La novela de tu vida: Salvador Gutiérrez Solís

Por Salvador Gutiérrez Solís*

Cela, Delibes, Umbral, Kafka, Carver, Roth, Steinbeck y otros.

Umbral_CelaMe sentiría mucho más cómodo, y hasta puede que liberado, refiriéndome a “lecturas”, en un sentido más amplio. Y así poder evocar una colección de libros y autores que han sido fundamentales en la confección del sujeto lector, remontemos a la adolescencia, previo al sujeto escritor. El Cela de La familia de Pascual Duarte y Cristo Versus Arizona, el Delibes de Las Ratas, el Umbral de Mortal y Rosa, y no me podría olvidar del impacto de La metamorfosis, de los relatos de Carver, del impulso de Hemingway, de Roth, del primer Auster y tantos otros. Sería jugar con ventaja, y contar con más espacio o brazos que el resto de compañeros.  No hay un título que se me escape a bocajarro, siempre fueron y serán muchos, cuando me han formulado esta pregunta. No sé si aplicando aquello que aprendimos en el colegio del común denominador o por el recuerdo de una emoción que permanece cercana a pesar del tiempo transcurrido, a lo mejor hay algo de lotería, de escape, yo qué sé, me detengo y recupero a La perla de John Steinbeck.

Recuerdo calor, mes de agosto, esos interminables agostos cordobeses. Recuerdo un librito de pastas maltratadas. Recuerdo temporada obsesiva por los western y los libros de Tintín, curiosa mezcla. Y recuerdo una lectura ininterrumpida, entre silencios y sudores. Me atrapó desde la primera línea esa necesidad de contar, y realmente lo hacia, desde la simbología, pero “contaba”, pasaban muchas cosas.  Una novela intensa, que no necesita de una autopista de páginas y palabras, y más palabras, para recorrer un gran camino. La perla aborda eso que conocemos como destino, sobre la posibilidad o no de construirlo a nuestro antojo. Pero también es una obra sobre la codicia, la avaricia, la envidia y demás miserias humanas. Temas, me temo, todos ellos de una gran actualidad. Tanto, que recomendaría su lectura a más de uno con responsabilidad pública o empresarial. Una novela actual. Simple y profunda, es posible. Durante aquella tarde calina y pegajosa, compartí las desgracias, la presión, la huída, la desazón, de aquella humilde familia cuya única y gran desgracia residía en el descubrimiento de la descomunal perla por parte del padre. Podía ver las palabras de Steinbeck e intuía que aceleraba o que me emocionaba o agobiaba cuando había pretendido –el autor- que así sucediera. Me sentí en manos del escritor, había caído en sus redes, en sus trampas, en su realidad. A lo largo de los años he leído decenas de obras que me han impresionado más que La perla, que me han ofrecido mucho más, que han conseguido hechizarme, incluso abducirme. Sin embargo, puede que La perla se trate de la chispa que encendió la llamarada de la Literatura en mi interior, la que me abrió la fascinante puerta de la narración en su sentido más elemental: el de contar una historia.

 

Salvador Gutiérrez Solís es escritor. Su última novela publicada es El escalador congelado (Destino, 2013)

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.