Civil y a las aciagas vivencias de Fermín en la prisión de Montjuic.

 

Rebosante de intriga y emoción, estamos ante una gran novela donde los hilos de las dos partes anteriores convergen a través del embrujo de la literatura, y nos conducen hacia el enigma que se oculta en el corazón del Cementerio de los Libros Olvidados.  El ritmo narrativo es vertiginoso y engancha desde el principio a un lector ávido de emociones.  Zafón es un buen contador de historias y con ésta, cargada de momentos memorables, nos emociona tanto como la primera vez.

 

Carlos Ruiz Zafón es uno de los autores más leídos y reconocidos en todo el mundo. Inicia su carrera literaria en 1993 con El Príncipe de la Niebla (Premio Edebé), a la que siguen El Palacio de la Medianoche, Las Luces de Septiembre (reunidos en el volumen La Trilogía de la Niebla) y Marina. En 2001 se publica su primera novela para adultos, La Sombra del Viento, que pronto se transforma en un fenómeno literario internacional. Con El Juego del Ángel (2008) vuelve al universo de El Cementerio de los Libros Olvidados, que sigue creciendo con El Prisionero del Cielo (2011). Sus obras han sido traducidas a más de cincuenta lenguas y han conquistado numerosos premios y millones de lectores en los cinco continentes.

 

 

Related Posts with Thumbnails

5 respuestas a Vuelve Carlos Ruiz Zafón con “El prisionero del cielo”. El fenómeno ZAFÓN.

  1. Es lamentable que una página como esta, que prometía tanto, esté sometida al imperio de Planeta. Uno ya no se puede fiar de nadie. Carlos Javier, lo siento mucho…por ti.

    augustbecker
    27 noviembre 2011 at 18:03 pm

  2. Estimado augustbecker, dado que conoces a uno de nuestros colaboradores seguramente sepas que el trabajo en Culturamas es colaborativo, por lo que las entrevistas, artículos y demás contenido del que se nutre Culturamas proviene de ellos, sin obligaciones ni sometimientos ningunos. Cada uno propone y aporta lo que considera puede ser de interés para él y para los lectores de la página. Te animo a que nos propongas temas, entrevistas y libros para hablar de ellos, precisamente ese es el espíritu de Culturamas.

    Javier Marjalizo
    28 noviembre 2011 at 11:03 am

  3. Gracias, Javier, por tu ofrecimiento; no sería la primera vez que colaboro (“Os presento a Antonio Priante”). Pero quiero que quede claro una cosa. Me parece normal que en cualquier medio aparezca lo que a cualquier colaborador se le antoje, aunque no sea en absoluto de mi agrado: si hay ocasión y ganas se replica y si no, no pasa nada. Lo que hasta cierto punto me ha “indignado” ha sido observar un acto de censura, que he imaginado producto de la necesidad de complacer al todopoderoso Grupo. Cuando salió este artículo, puse un comentario inocente (“no se dice nada del estilo de Zafón” o algo así) acompañado de un enlace a un vídeo crítico-humorístico sobre el escritor. Pues bien, apareció aquí… y a las dos horas aproximadamente desapareció. ¿Puedes darme una explicación que no sea la que con toda lógica he imaginado?
    Gracias de nuevo.

    augustbecker
    28 noviembre 2011 at 19:26 pm

  4. augustbecker: Gracias de nuevo por tus palabras y por tus críticas, todas (sean buenas o malas) nos ayudan a mejorar y crecer. Debo decirte que no se ejerce ninguna censura en los comentarios, pero sí es cierto que el sistema comprueba los comentarios cada cierto tiempo de forma automática y elimina los que contienen enlaces externos que pueda considerar maliciosos (entiendo que este no ha debido ser el caso) o comentarios fuera de tono con insultos o palabras que el sistema considera fuera de lugar. Imagino que debió ser el que apareciera un enlace por el que se borró el mensaje.

    Tomamos nota de lo que comentas. De nuevo gracias.

    Javier Marjalizo
    29 noviembre 2011 at 9:31 am

  5. Gracias por la explicación, Javier. Yo no sé si el enlace es malicioso o no. Te lo envío simplemente para que juzgues y, en su caso, lo disfrutes, y es que no tengo ningún interés especial en difundirlo. Me pareció divertido, y acertado. Eso es todo.

    augustbecker
    29 noviembre 2011 at 10:13 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.