Entrevista a Lorenzo de’ Medici por “Las cartas robadas”

 

Por Benito Garrido.

 

A propósito de su última novela titulada Las cartas robadas (Editorial Espasa, 2012), hemos entrevistado al escritor italiano Lorenzo de’ Medici.

 

Lorenzo de’ Medici nació en Milán y paso su infancia en Suiza. Sus intereses profesionales y personales lo han llevado a vivir en varios países de Europa y en Estados Unidos. En la actualidad vive en España. Es dueño de la trademark : “Lorenzo de’ Medici”, que licencia productos de alto standing. Habla seis idiomas. Es autor de ensayos históricos, entre los que destaca Los Medicis, nuestra historia, varias guías de viaje, y de las novelas históricas La conjura de la reina, El secreto de Sofonisba y El amante español. Todas sus obras han sido traducidas a varios idiomas. Colabora regularmente con periódicos y revistas. En la actualidad, presenta una serie de documentales históricos por la televisión alemana.

 

Las cartas robadas.  Lorenzo de’ Medici.  Editorial Espasa, 2012.  352 páginas.  19,90 €

 

París, 1623. La reina madre, María de Médicis, prepara un complot para recuperar el trono, en manos de su hijo Luis XIII, al que odia. Necesita sacar de la corte y esconder en un lugar seguro unas joyas de incalculable valor, y para hacerlo recurre a un hombre por encima de toda sospecha, el pintor flamenco Pedro P. Rubens. La reina y el pintor se comunican a través de unas cartas secretas que se escriben siguiendo un código cifrado. Cartas que, cuatro siglos después, cuestan la vida a un profesor universitario italiano.

 

Camogli, Italia, 2010. Las vacaciones de Ann Carrington, profesora de historia en Estados Unidos, se complican cuando se entera de la muerte del profesor Scopetta, con quien se había citado para que le mostrara unas cartas inéditas escritas por María de Médicis y revelarle un secreto. ¿Quién está detrás de este asesinato? ¿Qué intereses se esconden tras la investigación que estaba llevando a cabo el profesor Scopetta? ¿Podrá Ann Carrington continuar con ella? Ann y Giulia, la viuda del profesor, se alían para descifrar el enigmático código de esas cartas. Solo de esa manera, podrán llegar al lugar donde se ocultan las desaparecidas joyas.

 

Lorenzo de’ Médici, descendiente directo de la legendaria familia italiana de los Médicis, cautiva a los lectores con una novela llena de interesantes detalles históricos y atractivos personajes en la que relata uno de los episodios más desconocidos de sus ilustres antecesores.

 

Entrevista:

 

P.- ¿Qué es lo que va a enganchar al lector de Las cartas robadas?

En esta novela pasan muchas cosas y diversas historias: la de los diamantes de María de Médicis, la del profesor asesinado, la de un cuadro reaparecido de Rubens, aparte de otras intrigas. En cada capítulo he buscado sobre todo la acción y el entretenimiento del lector, que no se aburra, que tenga ganas de seguir leyendo.

 

P.- ¿Cómo surgió la idea de escribir esta novela de intrigas y asesinatos a caballo entre el siglo XXI y el siglo XVII (entre la novela histórica y la novela negra)?

Surgió por casualidad. Quería escribir una novela moderna, pero todo mi entorno me pedía que siguiese haciendo novela histórica. Así que decidí mezclar la historia pasada y la época actual: a María de Médicis le busque una trama con Rubens, algo que me parecía muy acertado, y luego me plantee la localización de su correspondencia en la actualidad, añadiéndole la intriga del asesinato. El resultado es este libro.

 

Lorenzo de’ Medici. Foto © Tim Langlotz.

P.- Retrato preciso de una época de las más atractivas de la historia: la Francia del siglo XVII. Las intrigas de poder, ¿realmente era así? No difieren mucho de las que ocurren hoy en día.

Yo creo que eran mucho peor. En aquella época lo que importaba era el poder, que estaba en manos del rey y de la corte. Se daban muchos juegos de influencia que marcaban esa línea de poder. El pueblo no era tenido en cuenta. Si existían intrigas era por tanto, a nivel de la corte. La lucha podía ser verdaderamente feroz por cautivar la benevolencia y la amistad del rey. Familias completas podían ser apartadas cruelmente para conseguir esas influencias y llegar al poder cercano al rey.

Pero hoy día, la realidad no está muy lejos de aquella pues hay mucha más gente interesada en la política y con capacidad para poder llegar a esas esferas de poder. Todos buscan protagonismo entre una clase política con infinidad de cargos diferentes.

 

P.- A través de la intriga consigues acercar la Historia al lector.

Si tú como lector, compras un libro mío, debe quedarte claro que en ningún momento pretendo ser tu profesor de historia. Yo puedo escribir una novela histórica pero no se trata de un estudio en profundidad de esa época. Si a ti te interesa algo más de un personaje concreto, entiendo que debes ir a buscarlo en otros lugares. Mi objetivo principal como escritor es entretenerte, divertirte, pero no ser tu profesor, ni darte clases de historia.

 

P.- Imagino un duro trabajo de documentación. ¿Ha sido lo más difícil en la escritura de esta novela?

Ha sido más complicado esta vez porque yo quería encontrar cosas particulares de los personajes reales, algo sobre María de Médicis que todavía no se supiera, pero no daba con ello. Hasta que descubrí que era muy aficionada a las joyas, particularmente a los diamantes y las perlas. Me di cuenta de que ahí había algo que podía ser útil. Esa pasión es el embrión de toda la novela. De un personaje como ella se sabe todo, no hay nada que no esté documentado, de ahí que buscara una anécdota que me permitiese levantar la trama.

 

P.- ¿Dónde está (si te lo planteas) la línea que marca la separación entre realidad y ficción?

Siempre hay que ser muy riguroso con la historia. Lo que existe, está ahí y no se puede cambiar ni jugar con ello. No me gusta engañar a la gente, y menos al lector, y sobre todo cuando se habla de Historia. En ese sentido hay que ser verdaderamente riguroso.

 

Lorenzo de’ Medici. Foto tomada de su página web.

P.- Personajes poderosos, asesinatos, intrigas palaciegas, historia con mayúsculas, secretos, amor… ¿Tiene tu libro todos los ingredientes para ser un buen best-seller?

Cuando uno escribe un libro nunca sabe lo que luego va a pasar. En este caso me encuentro muy apoyado por mi editorial. Espasa considera que este es un libro bueno y decide apostar por él, pero los tiempos son muy difíciles, y la gente, antes de gastarse un euro, prefiere asegurarse antes qué es lo que va a comprar. Esta novela tenía varios pretendientes a la hora de editarlo, y finalmente me decanté por Espasa porque era la editorial que más apostó por mi libro.

 

P.- De Isabel de Medicis (El amante español) y Florencia, a María de Medicis y París. ¿Qué te atrapa a ti primero a la hora de escribir, la trama o los personajes?

Los personajes, sin dudarlo. En el caso de María de Médicis yo tenía ciertas dudas porque es muy conocida, ya se ha escrito mucho sobre ella. Prefiero, de hecho, trabajar con personajes históricos menos conocidos, pero en este caso era inevitable tenerla en cuenta de cara a esta novela. También me rondaban otros personajes interesantes como Ana María Luisa de Médicis o Lorenzino de Médicis, pero a ellos los dejaré si acaso para otros trabajos.

 

P.- ¿Trabajas con una estructura narrativa previamente trabajada o eres más de espontaneidad en la escritura?

Yo trabajo con un panel a manera de árbol genealógico en el que voy anotando las tramas, los personajes y sus relaciones. Es la mejor manera de que no se me pase nada y tenga siempre en cuenta lo que está pendiente de escribir, de no dejar ningún cabo suelto. Para mí, a la hora de narrar, lo primero es la trama a seguir y luego los muebles que tengo que ir añadiendo.

 

P.- ¿Buscamos hoy en día en la lectura más un entretenimiento que nos permita evadirnos de la realidad?

Yo creo que sí, de hecho, como te decía antes, mi objetivo principal con una novela es el más puro entretenimiento.

La gente busca algo que no sea deprimente y al mismo tiempo le permita adquirir cierta cultura. Pero que no sea muy complicado, unas pinceladas de cultura que te muestren pero que no supongan profundizar en extremo. Evasión, entretenimiento, conocimiento…

 

P.- ¿Crees que estamos asistiendo a un boom de la novela histórica?

Hay dos géneros que funcionan hoy en día: la novela histórica y la novela negra. Bien llevadas y bien contadas son las historias que hoy venden, lo que más busca la gente.

 

P.- ¿Tienes ya nuevos proyectos o ideas para tu siguiente libro?

Ya tengo en la cabeza una nueva historia utilizando al mismo personaje central de esta, Ann Carrington, incluso tengo la trama lista. Pero quiero ser prudente. Esperaré hasta final de año para ver como va el libro. Si va bien, será señal de que la gente está interesada en la historia y el personaje, pero si el libro no funciona, no tendrá sentido que busque continuar con esa trama y personaje. De ahí que prefiera esperar a ver resultados.

 

P.- Tu novela es muy cinematográfica. ¿Te lo habías planteado?

Sí, creo que mis novelas tienen un toque muy cinematográfico (pongo mucho empeño en los diálogos y los escenarios), pero ya no solo ésta, sino también las anteriores. Quizás El amante español resulte la menos cinematográfica.

 

P.- ¿Qué has estado leyendo últimamente?

Leo mucho, pero no cuando estoy escribiendo, para evitar en mi subconsciente la influencia de lo que esté leyendo, para evitar que afecte a mi escritura.

Últimamente he leído mucha novela negra sueca, entretenida y terrible a la vez.

 

Lorenzo, muchas gracias por tus palabras, y suerte con el libro.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *