“Reyes de Alejandría”, o la poética crónica de juventud de José Carlos Llop

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

«Este libro trata de un viaje en el tiempo. Un tiempo que fue todos los tiempos para desaparecer después en el tiempo. Este libro trata, pues, de nosotros y ha de contar quiénes éramos. O mejor: quiénes dejamos de ser para desaparecer en el tiempo que fuimos y ahora buscamos entre nuestros objetos».

reyes

Reyes de Alejandría, de José Carlos Llop.

Actualidad editorial:

El escritor mallorquín José Carlos Llop regresa al panorama narrativo con Reyes de Alejandría (Alfaguara), la historia de una generación, aquella que rondaba los 20 a principios de los años 70, la época en la que en España los uniformes militares y las sotanas empezaban a convivir con los chalecos de flores, el pelo largo y las sandalias de cuero. Esa nueva generación en marcha no quiere oír hablar de lo que sea que hicieron sus padres, y prefiere devorar versos de Ezra Pound y rendirse a la promesa de libertad y romántico presente que imponen las canciones que llegan de fuera.

«Cuando pienso en aquel tiempo, tengo la impresión de ser el radiotelegrafista de un carguero perdido en el océano, hablando frente al aparato de radio. Hablar a un vacío que nunca responde y nunca, lo sabes, ha de responder. Pero hay veces que sí: voces de onda larga que procedieran del espacio, de la estación Mir, por ejemplo, vacía y abandonada».

En la España de principios de los setenta, el franquismo agoniza y los jóvenes tratan de importar los ideales del universo hippie. En un mundo que todavía es sobre todo gris, la música la literatura, el amor libre y el hash proporcionarán a toda esa nueva generación el pasaporte a la soñada libertad que, con el paso del tiempo, se quedó en eso, un sueño. En un hotel de París, entre el teatro del Odeón y el bulevar Saint-Germain, un hombre recuerda su años de juventud, en un hipnótico relato que nos habla de una época que fue y de la que apenas queda rastro. ¿Sus escenarios?: Palma (la ciudad mediterránea) y Barcelona (la ciudad mestiza, que todo lo fue) a mediados de los años setenta, cuando el viejo orden se estaba desmoronando y el nuevo no existía aún.

Una novela que se lee como una crónica de juventud que no fue como ninguna otra, y que se mueve entre dos ciudades que se propusieron ser libres y casi lo consiguieron: Palma y Barcelona. En ese hueco sin historia y a la vez profundamente enraizado en la del siglo XX (herencia de todas las guerras y las ideas) se contempla, como en un diorama, la educación sentimental del narrador y un tiempo irrepetible, convertido en galería de sombras que deambulan como en la atmósfera de un sueño. Música, literatura, hippismo, algaradas callejeras, el desorden de la juventud, el esplendor del erotismo y el amor, son el tapiz donde el protagonista rescata aquel tiempo en búsqueda de su lugar en él.

«Tengo ante mí un caparazón de tortuga de tierra, una lámpara fenicia de aceite y una figurilla india de hierro que parece una deidad antigua de Asia Menor. Hay otros objetos sobre la mesa: el fragmento de un fósil, el colmillo de una foca, una piedra de Petra, otra —tallada— del Congo, una cuenta de vidrio de Java y un collar que podría pertenecer al ajuar de la reina Hatsepsut. La mayor parte de esos objetos tienen más valor por lo que representan que por lo que son. En eso se parecen a los recuerdos. Hace muchos años que me acompañan».

Al fondo, como si fuera otra música, la relación con la ciudad y su mirada literaria, asunto en el que su autor, José Carlos Llop, ha sido comparado por la crítica francesa con Durrell y Pamuk. En Reyes de Alejandría, Llop crea una novela atravesada por las voces de la memoria y recupera una vida que nadie –ni siquiera los que la protagonizaron y sobrevivieron– sabe ya si existió alguna vez… “Donde hay poesía no hay dinero y donde hay dinero no hay poesía, y el dinero, pero sobre todo el tiempo que convirtió la juventud en madurez, puso fin a un mundo en el que aún todo era posible, un mundo en el que aquellos efímeros reyes de Alejandría habíamos sido nosotros”.

José Carlos Llop (Palma de Mallorca, 1956) es poeta y escritor. Sus últimos libros de poesía son La avenida de la luz, Cuando acaba septiembre y La vida distinta. Ha publicado diarios, narrativa y ensayo literario. Entre sus novelas destacan El informe Stein (1995, Prix Écuréil de Littérature Étrangère 2008), La cámara de ámbar (1996), Háblame del tercer hombre (2001), El mensajero de Argel (2005), Paris: suite 1940 (2007), En la ciudad sumergida (2010, Mention Spéciale du Jury Prix Mediterranée Étranger 2013) y Solsticio (2013). José Carlos Llop es Premio de Las Letras del periódico El Mundo y Premi Ramon Llull del Govern Balear 2011 por el conjunto de su obra.

.

Reyes de Alejandría.  José Carlos Llop.  Editorial Alfaguara, 2016.  184 páginas.  17,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *