Mado Martínez a propósito de “La Santa”, Premio Ateneo Joven 2014

Categoría: +Actual,A fondo |

«A veces Esther oía llantos de niñas por la noche, escapándose a través de las cerraduras… Como ahora. El sollozo deambulaba en clave de la menor en una fuga de tristeza. Ella era la gobernanta del internado y eso la convertía en la guardiana de los desvelos acurrucados en las almohadas de las muchachas. Así iba recorriendo cada noche los pasillos, manojo de llaves al cinto, cuidando de que cada sueño estuviera en su lugar y cada monstruo en su armario».

La Santa

La Santa, de Mado Martínez.

Mado Martínez es doctora en Lengua y Literatura y aun siendo muy joven ya tiene publicadas las novelas El Misterio de Nicole Delacroix, La Maldición y La Guardiana, además de un libro de relatos titulado Secretos compartidos. Ganadora de varios premios literarios, dirige la revista científica de ámbito internacional Ispectrum Magazine y colabora en Año/Cero, Más Allá, Enigmas, Historia de la Iberia Vieja, Planeta Desconocido y Nexus Magazine. Con su última novela, La Santa (Algaida Editores) ha resultado ganadora del Premio Ateneo Joven de Novela 2014; la autora reivindica en este libro la larga tradición del terror victoriano, al que incorpora los miedos antropológicos más atávicos.

.

La Santa.  Mado Martínez.  Algaida Editores, 2014.  380 páginas.  20,00 €

Años ’50. En el prestigioso colegio Rosas del Cares –al que todo el mundo llama Manderley–, un internado de señoritas enclavado en las entrañas de los Picos de Europa (Asturias), las tormentas de nieve y el aislamiento frente al mundo exterior forman parte de la vida cotidiana de sus alumnas. Sin embargo, el colegio siempre ha guardado celosamente un secreto atroz, y esta vez, el invierno llega con una carta de presentación terrorífica: las jóvenes están comenzando a desaparecer, una a una. ¿Dónde están? ¿Las están secuestrando? ¿El oscuro secreto de Manderley se está convirtiendo en inequívoca amenaza? Los lugareños piensan que es cosa de La Santa, una versión local de La Santa Compaña que va coleccionando así a las acólitas que habrán de formar su cortejo de muerte. Pero, ¿es ese el misterio que se esconde tras las desapariciones de las muchachas o las garras del terror tienen nombre y apellido?

.

P.- ¿Cuáles son los ingredientes y el valor añadido que, a tu juicio, convirtieron esta novela en la ganadora del Ateneo Joven?

Una trama atractiva, unos personajes que enamoran y una historia que da mucho miedo y causa mucha inquietud, pero que no puedes dejar de leer.

P.- ¿Por qué La Santa Compaña?

Porque es una de las figuras más representativas y terroríficas del folclore español, y la cantidad de testimonios de personas que la han visto. Los antropólogos han dado cuenta del fenómeno en repetidas ocasiones. Yo misma he recogido testimonios a lo largo de mi carrera, a cual de todos más espeluznante. Muchísimos pasajes de la novela, relacionados con la visión de La Santa, están basados en casos verdaderos que me han relatado.

Mado Martínez

Mado Martínez.

P.- ¿Crees en la Santa Compaña?

Yo creo en la gente, y si un asturiano me cuenta que su abuela, su madre y el pueblo entero vieron a la Güestía, que es como llaman ellos a la Santa Compaña, y cómo cruzó por mitad de la aldea, ante la vista de todos los vecinos, pues yo creo en lo que ese asturiano me ha dicho. Creer requiere fe, o pruebas. A mí me falta mucha fe, porque soy muy escéptica, por eso todavía ando en busca de pruebas, aunque algunas veces, en mi acercamiento a la investigación de fenómenos paranormales, tengo que confesar que he sentido auténtico terror, de manera que si creo en algo, es en el miedo que ciertos sucesos insólitos y para los que todavía no tenemos una explicación racional, causan en las personas.

P.- En una novela de terror psicológico como esta ¿También se pasa miedo escribiéndola?

He pasado miedo, amor, tristeza, pasión, excitación, intriga… Yo no sabía cómo iba a acabar La Santa, esta historia era un misterio para mí también, desde las primeras páginas. Se fue escribiendo sola, disfruté muchísimo. No podía dejar de escribir, me tenía totalmente atrapada. Todavía cuando la releo, que ya le he releído unas cuantas veces, disfruto cada frase, cada diálogo y cada situación. Imagínese al que la lea por primera vez: ¡La va a devorar!

P.- Esta es tu cuarta novela de terror. ¿Cuál de todas ha supuesto para ti un mayor reto o aventura?

La Santa, ¡sin duda! Con los años me doy cuenta la forma en la que voy creciendo y madurando como escritora de ficción, y esta novela viene a ser un culmen. Y creo que también ha supuesto un reto importante y ha sido una gran aventura, porque a nivel personal, la creación y publicación de esta novela ha pasado por muchas vicisitudes, siendo el Premio la mayor de todas. El Ateneo Joven me ha cambiado la vida.

P.- ¿Con qué sensación crees que se van a quedar los lectores tras la lectura?

Con la que ellos quieran, ahí radica la magia de la literatura, que cada uno la incorpora a su experiencia de una forma única, íntima y personal, pero sobretodo, se van a quedar con la sensación de que van a querer más. A los que no les gusten las novelas del género de terror, les van a empezar a gustar con La Santa, y a los que les gusten, les va a encantar.

P.- ¿Cuál es el personaje que más te ha gustado dibujar?

Prácticamente todos. Cada uno, a su manera, incluso los más malvados, me seducen, y mira que en este libro hay algún que otro personaje muy malvado, pero aún así…

P.- En las escenas de tus libros se trasluce el dominio que tienes tanto del arte de amar como del arte de matar…

Y con las dos disfruto a partes iguales. Tengo un sentido muy estético del amor y las fantasías sexuales, y un sentido muy estético de la muerte, los asesinatos y las formas de morir, por eso los lectores disfrutan y se aterran a partes iguales. Ya se sabe, que el Eros y el Tanatos, van juntos de la mano.

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.