XP3D (2011) de Sergi Vizcaíno

 

Por Alejandro Contreras.

 

 

Fue el último estreno del cine español del año, y una clara apuesta por reventar las taquillas con un producto que mezclaba algunos de los elementos más apreciados por el público más joven: estrellas televisivas de las series de moda, cine de terror adolescente y el tan discutido 3D. Los de Antena 3 Films sabían antes de estrenar XP3D (2011) que tenían entre manos un producto de vocación puramente comercial y sin ninguna expectativa para conseguir la aprobación de la crítica ni para ser elegida para los Goya u otro premio cinematográfico.

 

Era difícil superar los casi 20 millones de euros recaudados por Torrente IV: Lethal crisis (2011), pero al menos esperaban conseguir un resultado parecido a Fuga de Cerebros 2 (2011), alrededor de los 5 millones de euros, y más con el suplemento del 3D. Pero ni por esas.

 

Después de un mes, donde apenas sobrevive en algunas salas, su recaudación apenas llega a los 2 millones de euros. Parece que el público español que antaño acudía en masas para producciones de corte parecido, como Mentiras y Gordas (2009) o Tres metros sobre el cielo (2010), está exigiendo algo más.

 

XP3D (2011) es el primer largometraje de Sergi Vizcaíno que tras unos cuantos cortometrajes de terror dirige una historia a medio camino entre el cine de “experiencias paranormales” y cualquier “slasher” del tipo Scream (1996), donde el psicópata de turno se encarga en ir asesinando brutalmente a adolescentes. El guión de Daniel Padro trata de sorprender con su mezcla de elementos de ambos subgéneros del cine de terror, pero este peculiar gazpacho se nos ofrece con muy mal aspecto y con peor sabor aún. A la historia le cuesta muchísimo arrancar para resolverse de manera bastante burda y atropellada, hasta un final que pone los pelos de punta por dejar la puerta abierta a una secuela que podría ser aún peor que ésta.

 

Los actores tienen que defender unos personajes que cumplen los estereotipos clásicos: la guapa pseudo-lista (Amaia Salamanca), el guapo salidorro (Luis Fernández), el guapo romántico (Maxi Iglesias), la pija borde (Úrsula Corberó) y el friki melenudo (Óscar Sinela). Si le sumamos unos diálogos muy pocos trabajados, unas reacciones y comportamientos inverosímiles y unas interpretaciones infumables, estas estrellas de la televisión terminan por hundir el barco. Ni la gran voz de Miguel Ángel Jenner en la escena inicial, ni los esfuerzos de Alba Ribas durante todo el metraje consiguen levantar este desaguisado. Y eso que lo intentan con algunos efectos gore o con alguna escena de corte sexual, pero ni por esas.

 

En uno de los mejores momentos del terror español, Sergi Vizcaíno es el responsable de un subproducto que nos recuerda más a épocas pasadas con un aire más parecido a las producciones de Paul Naschy que a Jaume Balagueró. Esperemos que el estreno de [•REC]³ Genesis (2012) de Paco Plaza consiga borrar el mal recuerdo de XP3D (2011).

 

 

 

XP3D (2011) se estrenó en España el pasado 30 de diciembre de 2011.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *