El corazón de Chopin

Categoría: Curiosidades,Más cultura,top2 | y tagged con | |

Por Silvia Pato (@SilviaP3)

La biografía del compositor y pianista polaco Frédéric Chopin (1810-1849) está llena de curiosidades desde su infancia.

George Sand

Portrait of George Sand by Eugène Delacroix

Se desconoce la fecha de su nacimiento. Y con siete años compuso sus dos primeras obras: la Polonesa en sol menor para piano y la  Polonesa en si bemol mayor. Un año después, componía y tocaba con absoluta soltura. Su primer concierto lo dio el 24 de febrero de 1818 y en su ciudad lo conocían como «el pequeño Chopin».

Frèdèric Chopin

Portrait of Frédéric Chopin by Eugène Delacroix

Dedicando su juventud al estudio, Chopin se graduó cum laude en el Liceo de Varsovia el 27 de julio de 1826. Desde entonces, su fama se dispararía, convirtiéndose en uno de los grandes compositores e instrumentistas que han pasado a la historia.

Desde 1831 residió en París, y cinco años después, en una reunión de amigos a la que acudió invitado por Franz Liszt y Marie d’Agoult, conoció a quien sería el amor de su vida: George Sand. La relación duró ocho años y quedó inmortalizada en el retrato que les hizo Eugène Delacroix.

Cuando Chopin visitó al pintor para ver cómo avanzaba el trabajo, quedó tan defraudado al no verse reflejado en él, que Delacroix decidió abandonar la obra. Así quedó aparcada en un rincón del taller. Pero cuando el pintor murió, un desconocido partió el cuadro y vendió las dos mitades por separado. El retrato de la escritora se encuentra en la actualidad en Dinamarca, mientras que el del músico se expone en el Museo del Louvre.

Chopin and George Sand

Chopin and George Sand – sketch to the painting Chopin and Sand, by Eugène Delacroix

Chopin falleció a las dos de la madrugada del 17 de octubre de 1849. Tenía 39 años. Su funeral se celebró en la iglesia de Santa Magdalena de París veintitrés días después. Cumpliendo sus ultimas voluntades, en él se interpretaron sus Preludios en mi menor y en si menor, seguidos del Réquiem de Mozart. Más tarde, durante el entierro en el Cementerio de Père-Lachaise, se tocó la Marche funèbre de su Sonata Op. 35. Además de ello, el compositor había pedido que, antes de enterrarle, le extrajeran el corazón y lo llevaran a Polonia, lugar donde reposa.

No obstante, no está nada claro que el corazón que se conserva sea el de Chopin. Dice la leyenda que un soldado alemán lo cogió del pilar de la iglesia de Santa Cruz de Varsovia durante la guerra, y que pasó de mano en mano hasta que volvió a tenerlo el cardenal polaco. Por todo ello, es probable que el corazón que se depositó allí de nuevo en octubre de 1945 no sea el del artista.

En abril del 2014, el frasco que contenía ese corazón preservado en alcohol desde hacia más de 160 años fue extraído del lugar que ocupa en la iglesia para ser examinado por genetistas y forenses. Querían confirmar si la causa de la muerte de Chopin fue la tuberculosis.

La conclusión a la que llegaron los especialistas fue que, efectivamente, la muerte se había producido por tal enfermedad. Sin embargo, los resultados no son del todo fiables, si tenemos en cuenta que nadie abrió el frasco ni se tomó una sola muestra de tejido. Todo el mundo se opuso. Aquello sería profanar una reliquia, ya no hablemos de hacer una prueba de ADN para comprobar si efectivamente se trataba de Chopin. El recipiente volvió a ocupar su sitio con la recomendacion de que no volviera a ser tocado hasta el año 2064. Allí sigue.

FUENTES: Edu Planeta Musical, BBC,

MÁS INFORMACIÓN: Neupic

 

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a El corazón de Chopin

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *