Los Juegos del Hambre (novela frente a película)

 

Por Mariano Velasco

 

 

Y a ti, ¿qué te ha gustado más, la novela o la película? Hablamos de Los Juegos del Hambre una de las obras de literatura juvenil de mayor éxito de ventas en los últimos años que acaba de ser llevada al cine, también con excelentes resultados de taquilla. Sin olvidar que se trata de géneros distintos, trataremos de aportar, si no una respuesta definitiva, sí algunas observaciones que puedan facilitar una comparación entre ambos fenómenos de ventas y de público. Que comiencen pues… ¡los Juegos del Hambre!

 

1.- El punto de vista del narrador: posiblemente sea en este aspecto en el que resida una de las diferencias fundamentales y con más consecuencias entre la película de Gary Ross y la novela de Suzanne Collins. Mientras que la novela opta por la narración en primera persona y el monólogo interior, la película elude al narrador-personaje para contar la historia desde una perspectiva externa, puramente cinematográfica. La opción de Suzanne Collins en la novela no deja de ser arriesgada, pero al final resulta del todo efectiva, hasta el punto de que se impone como una de las claves para que el personaje literario de Katniss luzca tan rico en matices frente a su rival cinematográfico, que se nos antoja mucho más desdibujado y superficial. Los monólogos de Katniss nos revelan sus debilidades y sus contradicciones, sus angustias, sus recuerdos, en definitiva, sus sentimientos y su forma de entender y aceptar el mundo que le ha tocado vivir.

Novela 1- Película 0

 

2.- El tratamiento de la violencia: se diría de entrada que aquí la película partiría con cierta desventaja y que sería de esperar que la imagen cayera más fácilmente que la palabra escrita en la violencia gratuita. Nada más lejos de la realidad. Si exceptuamos la escena del comienzo de los juegos y poco más, la violencia de Los Juegos del Hambre no reside en las imágenes que se muestran, sino en el tema que se aborda, que no es otro que la muerte concebida como puro espectáculo. Por su naturaleza, se trata ya originariamente de una violencia más literaria que cinematográfica. Cierto es que la película podría haber caído en la tentación de mostrar escenas sangrientas y desagradables, pero es de agradecer el esfuerzo realizado para evitarlo. El recurso técnico de utilización de la cámara con rápidos movimientos desenfocados y evitando los primeros planos sortea el riesgo de convertir la película en cine para adultos cuando, no lo olvidemos, el público de Los Juegos del Hambre es potencialmente adolescente.

Novela 1 – Película 1

 

3.- Katniss es el gran acierto de Suzanne Collins. Su monólogo interior permite reflejar un personaje contradictorio, que puede ser tan tierno con su hermana como duro con su madre; dispuesto a despreciar a Peeta tanto como en otras ocasiones decidido a darlo todo por él. Asimismo, es tan capaz de matar como de derrumbarse presa de su debilidad (“quiero irme a casa” le dice a Peeta como si de una niña se tratara). Estamos, en definitiva, ante un personaje muy humano expuesto a situaciones de lo más inhumanas, al lado del cual el de la película se nos antoja, sin desmerecer el buen trabajo de la actriz Jennifer Lawrence, mucho más blandito y simplón.

Novela 2 – Película 1

 

4.- Peeta es un personaje que, tanto en la película como en la novela, queda bastante desdibujado por la arrolladora fuerza y presencia de la omnipresente Katniss. Pero solo por la llamativa y bien conseguida escena de camuflaje en la película, merece una distinción en toda regla.

Novela 2 – Película 2  

 

5. Gale: con escaso peso en la película, las reflexiones de Katniss en la novela le dan un papel más importante en esta, y lo mantienen como el vértice del triángulo de tensión sentimental que parece que no hubiera manera de resolver. “Por algún motivo – reflexiona Katniss en el libro – Gale y Peeta no coexisten bien en mis pensamientos”.  La película, en cambio, desperdicia al personaje de Gale, no le queda otra, desde el momento en que se queda fuera de los Juegos.

Novela 3 – Película 2  

 

6.- Rue: en la novela el personaje del tributo más joven cobra peso tanto desde el punto de vista de la técnica narrativa como del contenido, mientras que en la película termina por resultar bastante descafeinado. Su presencia en la selva, junto a Katniss, facilita en la novela el recurso al diálogo entre personajes cuando el exceso de monólogo interior pudiera provocar cierto hastío en el lector. Y por otra parte, el juego que da desde el punto de vista del contenido para que Katniss recuerde a su hermana Prim es una de las bazas sentimentales mejor jugadas por la novela y mejor desaprovechadas, en cambio,  por la película.

Novela  4- Película 2

 

7.- Los personajes del Capitolio, hay que reconocer que, pese a apostar por una estética cutre y de lo más hortera, la arriesgada apuesta en vestuario y maquillaje de la película resulta muy efectiva, mostrándonos a unos personajes tan ridículos como patéticos. No ocurre lo mismo en la novela, en la que estos personajes-tipo nunca parecen acabar de estar del todo bien definidos y sucumben ante el peso de Katniss.

Novela 4 – Película 3

 

8.- Verdades y mentiras: en el continuo juego entre realidad y mundo televisado en el que se desenvuelve la historia, sale siempre triunfante la novela. Y no precisamente por contribuir a la distinción entre lo uno y lo otro, sino más bien por todo lo contrario, por conseguir que el lector acabe envuelto en ese confuso juego de verdades y mentiras. El capítulo de las bayas y ese “confía en mí” que le dice Katniss a Peeta (poco más se puede, o se debe, descubrir) es muy revelador en este sentido. En la película, en cambio, realidad e irrealidad están mucho más diferenciadas. Ello contribuye a una mayor facilidad y comprensión de la historia, pero supone por contra la pérdida de algunos de los delicados matices que sustentan los pilares básicos del argumento.   

Novela 5 – Película 3

 

9.- El dilema moral, matar o morir: tema desaprovechado, a mi juicio, tanto por uno como por otro. Apenas se plantea en la historia cuando podría haber dado mucho más de sí en el enfrentamiento entre tributos. Asunto tal vez demasiado complejo para un público adolescente, película y novela parecen querer huir de él, cayendo a veces en cierto maniqueísmo de los personajes, que resultan ser o muy buenos o malos malísimos. 

Dejémoslo en tablas: Novela 5 – Película 3

 

10.- El final:

Inquietante en la novela, se nos presenta mucho más edulcorado en la película, en la que se advierte la intención de acabar la historia lo más cerca posible del happy ending. Se trata, en cualquiera de los casos, de un final abierto que anticipa la segunda y tercera partes y que deja muchos interrogantes, pero más en la novela que en la película. La cariacontecida cara del presidente en esta última es el recurso más llamativo, mientras que al lector, al cerrar el libro, le asaltan las preguntas: ¿cómo va a rehacer su vida los supervivientes?, ¿qué tipo de relaciones personales van a ser posibles a partir de ahora? Y, sobre todo, ¿qué castigo les espera?

Novela 6 – Película 3      

 

 

Que nadie se disguste por el resultado, porque habrá partido de vuelta y,  si se me apura, prórroga y hasta penaltis, porque con la segunda y tercera partes de la historia, tarde o temprano volverán a dar comienzo… ¡los Juegos del Hambre!

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a Los Juegos del Hambre (novela frente a película)

  1. Los Juegos del Hambre es ya el nuevo fenómeno de masas gracias a la interesante conjunción de sadismo desbordado al más puro estilo de Battle Royale (la cinta japonesa que según muchos inspiro a la autora). . Además está dirigida con sombría elegancia y buen gusto de Gary Ross con la estimable ayuda de Steven Soderbergh en la segunda unidad y eso hace más fuerte y atractiva la película. RECOMENDABLE. Y la saga continúa…

    Sofia Martínez
    6 noviembre 2013 at 18:08 pm

  2. es super super me gusto por ejenplo: en la parte romántica de los dos joven que al final si havia algo en el corazón puro amor, yo como joven me gusto CRISTO LES AMA ha todos

    yosmar
    6 abril 2014 at 7:42 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *