A sus 88 años falleció Erasmo Palma Fernández, Don Erasmo, músico reconocido promotor de la cultura rarámuri, Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría en el área de Artes y Tradiciones Populares en el año 2002.

Ciudad de México, 23 de octubre (SinEmbargo).- A sus 88 años falleció Erasmo Palma Fernández, Don Erasmo, músico reconocido promotor de la cultura rarámuri, Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría en el área de Artes y Tradiciones Populares en el año 2002.

María Teresa Guerrero Olivares, Presidenta de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas en Chihuahua, informó sobre el fallecimiento del profesor y compositor que dejó como legado más de 600 canciones.

“Lamentamos profundamente la pérdida de tan prestigiado promotor de las costumbres y tradiciones de los pueblos originarios de la Sierra Tarahumara del Estado de Chihuahua, extendiendo sus condolencia a toda la familia y a quienes lo conocieron como siempre fue, un hombre de principios, de ideas basadas en el cariño a su origen indígena y sobre todo, por el amor al prójimo” señala el comunicado de prensa emitido por la dependencia estatal.

“Si no hay locos en el mundo no habría alegrías”, dice entre risas Don Erasmo en el documental “El ladrón e Violes” realizado en 2009, con el financiamiento del Programa para el Desarrollo Integral de las Culturas de los Pueblos y Comunidades Indígenas y producido por Ángel Estrada. El “Ladrón de Violines”, narra la vida y trayectoria de Erasmo Palma Fernández y fue presentado en diversos festivales, entre ellos el Festival Internacional de Cine de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 Llamado como “el poeta de la tarahumara”, “embajador interétnico”, Erasmo Palma, nació en 1928 en Basigochi, municipio de Guachochi, Chihuahua. Fue autor de uno de los primeros audiolibros tarahumaras. Su amor por difundir la cultura, (música, pintura, la escritura) de su pueblo a nivel nacional e internacional le valió ganar en 2002 el Premio Nacional de Ciencias y Arte en el área de Artes y Tradiciones Populares en el año 2002, máximo reconocimiento otorgado a un artista por el Gobierno de México.

“Desde pequeño, gustó de la música y las canciones tradicionales, por lo que aprendió a tocar el violín, la guitarra, y algunos instrumentos de viento. A partir de 1948, comenzó a escribir canciones en tarahumara y cuentos para la Iglesia Católica. En 1975 fundó el coro del Internado de Niñas Indígenas de Norogachi,” informa la Secretaría de Educación y Cultura.

“La pérdida irreparable de Don Erasmo Palma Fernández, será sin duda alguna, una de las más sentidas en las últimas décadas […] fue un gran amigo y aliado de muchas batallas en favor de los hermanos rarámuris, en especial en la defensa y promoción de la cultura indígena”, señala el comentario Guerrero Olivares.

La música se transmite localmente por la estación radiofónica del Instituto Nacional Indigenista (INI). Se ha presentado varias veces como ejecutante del violín y con el coro, en las ciudades de Torreón, los Mochis y el Distrito Federal.
Asimismo, ha colaborado como informante y traductor de obras básicas para el estudio de la cultura y lengua tarahumaras.

En 1997 publicó el libro Donde cantan los pájaros chuyacos, en el cual relata parte de la cosmovisión de los tarahumaras. Entre los reconocimientos que ha recibido en su carrera destaca el homenaje que se realizó en el Teatro de Cámara “Fernando Saavedra” del Complejo Cultural Chihuahua, por parte del Instituto Chihuahuense de la Cultura, la Unidad Regional Chihuahua de Culturas Populares, la Coordinadora Estatal de la Tarahumara, XETAR radio Guachochi-IMER y la comunidad de Norogachi.