“Como por un tubo”, Comitragedia musical

Por María de Ancos.

 

Vida, obra, VOZ y arte de Miguel Ángel Solá, actor y pájaro.

Miguel Ángel “La Voz” Solá vuelve a Madrid.  Y con el resto del elenco de “Por un tubo”, compuesto por Graciela Baquero, Daniel Giménez, Carlos Morera y Enrique Quintanilla, convierte teatro durante alrededor de una hora y media en unos estudios de radio.

 

 

Después del prolongado éxito de “Los Diarios de Adán y Eva según Mark Twain” y, más recientemente, “Por el placer de volver a verla”, éramos muchos los espectadores que deseábamos con fuerza el regreso de este monstruo de la interpretación a las tablas. Y lo hace por partida doble, ya que simultáneamente podemos ver a Blanca Oteyza -compañera de Solá, en su vida y de reparto en los dos éxitos mencionados anteriormente- en “Antes te gustaba la lluvia” bajo su dirección.

 

El pasado día 3 de abril la compañía se despidió del Teatro Infanta Isabel, pero quienes todavía no hayan visto la obra tienen la oportunidad de hacerlo las próximas semanas en el Teatro Lara, que acogerá la función desde el 13 de abril.

 

 

Solá interpreta en “Como por un tubo” el papel de Alberto Carlos Bustos, en una comitragedia musical telefónica que narra, desde un estudio de radio en el Buenos Aires de 1950, una historia de amor basada en hechos verídicos extraídos del monumental relato autobiográfico “Vida, Obra, Sexo y Arte de Alberto Carlos Bustos, Municipal y Pájaro”.  Una historia de amor y desamor, desde una serie de encuentros y desencuentros… telefónicos, siempre telefónicos, porque Carlos Alberto Bustos, después de un atroz desengaño, ha decidido encerrarse en su casa con su tortuga y su gato, y acompañado del peculiar Pepito Grillo en forma de voz en off que es Fernandito. Ellos y los demás personajes, con ayuda tan sólo de un cajón flamenco, una guitarra, un bandoneón y la señal luminosa de “en el aire”, nos transportan a su realidad, a la grabación de su programa, en el que les acompañamos durante un episodio. Con sus pausas para publicidad y todo, en las que  ellos aprovechan para beber un trago de agua y los espectadores para respirar hondo y esperar impacientes sus siguientes intervenciones. Para saber qué ocurre finalmente con Alberto Carlos. Y, sobre todo, para volver a escuchar la profunda voz de Solá, que inunda el patio de butacas y que es un privilegio volver a oír tan de cerca.

 

Más información:

http://www.gruposmedia.com/obra263.html

Related Posts with Thumbnails

8 respuestas a “Como por un tubo”, Comitragedia musical

  1. Absolutamente original. Muy buenos temas musicales y tmbién excelentes voces. La historia es muy divertida, y tanto que quita verosimilitud a la existencia real del personaje central y más parece un invento de ellos, como lo es Mastropiero de los Luthiers, pero, en este caso no se trata de emular el virtuosismo matemático de los geniales cómicos argentinos que nos tienen cautivados desde hace treinta años, sino la compleja historia creativa del protagonista de la función que, más allá de su capacidad de producir bellos textos y músicas muy particulares, sólo tiene una enorme suerte para la desgracia. El relato lo lleva adelante una sombra que hace gala de una enorme verborrea y un humor tronchante, esa sombra de un hombre con una voz chirriante y pomposa en el decir es quien quiere llevar a Bustos por el camino de la realidad, aunque, al finalizar, él mismo (la sombra) es víctima de aquello que tanto suele enrostrarle a aquel. Solá es una caja de sorpresas que logra de uno la adhesión incondicional, y está muy bien compartiendo el juego con compañeros de trabajo que presenta como pares. Y lo son. El grupo La Típica en Leve Ascenso es de lo mejor que se pueda elegir ver hoy por hoy. No recuerdo quién es quién en el escenario, salvo la mujer (porque es la única) y Solá porque es Solá, pues, no han hecho programa de mano sino que entregan una revista que se distribuye en varios teatros y que no sirve a los efectos. Sintetizando: buenas voces, buena música, historia muy divertida y más de alguna cosilla que te queda rondando por la cabeza sobre el tema central que es: el amor. Mi enhorabuena al grupo y al teatro por programarles.

    Alfonso Forcade Reus
    21 abril 2012 at 16:39 pm

  2. Es verdad que todos vamos al teatro esperando ver otra obra maestra como Adán y Eva o Por el placer de volver a verla y nos encontramos con un enigma a resolver. Y con el correr de la función, este maravilloso actor, nos hace ver que también puede hacer esto, que está muy bien concebido y divertirse también él con solamente poner parte de su talento en juego y que nosotros sus forofos nos vayamos felices. Pasamos ayer por la noche un muy buen momento. Y eso es lo importante. Lo recomendamos especialmente. Ana, Luis y otros cinco.

    Ana
    22 abril 2012 at 9:23 am

  3. Bajo el título de: Historias que conmueven. El crítico teatral de El Mundo opina así de ‘COMO POR UN TUBO’, de La Típica en Leve Ascenso: Quien tuvo la suerte de ver El diario de Adán y Eva o Por el placer de volver a verla quedó colgado para siempre del magnetismo actoral de Miguel Ángel Solá. Y seguirá colgado tras ver Como por un tubo. Hay siempre en Solá una tristeza filtrada por la ternura, un poso de melancolía como hilo conductor de su presencia escénica. La nueva producción de La Típica en Leve Ascenso es una historia de amor, así de simple; o de desamor, así de simple también; de simple y doloroso. Un abandono, un encuentro azaroso, historia abierta y final abierto: un embrollo que requiere un aparataje escénico complicado. En tiempos llamábamos a esto «seriales radiofónicos». Como por un tubo es otra cosa: un relato edulcorado y, a la vez, amargo. Sombras chinescas, efectos especiales de toda narración radiofónica y el piano, el bandoneón y la guitarra. Es un culebrón, con sus dosis de sentimentalina, con la descarga ácida de adrenalina de la desesperación. Gabriela Baquero es una actriz desdoblada en mujer mala y en mujer buena; en Clara, la mujer cruel del abandono, un putón desorejado, y en Manuela, el misterio de una desconocida que va revelándose a partir de varias llamadas telefónicas: una solitaria desconcertada. Y Elsita, una cantante de ocasión no especialmente dotada. En los tres registros está espléndida en una relación muy especial con la palabra, con el ritmo de la palabra; no sé si esto tiene que ver con la naturaleza esencial de poeta de Graciela Baquero. La música es también primordial; la música y las canciones, por sí solas y como elemento dramático; y la voz de las sombras chinescas, tan parecida, o idéntica, a Fernandito -personaje muy querido de Solá- hilo conductorde la narración. La gran voz de Miguel Ángel Solá: radiofónica, escénica, curtida con todos los timbres posibles de la desolación o la alegría precaria. La voz define el espíritu de las personas, la condición del personaje escénico. Sólo desde la desesperación se puede llegar al umbral de la creación: poética, teatral, pictórica. La voz del narrador de las sombras chinescas sería insoportable en la vida real: chirriante, artificiosa. En Como por un tubo es un elemento básico, y, dado el carácter de la obra, naturalmente teatral; natural dentro de su artificiosidad. Espectáculo complejo, de difíciles entresijos técnicos. Bien resuelto y con la profecía nada arriesgada de que irá a más; porque el talento de Solá y su carisma de gran cómico, tiene el techo muy alto. JAVIER VILLÁN / Madrid. Gracias, amigo Villán, su comentario nos ayuda mucho. La Típica.

    Fernanda Miró Valle
    25 abril 2012 at 8:56 am

  4. http://butacapar.blogspot.com.es/2012/03/como-por-un-tubo.html
    Se estrenó Como por un tubo, de La Típica en leve ascenso -Comitragedia musical telefónica-, que narra desde un estudio radial en el Buenos Aires de 1950, una historia de amor basada en hechos verídicos, extraídos del monumental relato autobiográfico “Vida, Obra, Sexo, y Arte, de Alberto Carlos Bustos, Municipal y Pájaro”-, y nosotros tuvimos la suerte de estar allí. Alberto Carlos Bustos es un hombre roto, su amada Clara lo ha abandonado por otro hombre más joven, alto, guapo y de mejor posición económica. Lleva 20 días en casa, sin salir, sin comer, ni asearse, solo llorando a la desesperada por recibir una llamada de su amada. Por error recibe la llamada de Manuela Globos, que buscaba a su hermano, tras unas primeras conversaciones no muy afortunadas, veremos cómo Alberto Carlos pasa del dolor por el abandono, al amor y la ilusión por Manuela. El gran Miguel Ángel Solá, que había decidido retirarse tras “Por el placer de volver a verla” vuelve a subirse a los escenarios para quizás dejarnos su última gran actuación. Solá, que tiene esa magia propia de los grandes maestros de la interpretación conquista desde el primer minuto, cuando su envolvente voz inunda el Infanta Isabel. La obra es de una calidad excelsa, con un guión muy trabajado y unos textos muy ricos lingüísticamente. Cada frase es una obra de arte por sí sola. Como ya hemos dicho en la sinopsis, se trata de un programa de radio que nos relata la historia de Alberto Carlos Bustos, que es narrada y presentada por el locutor radiofónico. Entre la historia, se cuelan divertidos anuncios radiofónicos, al más puro estilo de los cortes publicitarios de los años cincuenta, pero caricaturizados con picaresca. Si estos no fueran motivos suficientes para recomendar Como por un tubo, y despertar vuestro interés, hemos de decir, que junto con tan sublime narrativa disfrutaréis de varios temas musicales interpretados, por supuesto en directo, por este maravilloso elenco de artistas que harán por sí solos que el espectáculo merezca la pena.

    Marquesi
    27 abril 2012 at 16:11 pm

  5. Es un muy buen programa para el fin de semana. Yo creía que podría llegar a aburrirme porque nos había dicho nuestra hija menor, que compró las butacas que iba de canciones y poesía, y también que era un espectáculo muy divertido, y me preguntaba: ¿cómo podrá ser divertida una obra hecha con poesías, que por lo general aburren a un muerto? Me llevé un sorpresón, nos ha encantado, hemos pasado un gran momento. No os perdáis esta obra, de la que solamente me quedó una duda: ¿por qué se llama Como por un tubo? Mi enhorabuena y el de toda la familia. Nos la hemos pasado en grande. Nacho

    Nacho
    9 mayo 2012 at 22:26 pm

  6. Me encantó. Sólo quiero agradecerles el talento puesto a favor mío. No es egoísmo, creo. Y si lo es ¿qué más me da? Me encantó. Rossana

    Rossana
    27 mayo 2012 at 15:46 pm

  7. Tengo una gran ilusión, en poder leer u oir una poesía de Alberto Carlos Bustos. Creo que es “PELO A PELO”. La senti en la cadena ser.Estaba Iñaqui Gabilondo haciendole una entrevista y fue fantastica. Vivo en Motril (Granada) y no tengo la posibilidad de ir al teatro. De otra forma ya hubiera visto “Por un tubo”. Por favor si pueden informarme les agradezco de antemano su información. Un saludo. ANTONIA.

    antonia rodriguez lupiáñez
    22 septiembre 2012 at 22:01 pm

  8. Les agradecería me informaran donde encontrar una poesía de ALBERTO CARLOS BUSTOS.Creo se llama “PELO A PELO”.La sentí en una entrevista que le hizo IÑAQUI GABILONDO EN LA CADENA SER.Fue fabulosa, fantástica, divertida. La he buscado por muchos medios pero sin suerte. Vivo en un pueblo de la provincia de GRANADA, en MOTRIL y no tengo la oportunidad de ver teatro. De otra forma ya hubiera ido al teatro, para pasar una noche divertida para ver “COMO POR UN TUBO”. Les agradezco de antemano alguna información. Un saludo. ANTONIA.

    antonia rodriguez lupiáñez
    22 septiembre 2012 at 22:19 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *