Jungla de cristal 5: Un buen día para morir (2012) de John Moore

 

Por Alberto Quintanilla

 

la-jungla-5b

Jungla de cristal 5: Un buen día para morir (2012) de John Moore

 

Dice el refrán que segundas partes nunca fueron buenas. Imagínense las quintas. Ahora más en serio y alejándonos de tópicos, cuando Bruce Willis se enfundó hace 25 años en la piel de aquel tipo llamado John McClane para rodar Jungla de Cristal se transformó casi sin quererlo un personaje heroico. El éxito de la película propició una saga aceptable hasta la tercera entrega que decayó en la cuarta.

la-jungla-5

Jungla de cristal 5: Un buen día para morir (2012) de John Moore

Esta quinta entrega de Die Hard (título original que algún genio decidió traducir al castellano como Jungla de Cristal al transcurrir la primera aventura en un edificio) termina por desmontar el mito de McClane, que hace tiempo desapareció. Al menos el título es más lógico que otros: A good day to Die Hard (Un buen día para morir) y debería hacerse caso a sí misma y finalizar para siempre.

En esta ocasión, McClane se ve obligado a viajar a Moscú para encontrar a su hijo Jack, quien se ha metido en problemas luchando contra espías rusos, ya que pertenece a la CIA. Los McClane, ya es de sobra conocido, siempre están predestinados a estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Pero ni la química de John con su hijo Jack (Jai Courtney, actor que hizo de rival de Tom Cruise en Jack Reacher) ni los intentos de humor del guion (de Skip Woods y Jason Keller) sobre afrontar los problemas de esa relación paterno-filial mantienen el interés.

Incluso la mítica frase legendaria de cada entrega: “Yippy ka hey, hijo de puta” está metida con un calzador tan exagerado que produce languidez. La película ofrece, básicamente, una masificación y exceso de efectos especiales que recuerdan mucho a copias de James Bond, Jason Bourne o Misión Imposible (pero inferior a las citadas) y un Bruce Willis que se autoparodia sin remedio a sí mismo con frases como “yo solo estoy aquí de vacaciones”. Esto es lo que nos da Jungla de Cristal 5. Nada más y nada menos. Para pocos exigentes supongo que valdrá. Para los demás… entre los que me encuentro, solo verán una prescindible quinta parte de una saga que lamentablemente se ha estirado demasiado. Revisionen la primera película. Es más fresca aún habiéndose realizado en 1988 y comprenderán todo lo escrito anteriormente con más claridad.

 

Jungla de cristal 5: Un buen día para morir (2012) se estrenó en España el pasado 15 de febrero de 2013

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Jungla de cristal 5: Un buen día para morir (2012) de John Moore

  1. Está uno ya como para revisiones

    Marañón
    21 febrero 2013 at 0:59 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.