Los Guildivernos, el blog de Jesús Alcalde

Categoría: + Blogs | y tagged con | | |

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jesús Alcalde, anda durante gran parte del día desperdiciando el tiempo desde que tiene memoria, a veces escribe estas cosas y va muriendo sin aspavientos, poco a poco de una soledad bestia mientras espera que llegue lo que fabula que ya ha llegado en sus escritos. Y ya no sabe qué esperar de esa espera.

 Su blog: http://losguildivernos.blogspot.com.es/

 

CONTIGO

Sueño:
tomar de la mano al otro
e Hiroshima
es la implosión de Plutón
que más tarde
-nada o centésima-
el cuerpo siente
como ajenas sacudidas
que inadvertidamente
deambulan
entre otros latidos comunes
          mecánicos
          obligatorios
          funcionales
          pragmáticos;
cada lágrima sobre un arpón
es un naufragio de los balleneros.

Sueño:
Ayer está por venir.
Hoy es siempre si se está despierto.

Súbitamente es importante que aquella rama rota acoja cotorras verde intenso.
Súbitamente es importante que los centros comerciales estén llenos por fuera.
Súbitamente es importante que los trenes que van lejos sean de cercanías.
Súbitamente es importante sangrar por los cortes.

Sueño:
Ojos abiertos.
Besos sin lengua mordiendo los labios como cachorros a un gato de trapo.

En el avión.
En el semáforo.
En el estanco.
En el pasillo.
En el bar.
En el parque.
En todas partes.
En ninguna parte.

Sueño:
Todo encaja como en un párvulo juego de geometrías.

Sueño:
Siempre. Tú. El día. Las palabras.

6:00 a.m.:
Sigo aquí. No te alejes. No te vayas.

6:00 a.m.:
Estoy dispuesto a ser absurdo.

6:00 a.m.:
Irreductiblemente sueño. Toma mi mano.

Siente el mayor de los pánicos. Tranquila. Yo también estoy temblando.
No te desnudes todavía. Dime algo sencillo y aterrador: que me quieres o que dudas.
Desperdiciemos. Que nos den muerte por todas partes.
Hagamos que valga la pena.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.