Los clubes de lectura que llegan.

 

Por Redacción +Actual.

 

Con idea de potenciar la interacción entre los lectores de un determinado libro, y aprovechando las posibilidades que hoy en día nos ofrecen las redes sociales, están surgiendo en internet la versión informática de los clásicos Clubes de Lectura.  Si además, uno de los participantes es el propio autor del libro, adoptando el papel de gestor-moderador, pues entonces estamos de verdadera enhorabuena.  Esta forma de lectura social se convierte en un aliciente más de la experiencia de leer, pues nos permite a los lectores poder compartir nuestras impresiones sobre el texto en cuestión.

 

Uno de los pioneros en sacar este tipo de  Club de Lectura ha sido Planetadelibros.com, quien  lo ha conseguido con una asequible aplicación de facebook.  Desde el pasado mes de noviembre, autores del Grupo Planeta, de la talla de Javier Sierra, Reyes Monforte o Javier Negrete, acompañarán a cualquier lector que quiera unirse a su grupo de lectura.  Y ese precisamente es el valor añadido que este club ofrece, ya que en pocos podrá encontrarse mejor administrador que el propio autor de la novela.  En esta época de nuevas tecnologías, es cuestión de explotar esa oportunidad que las redes sociales nos presentan, para interactuar directamente con nuestros autores preferidos.  Como decíamos, solo hay que seguir tres pasos muy simples: acceder en el facebook de Planetadelibros a la aplicación del club de lectura, registrarse, elegir el club que nos interesa y apuntarse.  Fáciles requisitos para comentar El ángel perdido de Sierra,  La infiel de Monforte, o La espada de fuego de Negrete.  Estos últimos días también se ha unido Maxim Huerta con El susurro de la caracola.

 

Una experiencia singular en la que el autor se pone a disposición de su público para intercambiar ideas, comentarios y preguntas.  Es él mismo, quien acompañará a los miembros del club en la lectura de la obra, dando la oportunidad de conversar sobre todas las cuestiones que surjan en torno al libro.  Podrá debatirse sobre el estilo literario, la acción, los personajes, o sobre la evolución de la trama.  Así, la lectura íntima se puede llegar a compartir con otras personas que enriquecerán la impresión que cada lector vaya teniendo de la obra.  El respaldo del grupo es también muy positivo en aquellos casos en que el libro sea más exigente y pueda resultar de difícil lectura, ya que puede aliviar esa pereza que se produce en el lector solitario a la hora de enfrentarse a ese tipo de textos.

 

No es cuestión de plantearse dudas ni reticencias, pues aunque la crisis nos asedie, la cultura en sus diferentes formas de comunicación y acercamiento a las gentes, está claro que no para de evolucionar.

.

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.