Jane Eyre (2011) de Cary Fukunaga

Por Alejandro Contreras.

 

 

De las tres hermanas Brönte, la primera que publicó fue Charlotte, y fue precisamente Jane Eyre. An Autobiography (1847). Pocos meses después publicaron sus hermanas, Anne con Agnes Grey (1847) y Emily con la conocidísima Cumbres Borrascosas (1847). La tuberculosis se cebó con ellas y murieron prematuramente (Emily en 1848, Agnes en 1849 y Charlotte en 1855), pero para entonces sus novelas ya habían sido grandes éxitos que han llegado hasta nuestros días. Para muchos esa primera novela de Charlotte Brönte es considerada como una obra adelantada a su tiempo, donde se abogaba con un personaje femenino que luchaba por su individualidad, deseosa de una vida completa sin descuidar su moralidad. Todo eso regado con numerosas críticas a la sociedad de entonces, al papel de la mujer doblegada por una sociedad patriarcal.

 

Las hermanas Brönte eran hijas del rector de Haworth, disfrutaban de una vida acomodada y llena de lujos que terminó  el día que murió su madre. Fue entonces cuando fueron ingresadas Charlotte y Emily en el mismo colegio donde estaban sus hermanas mayores, en Clergy Daughters en Cowan Bridge (Lancarshire), un lugar con pésimas condiciones. Allí las dos hermanas mayores enfermaron de tuberculosis y murieron, con lo cual la familia sacó a Charlotte y Emily de allí para trasladarlas a otro internado en Bruselas. Con la muerte de su tía, tuvieron que regresar y ponerse a trabajar: Emily como administradora de la casa y Anne como institutriz. Con todos estos antecedentes se ve claramente en qué se inspiró Charlotte Brönte para Jane Eyre. An Autobiography (1847).

 

En el 2008 la escritora Moira Buffini concluía una nueva adaptación de Jane Eyre. An Autobiography (1847). Adaptar una novela que ya había sido llevada al cine en casi una veintena de ocasiones, a las que sumar más de diez series de televisión y muchísimas adaptaciones teatrales, no era nada fácil si se quería contar algo nuevo. Lo que aportó Moira a este texto fue un relato basado en flashbacks que no ocultaba las partes más oscuras de la historia, proponiendo algo más que un relato romántico sin más.

 

Esta propuesta consiguió llamar la atención y fue destacada en una lista del 2008 con los mejores textos disponibles para llevar al cine y aún no se había hecho. En una gira promocional de una película, el director Cary Fukunaga conoció esta adaptación y le sedujo hasta el punto que terminó dirigiendo Jane Eyre (2011).

 

Consiguió el apoyo de BBC Films además de otras productoras norteamericanas para llevar adelante el proyecto. Mia Wasikowska, actriz que hace poco fue la Alicia de Tim Burton, y Michael Fassbender fueron los elegidos para ser los nuevos Jane Eyre y Mr. Rochester, además de estar acompañados por un elenco de actores de la talla de Judi Dench o Jamie Bell. Con una factura técnica de alta calidad como acostumbran las producciones de la BBC, contó además con una banda sonora de Dario Marianelli, ganador del Oscar por su estupenda música en Expiación. Más allá de la pasión (2007), con el diseño de vestuario de Michael O’Connor y una fotografía que contó con localizaciones en Derbyshire, Chatsworth, Haddon Hall, Derbyshire Dales, Froggatt y Fox House en Sheffield.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con todos estos elementos Cary Fukunaga contaba con ingredientes de auténtico lujo para esta nueva adaptación, aunque su mayor hándicap era hacer algo superior a lo que ya había hecho Franco Zeffirelly  en Jane Eyre (1996) o la propia BBC en la serie Jane Eyre (2006) protagonizada por Toby Stephens y Ruth Wilson, por citar dos de las últimas adaptaciones más conocidas.

 

Jane Eyre (2011) resulta una película sumamente elegante, rodada con un estilo muy clásico y efectivo, del que es palpable el toque de la BBC en la calidad técnica de la cinta, pero que falla en lo más esencial, en su protagonista. Aunque Mia Wasikowska encarna perfectamente a esa Jane Eyre virginal y fiel a sus principios, cuesta ver algún tipo de química con su Mr. Rochester, un Michael Fassbender mucho más acertado que en Un método peligroso (2011) de David Cronenberg. A pesar de condensar una historia que en televisión llegó a durar hasta cinco horas y media en Jane Eyre (1983), la serie que protagonizaron Timothy Dalton y Zelah Clarke, estas dos horas de la película de Fukunaga terminan haciéndose algo larga.

 

Probablemente sea una película recomendable para quienes no conocen la novela ni han visto las distintas adaptaciones de la serie, pero no para quienes disfrutaron con las otras adaptaciones ni para quienes se aburren con las adaptaciones clásicas de la BBC.

 

 
 
 

Jane Eyre (2011) se estrenó en España el pasado 2 de diciembre de 2011.

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Jane Eyre (2011) de Cary Fukunaga

  1. Pingback: Nominaciones a los Oscars 2012 | Culturamas, la revista de información cultural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *